Estudiantes por cierre de U. del Mar: «Es ilógico que no se cambie el modelo que nos dejó así»

1

 

 

Luego que el Consejo Nacional de Educación decidiera acoger la solicitud del Ministerio de Educación de revocar la personalidad jurídica del plantel y proceder a al cierre de la Universidad del Mar, 18 mil alumnos y 4.000 funcionarios de la Universidad del Mar se encuentran en la más completa incertidumbre .

 

Ante esto, los presidentes de las federaciones de estudiantes de la Universidad de Chile, Pontificia Universidad Católica y del Mar, instaron al Gobierno a que entregue respuestas reales. Raúl Soto, vocero de la Asamblea de Federaciones de Estudiantes de la Universidad del Mar expresó:

 

“El precedente que se ha sentado no es el resguardo a los estudiantes, sino que se está tratando de puntualizar un conflicto, agudizando el modelo educacional que ha generado la crisis”.

 

En tanto, Andrés Fielbaum, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), llamó al Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH), a que velen por la reincorporación total de los afectados y presionen al Estado para que con una mayor entrega de recursos y aumento de matrícula para lograrlo.

 

“Que el Estado se haga cargo significa un cambio completo en la concepción de cómo maneja su educación. Por eso una solución seria podría ser que se desarrolle un plan en conjunto con las universidades públicas y ahí los rectores deben pronunciarse y entender que sus universidades no se deben sólo a sus comunidades sino que al país entero. Entendemos que no es llegar y meter 18 mil estudiantes, pero la única solución a largo plazo es que la educación pública los absorba y eso implica un trabajo serio”

 

 

COMO SIEMPRE EN EL CAPITALISMO.

 EL ESTADO TIENE QUE ASUMIR LOS CAGAZOS QUE SE MANDAN LOS PRIVADOS.

 

SUPER «EXITOSO» EL SISTEMA QUE TANTO DEFIENDEN.

 

 

 

Compartir.

1 comentario

  1. Fácil, debería aplicarse la ley 20.393, se castigaría fuertemente a la institución universitaria y no sería retirada su personalidad jurídica, ya que el contra beneficio de ello es mayor a los beneficios. pero como siempre, en Chile no se busca el bienestar de la gente, si no que el populismo de decisiones mal hechas.

Dejan tu comentario