Las precarias condiciones del Derecho a Huelga en Chile: Los Empresarios hacen lo que quieren

2

Lagos,_Aylwin,_Bachelet,_Frei_y_Piñera_(14194303705)

 

 

Mientras el Gobierno sigue pensando más en los empresarios que en los trabajadores, y candidatos presidenciales «de centro izquierda» se oponen directamente a poner fin al reemplazo de trabajadores en huelga, un artículo de El Mostrador reveló el más completo abandono en el que se encuentran los trabajadores a la hora de exigir sus derechos, más aún cuando se van a huelga. Parte del artículo señala:

 

La investigación de los académicos César Toledo y Karla Varas es lapidaria: la legislación, el Estado, la Justicia, los medios de comunicación e incluso la Dirección del Trabajo, han mantenido y hasta agudizado la falta de eficacia y el sentido del derecho a la huelga, lo que ha redundado en un contrapoder inefectivo e inútil para conseguir una mejora efectiva de las condiciones laborales de los trabajadores.

 

A 24 años del retorno a la democracia, los sucesivos gobiernos de la Concertación y la actual Nueva Mayoría, han mantenido el sistema de relaciones colectivas del trabajo diseñado por la dictadura bajo el conocido “Plan Laboral”. Esto porque, en la práctica, las reformas desplegadas “solo han sido simples retoques o ajustes al modelo imperante, dejando intactas sus bases esenciales”.

 

Según explica el informe, la actual Constitución mantiene el texto aprobado en dictadura, en que la huelga se aborda únicamente desde una óptica negativa. No se aborda como un derecho de los trabajadores. Esta regulación es heredera de la contenida en el Plan Laboral –impulsado porJosé Piñera– normativa que pretendió regular la huelga de acuerdo al libre mercado y que cimentó que hoy el derecho a huelga exista en medio de una “excesiva regulación y procedimentalización”.

 

 

derecho huelga

En Bélgica 96% de los trabajadores negocia colectivamente y sin reemplazo en Huelga. En Chile, apenas el 8% y más encima con reemplazo de trabajadores

 

 

 

Una restricción importante del modelo normativo chileno es el reemplazo de trabajadores en huelga. Porque, si bien el Código del Trabajo establece que la regla general es la prohibición del reemplazo de los trabajadores en huelga, la situación de excepción que contempla la misma norma legal es de tal amplitud, que hace posible que el reemplazo sea una práctica habitual.

 

Para Varas y Toledo, “la sola posibilidad de reemplazar a los trabajadores huelguistas merma la eficacia y sentido del derecho a huelga, ya que con ello no se cumple con la finalidad de paralizar el proceso de producción de la empresa e interrumpir su normalidad y, por ende, no se genera ningún daño al patrimonio del empleador a fin de presionarlo para acceder a las reivindicaciones de los trabajadores. Ello forma parte de las originalidades del sistema chileno”.

 

 El rol del Estado ha sido clave en las falencias de la huelga laboral en Chile. Esto, porque desde el retorno a la democracia, el Estado “ha desplegado y mantenido una conducta negligente en materia de protección y promoción de la libertad sindical”. Lo que se manifiesta, entre otros puntos, en la inexistencia de reformas legales que reemplacen el modelo de relaciones colectivas impuesto por la dictadura por medio del Plan Laboral.

 

 En el caso de los medios de comunicación social, la investigación de la UDP constata que al momento de informar sobre conflictos laborales, “solo consideran los aspectos negativos”, como perjuicios que se reportan para el sistema económico, actos de violencia, manifestaciones, etc. “Poco o nada se dice respecto del contenido de las reivindicaciones levantadas por los trabajadores, de sus denuncias o reclamos, entre otros puntos”.

 

 

 

CHILE, Y SU MENTIRA DE DEMOCRACIA

 

 

 

ACÁ PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO

 

 

 

 

Compartir.

2 comentarios

  1. Ahora la NM tiene el parlamento y el senado. Si no cambian la ley laboral para favorecer más a los trabajadores, sería la prueba definitiva, actual y tangible de a quiénes representan.

Dejan tu comentario