¿LLegó el momento de proscribir a la DC para hacer del mundo un lugar mejor?

5

ignacio-walker

 

La DC es ese pariente borracho que no se quiere ir de la casa, el vecino que te pide cosas y nunca las devuelve, la espinilla que te sale en la punta de la nariz justo cuando vas a salir, la ETS inoportuna que te contagias y te obliga a ir al doctor… Eliminar la DC, amigas y amigos, debería ser considerada una prioridad para todos los chilenos de bien. Estamos hablando de un partido político históricamente golpista, históricamente lame gónadas militares y empresariales, y donde todos y cada uno de sus militantes lleva el gen de la traición en su sangre.

 

dc-juega-1 dc-juega-2 dc-juega-3 dc-juega-4

 

El dicho de: “No hay DC bueno” no es una casualidad. Lo podemos ver día tras día, semana tras semana, donde comprobamos de manera sistemática que hacen todo lo humanamente posible por cagar y hacerle la vida imposible al pueblo. Alvear, Aylwin, Frei, Martínez, Burgos y los Walker, deberían ser ofrecidos como sacrificio humano a los dioses pachamámicos para reponer el inmenso daño que han hecho. Seres psicópatas y sádicos, enfermos de poder, que sólo gastan aire en este mundo. Proscribir esta verguenza de partido, en este sentido, constituye el primer gran paso hacia la evolución y desarrollo de nuestro país.




Compartir.

5 comentarios

  1. Cada partido canta el programa que cree lo eligirá, ni ellos mismos se creen su discurso y con una población ignorante, chantajeada con el desempleo y el orfanato humano, idiotizada por el consumismo, hasta ahora se han salido con la suya. Pero la yegua ya se está echando…

  2. Sería bueno que desaparecieran, la DC es un digno reflejo de lo peor de lo peor en nuestra sociedad: la hipocresía del cristianismo y la hipocresía de tener un discurso de izquierda pero amar la vida de derecha… vendría a ser un poco redundante porque su esencia es la hipocresía, que se da en todos los ámbitos de su forma de ser y actuar.

    Ejemplo de ello son las declaraciones del piojo resucitado Jorge Pizarro que tiene el descaro de decir “es un ejemplo de como no hacer las cosas” (y como andamos por casa?)
    Otro ejemplo sería el pseudo-sacerdote Claudio Orrego actual intendente de la RM; por un lado cuenta que se fue a vivir con los rotitos de la toma de Peñalolén mientras era estudiante (todo un pan de Dios él), pero por el otro de jacta de su descendencia burguesa. La guinda de la torta es que fue parte de las trucherías de Sonda, pero dejó su cargo para seguir su pasión, “el servicio público”.
    Repito, todo un pan de Dios.

Dejan tu comentario