La Teletón ha logrado invisibilizar y perpetuar los problemas que como país debemos corregir

4

teleton don francisco

 

 

Luego de las críticas de la ONU y de los mismas personas en situación de discapacidad del país, una columna publicada en el Quinto Poder, vuelve a exponer que lejos de ayudar, la Teletón perjudica a las personas con discapacidad, aportando además nuevos antecedentes sobre ese fraude: Cómo que el 94% de las personas con dicapacidad no tienen ayuda en Chile y que en las últimas dos Teletones, las empresas apenas colaboraron con un 17%. Parte de la columna señala:

 

Las críticas de la ONU apuntan en la dirección correcta, pues la Teletón explota la caridad hacia las personas discapacitadas y no las presenta como sujetos merecedores de derechos, en especial a una salud digna. Si bien efectivamente entrega en sus centros una atención de calidad y lograr altos estándares de rehabilitación, es la forma en la que se presentan los casos y no el objetivo finalmente alcanzado lo que se objeta.

 

Un claro ejemplo de esto es que en los más de 35 años de esta iniciativa, no hay un cambio cultural en Chile respecto a la inclusión, el respeto y la comprensión hacia la realidad de la población discapacitada. Es más, se extraña en el mismo programa el lenguaje de señas o iniciativas para aumentar la empleabilidad de las personas con discapacidad, de las cuales, según el Primer Estudio de la Discapacidad en Chile (2004), un 71% ni siquiera trabaja.

 

Los centros de la Teletón entregan un gran aporte a muchos que lo necesitan; sin embargo, el alcance de sus labores es bastante acotado. Según el mismo estudio citado anteriormente, el 94% de las personas con discapacidad que viven en Chile no tiene acceso a rehabilitación. La Teletón y su poder mediático da una falsa sensación de que ser discapacitado en Chile no implica el desamparo donde las cifras oficiales así lo indican.

 

Por su parte, las empresas cumplen un rol fundamental cada año que se realiza una nueva Teletón. Aumentan significativamente su propaganda de apoyo y sentido solidario con la cruzada, pero en las dos últimas teletones no aportaron más allá del 17% del total recaudado. Considerando el aumento en ventas que logran sus productos, con los famosos “desafíos” que llevan a la ciudadanía a comprar más para que la empresa haga una donación importante por su participación (estrategias usadas hace sólo 5 Teletones). El contar con relevantes figuras a muy bajo costo para su propaganda y la exposición que esto significa, podemos concluir que los aportes son bastante exiguos, por decir lo menos.

 

Mención aparte merecen las Isapres, las cuales sólo con las utilidades logradas en 2013 podrían financiar 1,5 veces la meta de la Teletón 2014. Además, debemos considerar que por sus condiciones de coberturas y preexistencias, empujan a que Fonasa atienda a las personas con discapacidad, siendo que Fonasa puede gastar sólo una quinta parte por usuario que lo que las Isapres asumen (y aún así lograr millonarias ganancias).

 

La Teletón ha logrado invisibilizar y perpetuar los problemas reales que como país debemos corregir. Una salud como derecho garantizado, donde nadie, discapacitado o no, quede a merced de la caridad en Teletones, bingos o rifas, para poder salir adelante y tener una vida digna. Esto se puede lograr mediante un sistema de salud que sea realmente solidario, no una vez al año cuando no hay elecciones, sino que día a día cuando en verdad se necesita.

 

Debemos entender que donar una vez cada año sin elecciones no es solidaridad. Llorar frente al televisor con un relato de vida no es integración, y comprar productos con el logo de la Teletón ayuda a mantener a una mayoría en la vereda del olvido sin una salud digna.

 

 

 

 

 

 

Compartir.

4 comentarios

  1. ¿Cuál es la sorpresa?

    Como bien dice el primer recuadro, la Teletón no es más que un negocio que utiliza a los discapacitados: una simple y directa falacia ad-misericordiam aplicada a los tontos ingenuos

  2. sabes yo se de gente k ha hablado peste de la teleton y kmo la vida tiene mxas vueltas esas mis
    as personas k hablaron se han beneficiado después de ella

  3. es más yo trabajaba kn una persona k un dia se enfermo su papá y tenia una enfermedad y le pgte x el plan auge y me dijo pestes del plan auge y resulta k después el auge cubrió la enfermedad del papá y listo no hablo más peste del auge y después decia l el auge era bueno. La moraleja hablas mientras no te toke y sí te toka no hablas mal

  4. Leandro Cortese on

    Por lo visto no viven en Argentina donde te cobran miles de impuestos OBLIGATORIOS y trabajas más de medio año para pagar impuestos para tener servicios de pésima calidad y plata que va al ANSES que mantiene los planes sociales. Se quejan de llenos los chilenos.

Dejan tu comentario