Cecilia Cifuentes defiende a las AFP: “Entregan jubilaciones razonables”

1

cecilia cifuentes

 

 

La economista endogámica de los enfermitos de Libertad y Desarrollo, Cecilia Cifuentes, conocida en el mundo entero por sus graves problemas neuronales y alarmante carencia intelectual, también es una ferviente defensora de las AFP. Como muestra de esto, dentro de sus más de 373683763 columnas sobre el tema, recordaremos una del año que escribió para El Mostrador el año 2013, que constituye un insulto al sentido común y una oda a la mitomanía y la falta de pudor.

 

En el actual clima de éxito económico y descontento social, se está empezando a poner de moda criticar ahora al sistema privado de pensiones. Ya no es sólo la pelea por la AFP estatal, cada vez son más los nostálgicos del antiguo sistema de pensiones, sobre la base de análisis casuísticos y con nulo rigor académico. Llama la atención la falta de realismo de las críticas, cuando los sistemas de reparto europeos se caen a pedazos y los gobiernos, no sólo de los países en crisis, se ven obligados a cortar beneficios y aumentar edades de jubilación. En esta ocasión las comparaciones con la OCDE brillan por su ausencia, era que no, ya que en el tema de las pensiones el sistema chileno aparece normalmente dentro de los mejor posicionados.

 

El origen de dichas críticas es que algunos grupos que empiezan a jubilar por el sistema de capitalización se encuentran con tasas de reemplazo bastante bajas ¿Falló el sistema? No, lo que ocurre es que un porcentaje no despreciable de trabajadores tiene una bajísima densidad de cotizaciones, lo que lleva a fondos de jubilación muy reducidos y, por ende, pensiones bajas también ¿Estarían mejor en el antiguo sistema? Estarían peor, por cuanto para tener derecho a pensión era necesario tener un mínimo de quince años de cotizaciones. El punto de fondo no es entonces que el sistema falle, de hecho en términos de rentabilidad, los fondos de pensiones chilenos ocupan los mejores lugares a nivel mundial, el tema es la falta de ahorro previsional de un grupo no menor de trabajadores chilenos, que en general son también los de menores ingresos. Esta falta de ahorro previsional se explica principalmente por problemas de informalidad laboral y desempleo, por lo que se trata de un problema del mercado laboral, no del sistema previsional. Si durante los últimos 20 años el empleo formal hubiera crecido al ritmo que lo ha hecho entre 2010 y 2012, la dimensión del problema sería radicalmente distinta.

 

En definitiva, el sistema previsional chileno entrega jubilaciones razonables, con tasas de reemplazo en torno a 70% del ingreso de los últimos diez años de trabajo, pero para las personas que cotizan en forma regular y por el total de sus ingresos. Eso no quita que existan perfeccionamientos pendientes, siendo probablemente el más importante el que los trabajadores cuenten con la información necesaria para tomar buenas decisiones. Además, se debe subir la edad de jubilación de las mujeres y buscar mecanismos para incentivar ahorro voluntario, especialmente para los trabajadores de menores ingresos. Los nostálgicos del sistema antiguo, tremendamente discriminatorio e injusto, deberían hacer el análisis de la situación en que estaría hoy el sistema desde el punto de vista de finanzas públicas, tomando en consideración la fuerte caída en la tasa de natalidad y el importante aumento que ha tenido la esperanza de vida. Probablemente, hasta los griegos nos podrían sacar pica.

 

 

CON TODA LA EVIDENCIA DISPONIBLE QUE DEMUESTRA TODO LO CONTRARIO A LO QUE ELLOS DICEN, ES INCREÍBLE QUE ESTOS WEONES NI SE ARRUGEN EN MENTIR PARA DEFENDER LO INDEFENDIBLE




Compartir.

1 comentario

  1. El sistema es tan “bueno” a nivel mundial que lo han adoptado “potencias” como Nigeria, Malawi, Maldivas, Rep. Dominicana, y hasta organizaciones terroristas como Israel. Obviamente, no son tan giles como en Chile para tener las comisiones ladronas y riesgo de pérdida para los contribuyentes.

    No saben lo que se pierden esos “tontos” gringos, escandinavos, franceses, alemanes, rusos, chinos y japoneses…

Dejan tu comentario