Estafa Legalizada: En 25 años ingresaron 90 billones al sistema, las AFP’s sólo pagaron 30

4

afp 567

 

Las AFP no se crearon para dar pensiones, si no que para inyectar dinero a los grandes grupos económicos que manejan el país. Con el 91% de los jubilados recibiendo menos de 150 mil pesos y con 400.000 recibiendo una pensión inferior a los 86 mil pesos, estamos hablando de un sistema quebrado y que no resiste un día de existencia más. Al respecto, un artículo de El Mostrador reveló la naturaleza de esta estafa legalizada, donde en 25 años se inyectaron 90 billones (millones de millones) al sistema, pero las AFP’s sólo pagaron 30.

 

Los defensores del sistema de AFP, como es costumbre, para explicar tal catástrofe social, recurren a los argumentos de siempre: el problema es que los salarios de los trabajadores chilenos son bajos, se registran muchas lagunas previsionales, se cotiza poco y aumentó la esperanza de vida. En otras palabras, la culpa no es de las AFP, sino de los trabajadores, la demografía y los parámetros que utiliza el sistema desde 1981 –baja tasa de cotización y una edad legal de jubilación baja y diferenciada–. No obstante, los números no cuadran.

 

Por un lado, el eslogan de las AFP sostiene que el 70% de las pensiones que pagan se explica por la rentabilidad que generan a través de su política de inversiones. Esto quiere decir que, sin esa rentabilidad, el 91% de las pensiones de Vejez Edad en Chile sería menor a $47.000. ¿Será que acaso ese es el nivel de pensiones que nos corresponde, ya que vivimos en un país que tiene un PIB per cápita de US$5.000 y no nos habíamos enterado? Claramente la respuesta es negativa. A pesar de los bajos salarios, las lagunas y la baja de tasa de cotización, el año 2014 las AFP registraron ingresos por $7,1 “billones” (millones de millones) por concepto de cotizaciones de trabajadores principalmente y, en menor medida, por aportes del fisco para mejorar las bajas pensiones. En el mismo año, se registró un gasto de $2,8 “billones” para pagar pensiones.

 

Esta relación entre ingresos y gastos ha sido la constante durante los últimos 25 años, el acumulado indica que han ingresado $90 “billones” y se han gastado en pensiones $30 “billones”. Vale decir, si Chile hubiese tenido un Sistema de Reparto en este período –es decir, un sistema donde el objetivo es pagar pensiones suficientes sobre la base de la relación entre ingreso y egresos al mismo–, las pensiones pagadas al menos podrían haber sido el doble, quedando un importante excedente generando rentabilidad en un fondo de reserva de pensiones.

 

En relación con los flujos mensuales, cuando solo consideramos las cotizaciones de los trabajadores, lo que se observa es lo siguiente: mes a mes, a las AFP ingresan $500.000 millones y se pagan solo $200.000 millones en pensiones. Las AFP no están cumpliendo el objetivo central que cualquier sistema de pensiones en el mundo debe cumplir: pagar pensiones suficientes para vivir una vejez con dignidad. Sin embargo, los ingresos que recaudan cada mes son 2,5 veces mayores que lo que destinan para pagar pensiones. Entonces, ¿por qué Chile debe seguir renunciando a tener un Sistema de Seguridad Social y mantener, luego de 35 años de funcionamiento, un sistema de seguridad individual (ahorro privado forzoso) como las AFP? ¿A quién realmente le sirven las AFP si no están cumpliendo su objetivo principal?

 

Lo que no se cuenta, es que el objetivo real de este sistema poco tiene que ver con las pensiones. Las cotizaciones de los trabajadores que administran e invierten las AFP se han transformado en el principal combustible del “modelo” económico chileno. Para que se haga una idea, actualmente, las AFP invierten más de US$31.000 millones en 10 Bancos que operan en Chile. De esta forma –y sin que nadie les haya preguntado–, los trabajadores chilenos, a través de sus cotizaciones, terminan financiando a los bancos de los grupos Luksic, Matte, Yarur, Saieh o a grupos multinacionales. Paradójicamente, esos mismos trabajadores, cuando piden un crédito de consumo a estos bancos, deben pagar tasas de interés anuales que pueden superar el 20%, 30% e incluso el 40%.

 

Respecto a los principales grupos económicos que existen en Chile, se puede constatar que las AFP invierten más de US$6.500 millones en 7 empresas del grupo Luksic y US$4.500 millones en 9 empresas del grupo Matte. Por otro lado, a Cencosud de Paulmann le tocan US$1.850 millones, a AntarChile y filiales del grupo Angelini US$1.670 millones e, históricamente, bastante combustible se bombeó para los Grupos Penta y Soquimich.

 

NO DIGAN AFP, DIGAN LA MAYOR ESTAFA LEGALIZADA JAMÁS CREADA

LOS QUE MÁS TIENEN, NOS ROBAN LAS JUBILACIONES TODOS LOS DÍAS




Compartir.

4 comentarios

  1. El problema es hacerle entender al trabajador promedio que trabaja 2,5 dias para las AFP; de los cuales 1 dia es para nuestra pension y el restante 1,5 dias se lo roban las administradoras y los grupos economicos in haber movido un dedo

  2. Pingback: No Más AFP – El peor sistema de pensiones del mundo: 10 cosas que no sabías sobre las AFP:

  3. Este tema ya está llegando al límite las AFPen el Salvador deben cerrar inmediatamente no podemos dejar que nos sigan robando y nosotros y autoridades no les importa y los representantes diputados no les importa lo que nos están robando ya BASTANTE robaron no mad

    • Escipión Emiliano on

      No te tragues los cuentos de los fachos rojos. Las utilidades de las AFPs son de la comisión por administración, las platas de las imposiciones las mueven por todo el mundo para recibir las mejores utilidades…de cada 3, 1 es depósito del trabajador, los otros 2 son intereses por distintas inversiones.

Dejan tu comentario