Silvia Federici: “Eso que llaman amor, nosotras lo llamamos trabajo no pagado”

9

silvia federici 2

 

 

VÍA COMUNITARIAPRESS

 

 

Silvia Federici. Teórica y militante feminista italiana. Autora de Calibán y la Bruja, la Revolución Feminista Inacabada y la Revolución en Punto Cero, participó y acompañó luchas de las mujeres por la defensa de las tierras comunales en Nigeria; en los años setenta realizó una campaña por el salario al trabajo doméstico. Sus reflexiones abordan de manera histórica las luchas políticas de las mujeres por producir lo común, con una fértil mirada sobre la reproducción de la vida. En esta conversación que sostuvimos en Puebla, México, nos presenta elementos teóricos para interpretar de manera más amplia el funcionamiento de lo que ella llama el patriarcado del salario. La conversa nos dota de una serie de detalles de la historia del capitalismo que sirven para comprender nuestras luchas.

 

 

– Tú has reflexionado sobre las distintas formas de explotación de las mujeres, por ejemplo nombras Patriarcado del salario como una forma específica de dominación, ¿puedes hablarnos sobre ello?

 

El patriarcado es una institución muy larga y no ha sido universal. Debemos de rechazar esa afirmación que dice que las mujeres siempre han sido oprimidas, primero porque en muchas comunidades las mujeres tenían poder. 2 mil años atrás había formas de matriarcado, yo no puedo aclarar ampliamente como se establecía un matriarcado, pero es importante comprender que la historia ha sido destruida. La idea es entender que el patriarcado ha tenido formas diferentes, las relaciones no se estructuran de la misma manera en todos los sistemas sociales; también el patriarcado no se transmite automáticamente, no es un asunto que continua de forma natural y automática de un siglo a otro, de una sociedad a otra.

 

Las investigaciones históricas han demostrado que con el desarrollo del capitalismo, es decir con el paso del feudalismo al capitalismo, hubo un pasaje violento, porque el desarrollo del capitalismo fue como la contrarrevolución en un momento de crisis del feudalismo. El capitalismo dio una nueva fundación a las relaciones patriarcales; el capitalismo se ha apropiado de los elementos de la relación patriarcal del feudalismo, pero lo ha transformado y ha dado nuevas funciones para sus fines sociales y económicas. Por ejemplo, una diferencia muy grande entre el patriarcado del feudalismo y el patriarcado del capitalismo, es que en el primero, para las mujeres prevalecía un sistema de uso comunitario de las tierras, es decir, las mujeres y los hombres usaban las tierras. En Europa por ejemplo, las mujeres no fueron dependientes económicamente de los hombres, su alimentación no dependía de los hombres. Tampoco en la sociedad feudal estaba la diferencia del tipo de poder entre hombres y mujeres, que en la sociedad capitalista se generó. La relación desigual de poder entre hombres y mujeres en el feudalismo no tenía raíces materiales.

 

La diferenciación venía, por nombrar dos casos, de la formas del uso de la violencia, porque los hombres hacían parte de los ejércitos del poder feudal, los hombres componían los ejércitos y las mujeres no; otro caso es el de la diferencia de poder que estaba justificada en la religión, pues ésta tenía una función de diferenciación. Todos los sistemas sociales que han explotado el trabajo humano, han explotado a las mujeres en una medida particular, porque las mujeres son las que producen trabajadores, cuando hay un sistema social que explota el trabajo humano, éste cerca e intenta controlar el cuerpo de las mujeres, porque el cuerpo de las mujeres genera riqueza, mano de obra, cocinan. El capitalismo es una forma de explotación específico que tiene relaciones diferentes.

 

 

– Podrías explicarnos más sobre las diferencias entre el sistema de explotación capitalista y el sistema de explotación feudal.

 

Una primera diferencia es que el capitalismo es el primer sistema social que funda su riqueza y su acumulación sobre el trabajo humano. Todos los sistemas de explotación precedentes, siempre han visto la riqueza no como trabajo humano, sino como tierra, bosques. El trabajo humano era importante para construir, crear, cultivar. Pero la riqueza fue conceptualizada por la riqueza material. Con el capitalismo cambia.

 

 

– ¿Cambia la noción de riqueza?

 

Si, cambia la concepción de la riqueza social. Esto lo dicen los primeros economistas del capitalismo, dicen que la riqueza no es la tierra, la riqueza es el trabajo humano. Entonces comienza con el capitalismo una concepción del trabajo humano nueva, como algo que se puede intensificar, que se puede desarrollar, que puede tener nuevas formas de productividad, así como se cultivaba la tierra, así se cultiva el trabajo humano. El objetivo era medir cuanta fuerza de trabajo había. Es por esto, que en el desarrollo del capitalismo en su primera fase, lo que puede verse es una acumulación inmensa de trabajo humano, se ve esclavitud, millones y millones de personas traficadas para el trabajo esclavo. Segundo, la colonización es un evento que ha dado a los europeos el control de millones de personas, de trabajadores de las nuevas tierras que invade.

 

Es en estas condiciones en que se comienza a usar la pena de muerte para prohibir a las mujeres que usen anticonceptivos o se persigue a las que abortan. Comienza una intervención directa para apropiarse del cuerpo de las mujeres. Por eso se habla de las mujeres como máquinas productoras de trabajadores. Eso yo lo pongo en contextos de esta hambre de trabajo que el capitalismo tiene. Esto promueve formas diferentes de patriarcado y por ello nuevas formas de relaciones sociales comienzan a conformarse, porque hay un control del Estado sobre el cuerpo de las mujeres; se inicia un control de la procreación y del trabajo de la reproducción. Las mujeres deben de procrear trabajadores y cuidarlos todos los días y deben hacerlo en condición invisible, en condiciones no pagadas, porque de ésta manera se reproducen de una forma muy barata. El capital puede tomar toda la riqueza que los trabajadores producen, pueden tomar toda la riqueza porque las mujeres producen trabajadores casi gratis.

 

 

– ¿Y aquí es donde el salario produce una forma de patriarcado?

 

En este sistema el Estado y el capital, controlan el cuerpo de las mujeres y se apropian de su trabajo a través del sistema del salario. El sistema del salario no solamente controla el trabajo de los asalariados, porque si lo pensamos como una relación, éste moviliza a dos trabajadores; con un salario se moviliza al hombre y la mujer que lo reproduce, le pagan a uno, pero trabajan dos. Entonces moviliza una gran cantidad de trabajo no pagado.

 

El salario amplía la explotación, porque no solamente toma el trabajo del hombre que está en la fábrica o en la oficina, sino que también el trabajo de la mujer que lo reproduce diariamente, la que cocina, la que cría a los hijos. El capital acumula, porque hay mujeres que trabajan por casi nada, no completamente para nada, porque de la mujer comen, etc. Con el salario se puede controlar directamente el trabajo de las mujeres a través del sistema de la familia y el matrimonio.

 

El matrimonio es un sistema fundamentalmente laboral, es el medio por el cual el capitalismo hace trabajar a las mujeres para que reproduzcan su fuerza de trabajo obrero. El salario es la medida para conformar la familia, porque es ahí donde se obliga a las mujeres a reproducir trabajadores. Yo creo que cuando se ve esto se comprende por qué se puede hablar de un patriarcado del salario, porque el salario toma el trabajo de la mujer y también la controla a ella. El hombre se convierte en el delegado, porque el capital y el Estado delegan en el trabajador el poder de controlar y golpear las mujeres si no cumplen con esa función. Así como los señores que dominaban las plantaciones tenían a los supervisores que controlaban el trabajo de los empleados, se puede decir que los hombres controlan a las mujeres.

 

 

¿Qué formas cobra este tipo de control, además de los que ya nos has comentado?

 

Todo esto se hace invisible por lo que se llama amor. El capitalismo también se ha apropiado y ha manipulado la búsqueda de amor, de afectividad y de solidaridad entre todos los seres humanos; lo han deformado, usándolo como una medida para extraer trabajo no pagado. Por eso yo escribí. “Eso que llaman amor, nosotras lo llamamos trabajo no pagado”.

 

 

¿Le dicen amor al trabajo no pagado?

 

Si porque en la familia se dice amor, dicen que por amor se limpia y se cocina, que todo se hace por amor. Confunden amor con un servicio personal. El amor es un sistema que obligaba a muchas mujeres que no tenían posibilidades de sobrevivencia y el matrimonio era como tomar un empleo. Por mucho años, hasta la generación de mi madre, ocurría que si no te casabas ¿Qué harías? Pobrecilla, porque estás sola, muchas veces estabas en la casa de tu hermana que si estaba casada y ella ayudaba, porque es muy difícil tener un empleo y si se tenía un empleo no podías tener una vida social. Esas mujeres que no se casaban eran consideradas como desdichadas, por eso muchas mujeres compiten entre ellas por un hombre bello y con un buen salario.

 

Por eso tu mamá te prepara, te orienta para arreglarte, que no salgas despeinada a la calle, que siempre estés de buen humor y que aprendas a hacer labores domésticas. Mi madre me amenazaba: “Si tu continuas así, ningún hombre se va a casar contigo” porque se sabe que casarse significa obedecer, hacer trabajo domésticos y si tú eres una buena mujer, él va a mantenerte, él te va a dar una posición social. Pero en el matrimonio un hombre te puede golpear y lo que van a decir, es que lo tienes merecido porque seguramente no lo obedeciste, porque no hiciste el amor cuando él lo quería. En el matrimonio se presume que él compra tu cuerpo y que siempre tienes que estar a su disposición. A todo esto muchas luchas feministas han dicho que ni el hombre, ni el matrimonio tienen derecho absoluto a tu cuerpo. Si tú dices que no, es no.

 

 

– Es interesante hacer una revisión del amor romántico por este mundo de la reproducción.

 

¡Ah! el amor romántico donde las vidas se funden, pero se funden en la voluntad del hombre. Yo quiero escribir un libro sobre el amor y la sexualidad. La causa de tanta pena de las mujeres y su sentido de valor depende de si estas o no casada, si un hombre te quiere o no te quiere. Yo he visto muchas veces, que aunque a un hombre no lo aman tanto, cuando acaban las relaciones, las mujeres se sienten desvalorizadas y con penas. Por eso quiero escribir ese libro, no sé si con eso se puede hacer la revolución pero con eso se puede aliviar la pena.

 

Un asunto que no quiero olvidar es que el sistema del salario crea la familia como una formación social jerárquica, donde el hombre es el patrón, el representante del Estado y la mujer debe ser sometida, puede ser obligada a hacer todo el trabajo de reproducción. Entonces el salario crea una división, porque con la creación de la división sexual del trabajo crea una división que rompe el frente unido de la lucha. Por eso yo digo que es importante que los hombres comprendan que esa relación de poder los destruye a ellos también.

 

Si se comprende que un hombre colabora con el capital, cuando esté contento con ser el patrón de la familia, cuando se siente fuerte porque es superior a la mujer y puede golpearla o humillarla, él no sabe que refuerzan sus cadenas con respecto de la dominación, porque hace que no puedan luchar juntos hombres y mujeres. Es importante comprender que el conflicto que se produce en el trabajo asalariado y el trabajo no asalariado, crea una jerarquía laboral y se crea una naturalización de la explotación de la mujer. Por eso creen que el trabajo doméstico pertenece a la naturaleza de la mujer y contra eso es lo que hay que luchar. A veces se piensa que si se lucha contra el trabajo doméstico se es una mala mujer, que no ama a su marido, etcétera. Y no se trata de eso, el trabajo doméstico es un sistema de explotación que usa el amor, usa las relaciones entre hombres y mujeres.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.

9 comentarios

  1. Desconozco lo que le ha tocado vivir a esta señora, pero es una lástima que sus trancas personales la cieguen y la hagan pensar que todos los hombres son iguales. Por otra parte, el patriarcado a sido un sistema natural de sociedad y no tiene relación con el Jew-Capitalism. Es sólo paranoia de los propagadores del marxismo cultural. Existe la falasia de que el mundo está como está producto del patriarcado, pero lo es gracias al capitalismo depredador, ahora que capitalistas, judíos y marxista lo mezclen, es porque sólo pretenden desinformar a la población. El patriarcado ha sido base familiar por siglos desde la prehistoria hasta la modernidad, y los que no quieran reconocer esta realidad es porque están desinformados.

    Tengan presente que la bandera arcoiris jamás será izada.

    • Parece que te estas sintiendo atacado porque no has comprendido que el feminismo no se trata de “todos los hombres son el diablo”.

      Lo que dices del patriarcado es falaz en dos niveles. Primero, que algo sea natural no quiere decir que sea mejor, ni que lo innatural es siempre peor. Segundo, el patriarcado no es precisamente “natural” porque nada lo es realmente, la prehistoria se extiende por decenas de miles de años en distintos continentes; la variabilidad cultural hace dificil definir tendencias especificas como naturales y otras no. Si el capitalismo durase por milenios en el futuro dirias que es natural?

    • Aprendan de las doctoras feministas Christina Hoff Sommers, Camille Paglia y otras feministas como Cathy Young. El feminismo actual fue transformado en misandria y mitos sexistas (teorías conspirativas odiosas sin base) como el “patriarcado occidental”, “cultura de la violación” y “diferencias sexistas de sueldo”. Lean o vean a Hoff Sommers “the factual feminist” en youtube, conocida por basarse en hechos y estudios en vez de misandria sin argumentos sólidos. Lo mismo de Paglia, ambas son viejas cracks que las misándricas de hoy en día odian, incluso a Hoff Sommers la amenazaron de bomba, la verdad duele.

      Mono gamba, te apoyo en casi todo pero en esta no cachai ni una, estai siguiendo una moda estúpida progre que tiene la cagada en políticas públicas y que se tomó los medios de comunicación como el Ciudadano y afuera el Guardian, Hufftinton Post, N.Y. Times, B.B.C, etc.

      Si les interesa el tema para los que cachen inglés (en Español la discusión está muy atrasada, aparte copian todo el victimismo y retórica idiota, sexista y ahora racista contra el hombre blanco) pueden partir buscando por Marxismo cultural, Christina Hoff Sommers, Camille Paglia o el término peyorativo “Social Justice Warriors” con el que son conocidos estos idiotas con poder.

      Ah también Gamergate es un tópico interesante sumamente relacionado pero da para largo, como muestra un botón cortesía del gran periodista inglés (y gay antifeminista) Milo Yiannopoulos:

      http://www.breitbart.com/big-hollywood/2015/07/20/enough-entire-entertainment-industry-says-no-more-to-social-justice-warriors/

  2. blablblablbla la culpa siempre la tiene los hombres, que la chupe la feminista lesbiana ….
    ese agumento de echarle la culpa al hombre de todo es tan añejo como la vagina de bachelet.

    • Que comentario tan refinado y docto de SU DEMENCIA…Quien te va a chupar la bombilla, si la debis tener mas seca que pasa, weon retorcido. Ni pagando una puta te sacai las ganas Onanista de cuarta…Mejor quedate virgen para tu GENERAL..

  3. Please GAMBA, publica urgente el mail del Nazi que postea aca, lleva varios años, y ayer empezo a instigar con su odio a armarse contra el pueblo mapuche…A este delicuente debieran aplicarle la ley Zamudio, ademas constantemente alude a sus asesinos del regimen Pinochetista fascista, celebrando los crimenes de lesa hiumanidad, por favor Hazinho, por ultimo bloquealo…

  4. Cuando salen con la palabra patriarcado ya me suena a lesbiana, amargada, resentida y sobrevalorada…esta es parte de la ideologia de genero que no busca otra cosa que demonizar la relacion macho-hembra y potenciar cualquier otra union homo, bi, tri, etc…esta señora no entiende que las labores de hombres y mujeres son complementarias y los talentos y habilidades no son reproducibles en ambos generos ya que existe la limitante fisica, la sensibilidad, la delicadeza, la fuerza, la rapidez, etc…estoy de acuerdo en lo se refiere al sueldo, pero cabe señalar que existen millones de hombres que se parten el lomo para proteger, querer, amar, sostener y disfrutar a una mujer, hombres que han dedicado su vida y trabajo para la felicidad de su mujer y la propia, nada de eso es “patrircado”, eso se llama amor genuino, amor del bueno y hay mujeres independientes que disfrutan de su hombre sin mayores alaracas porque se entiende como la relacion natural entre macho y hembra…desde la prehistoria el hombre y la mujer cumplen roles distintos que han permitido el desarrollo de las civilizaciones….ninguna otra lo hara, ni la lesbica ni la homo, esas relaciones son el error muestral que confirma que la heterosexualidad es la normalidad, no nos van a contar otra cosa ahora.

  5. Aprendan de las doctoras feministas Christina Hoff Sommers, Camille Paglia y otras feministas como Cathy Young. El feminismo actual fue transformado en misandria y mitos sexistas (teorías conspirativas odiosas sin base) como el “patriarcado occidental”, “cultura de la violación” y “diferencias sexistas de sueldo”. Lean o vean a Hoff Sommers “the factual feminist” en youtube, conocida por basarse en hechos y estudios en vez de misandria sin argumentos sólidos. Lo mismo de Paglia, ambas son viejas cracks que las misándricas de hoy en día odian, incluso a Hoff Sommers la amenazaron de bomba, la verdad duele.
    Mono gamba, te apoyo en casi todo pero en esta no cachai ni una, estai siguiendo una moda estúpida progre que tiene la cagada en políticas públicas y que se tomó los medios de comunicación como el Ciudadano y afuera el Guardian, Hufftinton Post, N.Y. Times, B.B.C, etc.
    Si les interesa el tema para los que cachen inglés (en Español la discusión está muy atrasada, aparte copian todo el victimismo y retórica idiota, sexista y ahora racista contra el hombre blanco) pueden partir buscando por Marxismo cultural, Christina Hoff Sommers, Camille Paglia o el término peyorativo “Social Justice Warriors” con el que son conocidos estos idiotas con poder.
    Ah también Gamergate es un tópico interesante sumamente relacionado pero da para largo, como muestra un botón cortesía del gran periodista inglés (y gay antifeminista) Milo Yiannopoulos:
    http://www.breitbart.com/big-hollywood/2015/07/20/enough-entire-entertainment-industry-says-no-more-to-social-justice-warriors/

Dejan tu comentario