Sociólogo destrozó a la Concertación: “Tienen que reconocer que engañaron al pueblo, compraron el modelo de la dictadura”

16

COBARDES VENDIDOS CONCERTACION

 

 

Luis Felipe Portales, Sociólogo y ex militante de la DC, (partido al que renunció ya que en su opinión, había perdido los valores de la justicia social), en entrevista para Radio Universidad de Chile, realizó un crudo análisis sobre rol que jugó la Concertación desde el retorno a la democracia, no haciendo grandes reformas al modelo impuesto por la dictadura de Pinochet, y que hoy, a través del programa del pacto Nueva Mayoría, tampoco ofrece una postura que represente una visión de centroizquierda.

 

 “Si uno analiza el estado en que recibe el país, y como lo entrega a la administración de Sebastián Piñera en 2010, en términos estructurales, más allá de la pobreza y un conjunto de obras, llama la atención que no hay cambios, sino una consolidación del plan laboral, de las AFP y las isapres, el sistema tributario y la educación, además de las privatizaciones, y se agudiza en la concentración del poder económico y la inequidad en la distribución del ingreso. Desde el punto de vista democrático, es lamentable el liderazgo de la Concertación”.

 

“Hay una operación clave en el año 1989, en el acuerdo de reformas constitucionales, 54 reformas en las que uno de los puntos significaba regalar la mayoría parlamentaria simple a la derecha. Esa Constitución, pensando en la ratificación de Pinochet, le brindaba artificialmente al futuro Presidente la mayoría en una cámara y el tercio en otra. Al perder Pinochet, ese prospecto era favorable a la Concertación, con 13 senadores y un tercio del Senado. Al regalar ello, cede una mayoría clave para reformar muchos aspectos, de carácter tributario y de otros temas, que se entrega de forma solapada, y todavía la mayoría de la población no se ha enterado de esto, lo que fue clave para la correlación de fuerzas de la transición”.

 

 

¿En qué se sustenta el papel de la Concertación sin cambiar la Constitución de 1980?

 

“Hay dos cosas, un problema objetivo de cambiar la Constitución, para lo que no había fuerzas parlamentarias. Otro aspecto es asumir la Constitución del ’80 como un ejercicio democrático. Aylwin declara que terminó la transición y que rige la democracia, pero con eso contradice lo que se planteó desde la oposición a Pinochet, entonces desde el ’91 quedamos con un concepto de ‘democracia imperfecta’. Hay cambios, pero se saca la firma de Pinochet y el presidente Ricardo Lagos firma la Constitución del ’80 con el apoyo de la Concertación”.

 

“Uno de los aspectos lamentables del liderazgo de la Concertación fue el tema de Derechos Humanos. La Concertación se conformó con el Informe Rettig, y se quedó ahí, aprobó una ley de reparaciones para los detenidos desaparecidos, y quiso contentarse con eso. Hay varios intentos específicos de los cuatro gobiernos que estuvieron orientados a avalar la Ley de Amnistía o disminuir las penas, o crear cárceles especiales. El proceso comienza a hacerse significativo con el arresto de Pinochet en Londres, lo que generó un impacto importante en el Poder Judicial, pese a penas simbólicas, con un número menor de condenados, pero la porción de los peores criminales fue condenada, pese a las cárceles de lujo”.

 

La Concertación se compró todo el modelo de la dictadura, que hizo crisis por el lado de la educación. El movimiento estudiantil puso un punto de inflexión, un cuestionamiento al modelo de Pinochet, de hecho se destaca en las consignas, entendiendo que esto había sido consolidado en veinte años de Concertación. El tema AFP es complejo a medida que la gente jubila, y el tema de salud que es importante y genera un sentimiento creciente de insatisfacción, porque genera un nivel de atención mayor, sometido a la arbitrariedad de las isapres, algo más complejo para mantener el liderazgo político”.

 

 

¿Cuál es su evaluación del discurso político de Nueva Mayoría en estas elecciones?

 

“Este pacto no plantea un cuestionamiento central al modelo, sino una actualización de consignas aparentemente de centro izquierda para ponerse a tono con el movimiento estudiantil, discutiendo el pago de la educación y una reforma tributaria, que es una demanda común. Pero no hay anuncios a cambiar las AFP, revisar el tema de salud privada, se ha excluido la única posibilidad de hacer una Constitución a través de una Asamblea Constituyente, porque hay una institucionalidad impuesta desde la dictadura, donde la Constitución puede ser cambiada sólo con la aprobación de la derecha minoritaria que la impuso. Entonces la Concertación plantea un cambio cosmético, la derecha mantiene un poder de veto, y el método de la Asamblea Constituyente es la única herramienta para establecer una carta realmente democrática”.

 

 

En esa dirección, ¿qué “deuda” enfrenta la Concertación en caso de asumir un nuevo gobierno?

 

La Concertación tendría que reconocer que los veinte años de gobierno fueron un engaño para la población, lo que sería muy difícil. Este pacto se ufanaba de la transición más exitosa, orgullosos del proyecto país y con su firma en la Constitución. Ante ese liderazgo, es difícil reconocer el engaño, lo que plantea ahora será urgente en función de responder a los movimientos sociales, tratando de instalarlo entre sus ideales, pese a que en su momento no lo hizo cuando tuvo mayoría absoluta en el Congreso. Bachelet pudo hacer cambios, pero no quiso”.

 

Si queremos establecer una democracia real, no se permite con las bases institucionales implementadas en la dictadura. No tiene consistencia, la Constitución del ’80 no permite plebiscitos que pongan en juego la Constitución autoritaria que se impuso a través de un plebiscito fraudulento. Pero quedarse en ese motivo es algo menor, si hay una real voluntad política. Estamos ante un sofisma, salvo el acomodo ante una situación que impide una reacción social”.

 

“Cambiarlo no será fácil, hay factores complejos, los medios de comunicación fueron liquidados y se destruyó la prensa opositora, a través de la discriminación del avisaje estatal, del bloqueo de los fondos holandeses, y desaparecieron medios no por la ley de mercado, sino por acciones concretas de estos gobiernos, en el contexto del gran viraje. Los periodistas serían opositores a esta práctica, entonces se generan las condiciones para que no haya una crítica. Es difícil generar un cambio político y social con todos los medios de comunicación en contra”.

 

 

CLARO COMO EL AGUA, NO PODEMOS DECIR QUE VIVIMOS EN DEMOCRACIA HASTA ELIMINAR POR COMPLETA LA CONSTITUCIÓN DE PINOCHET

 

NO BASTA MODIFICARLA, HAY QUE HACERLA DE NUEVO

 

 

 

Compartir.

16 comentarios

  1. Hay que castigar a todos sin excepción esa manga de políticos quienes son un cáncer al país que sólo ve beneficios en sus bolsillos. Ellos mienten a todos y la gente atolondrada les cree, esos tipos son capaces de cualquier cosa por el dinero, este país debe independizarse de verdad y crear una verdadera contitucion que ningún imbécil le ponga un dedo encima

  2. La Concertación es el complemento de la dictadura, se ha dedicado solo a administrar los negocios de la Oligarquía. A adormecer las mentes de las mayorías para transformarlas en rebaño de los explotadores, y a confundir las conciencias, desmovilizarlas y cerrar así el paso a la organización y a la acción necesaria para construir una alternativa social al capitalismo y a su expresión Neoliberal, por lo tanto, a todo aquellos que estamos de pie contra el pensamiento único.
    Continuar con la Concertación equivale a comprometer nuestro futuro, el futuro de Chile y el de las generaciones venideras. Es aceptar las cadenas que rompieron nuestros antepasados. La Concertación no representa a Chile ni al pueblo chileno.
    Tenemos que construir una sociedad de igualdad de condiciones para todos… No más Saqueadores, Vende Patria…Otro Mundo es posible.
    Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres…

  3. No hace falta ser sociólogo, para darse cuenta, de que esta manganada, de políticos,sinverguenzas,corruptos, ladrones y lomuchos etc, y etc, sólo buscan su propio beneficio y bienestar. Chile podría funcionar sin esta manganada de sinverguenzas…..

  4. Felidor Gutierrez on

    Son nuestros representantes como el cancer, ven la forma de aferrarse, si existe, si no existe la forma ellos la inventan, ademas crean la explicacion para que el pueblo este tranquilo… o por lo menos callado.

  5. Lo que hizo Pinochet no tiene nada de malo señores, dense con una piedra en el pecho de no tener la calidad de vida que tienen los cubanos, que tenemos un país inmensamente desarrollado en muchas áreas, dejemos de mirar en el pasado y si queremos tener un país más justo y equitativo pensemos un poco y no le regalemos a la Michelle el sillón Presidencial, una vez más que alguien inteligente esté al poder de nuestro país.

      • tiene que ver po wn si el wn de allende dejo entrar a fidel a chile vestido de milico y con un fusil en la mano para que?? ademas si no hubiera sido por pinochet seriamos mas pobress k cuba y que todos los paises donde los comunistas hacen mierda sus democracias y países

  6. PATRICIO AYLWIN AZOCAR = VIEJO CULIAO CONCHESUMADRE on

    EL PEOR DE TODOS FUE EL VIEJO CULIAO CONCHESUMADRE DE NOMBRE PATRICIO AYLWIN AZOCAR

  7. PATRICIO AYLWIN AZOCAR = VIEJO CULIAO CONCHESUMADRE on

    EL PEOR DE ESTOS FUE EL VIEJO CULIAO CONCHESUMADRE DE NOMBRE PATRICIO AYLWIN AZOCAR…QUE SE MUERA LUEGO EL VIEJO QLEAO

  8. Han pasado 23 o más años y ahora vienen a darse cuenta que la concertación no hizo cambios profundos. Como se rieron, como satanizaron a fines de los 80, a los que denunciaban que la Concertación era una obra para no tocar los intereses de las nuevas oligarquías, era una instancia política nacida para parar una oposición más radical a la dictadura. La Concertación fue aprobada por el Departamento de Estado yanqui, el mismo que puso a Pinochet.
    No hay que rasgar vestiduras ahora. No le pidan a la Concertación lo que nunca iba a dar.
    Ahora hay otras condiciones objetivas, otras correlaciónes de fuerza y en la Nueva Mayoría participan los comunistas, expresamente dejados afuera a fines del 80.
    De nuevo se ve que se le pide Revolución a un pueblo chileno que ni vota, que sólo se informa por una TV de mierda, no lee porque no entiende.
    Vendrán esta vez cambios. Pero sería weón si esperara el paraíso a la vuelta de la esquina.
    Me impresiona ver a algunos que en los últimos 50 años, cuando había que hacer política de grandes conglomerados y entendimientos, querían relucir sólo “fierros”, y cuando realmente había que sacarlos, se dedicaron a conversar y entenderse para preservar privilegios. La rueda de la historia da nuevamente vueltas….

Dejan tu comentario