Ranking Gamba: Las otras 10 cosas weonas que enfurecen a Soledad Alvear

0

soledad alvear 12

 

 

Este día, la histórica militante DC Soledad Alvear, fanática religiosa, homofóbica y anti-aborto, fue motivo de burlas por indignarse ante la espera de 15 minutos en la caja del supermercado. Algo que con medio Chile sobreviviendo a duras penas, con una calidad de vida miserable y con una clase política que lo único que hace es cagar a la gente para favorecer a los empresarios, que ella se queje por esperar 15 minutos es al menos “gracioso”. A continuación, nuestro equipo periodístico investigó a fondo sobre “las otras cosas que enfurecen a Soledad Alvear”

 

 

Comprar carne molida ya que piensa que son fetos abortados

 

Como buena pro cigotos, (esta gente jamás será pro vida), Soledad Alvear ama a las mórulas por sobre todas las cosas, por lo tanto, al comprar carne molida, en su enfermedad neuronal se imagina que son mini fetitos abortados llenos de sangre.

 

No ser prioridad nacional para todos los trasplantes

 

Como todos los DC, y siguiendo el ejemplo de su compañero de militancia Edmundo Pérez Yoma, Alvear se enfurece cuando alguien la sobrepasa como prioridad nacional para trasplante de cualquier órgano disponible. Actualmente, en lo único en que no es prioridad nacional son las corneas y el dedo chico del pie.

 

Que el Congreso legisle sin respetar sus indicaciones

 

Pese a no estar en el Congreso hace como 37836983763873 años, siempre se las arregla para estar presente e influir en cada una de las leyes que se aprueban en el país. Y es que según ella, como la misión que le entregó el dios padre todopoderoso es proteger a la burguesía nacional, hara todo lo humanamente posible para cumplirlo.

 

Que el Gutenberg Martínez se demore en cagar en su baño favorito

 

Su mierda de esposo ya tiene 97 años, por lo que se anda cagando en todas partes, y la malvada de Alvear se enfurece cuando se demora más de 15 minutos en cagar, sin considerar que El Gute apenas se puede la raja.

 

Que sus empleadas quieran sentarse

 

Como buena fanática religiosa, Alvear se enfurece cuando sus empleados quieren descanzar. Ya que según la biblia de los DC, el pobre es un ser dichoso sólo por ser pobre, y como irá directo al cielo, tiene que trabajar más que todos para ganarse su pedacito de nube.

 

Que la gente pida Educación Gratuita

 

Dueña de 3873687369383 colegios donde enseñan puras cagás, Alvear se enfurece contra los resentidos ideologizados que quieren estudiar gratis. Ya que además de no gustarle para nada que los cabros chicos piensen y adquieran conocimiento, (algo peligroso para ellos), si hay educación gratuita efectivamente perderán mucha platita.

 

Que las niñas pobres dejen de quedar embarazadas

 

Una niña pobre embarazada, es una empleada eficiente que no tendrá tiempo para cuestionar nada y aceptará el trabajo que le presenten, por más mierda que sea, sólo para poder sobrevivir. Es decir, el empleado ideal. Es por esto que Alvear se indigna cuando las niñas pobres usan anticonceptivos, ya que pierden mucha mano de obra barata a futuro.

 

Que sus hijos ayuden a los pobres

 

En al menos 3 oportunidades diferentes, sus hijos, en una extraña enfermedad para los cuicos llamada conciencia social, dejaron todos sus privilegios para ayudar a los pobres y vivir como ellos. Alvear enardecida, contrató a 2 sicarios mexicanos y 4 ex agentes de la KGB para secuestrarlos y reprogramarlos mentalmente para que nunca más ayuden a los rotos. Ya que según ella, los pobres sólo se deben juntar con los pobres y los ricos sólo con los ricos.

 

Que no mueran más niños del Sename

 

Para los que no saben, la DC ha manejado el Sename durante toda su historia. A ellos le debemos la mierda de vida que llevan los niños que llegan ahí, y son responsables directos de la grave crisis estructural de este “servicio”. Por supuesto, dado que mantener a muchos niños para la DC es una pérdida de dinero, cuando muere uno celebran ya que es muy útil para “bajar el stock”.

 




Compartir.

Dejan tu comentario