Utilizando la lógica de Alberto Espina: ¿Debemos matar a Alberto Espina por ser un delincuente?

6

ESPINA 111

 

El ultraderechista senador de RN Alberto Espina, en su archiconocido populismo penal, justificó que dos personas hayan asesinado a otra por intentar robarles su auto, (y no es legítima defensa ya que una vez que recuperaron el vehículo lo siguieron por 2 kilómetros para matarlo a golpes), validando esta brutalidad con que era «el resultado de la impotencia por la impunidad».

 

Utilizando esta lógica, y considerando que Espina recibe sobornos del Grupo Angelini, ¿debemos matarlo a él mismo por ser un delincuente? Y es que legislar para defender los intereses empresariales recibiendo dinero de ellos también es un delito, y muchos de nosotros nos sentimos impotentes ya que es una acción que Espina realiza en la más completa impunidad. A no ser, por supuesto, que el honorable Senador se refiera de esta manera sólo para los delitos que comete la gente pobre y contra la «sagrada propiedad privada». Pero hasta que eso no lo transparente, la purga hacia su persona está más que justificada.




Compartir.

6 comentarios

  1. Creo que no, nunca hay que escuchar ni creer lo que dicen los delincuentes, ya tenemos el caso del robierno anterior con el «cambio» y «el fin de la puerta giratoria» y nadie contaba con que los delincuentes estarían gobernando el país.

    • Como siempre este BOT «Bacheletista» con su teoría del empate…creo que el pueblo ya se cansó de esta absurda defensa, si son todos la misma weá…Cosa de ver el árbol genealógico y cachar que la élite está emparentada hasta el cogote…hay varios casos ya conocidos… al final la corrupción y el saqueo de los zánganos es transversal y demasiado evidente..Despierte COMPAÑERO, por favor…y este 21 de Agosto diga NO MÁS AFP!!

  2. Precisamente, el caso de Singapur es simpático: después de condenar a muerte a los coludidos, estafadores, ladrones y drogadictos (o sea mayormente, políticos y empresarios) el país se enrieló, y llegó a ser un país desarrollado. Y no por andar criminalizando a vendedores ambulantes, músicos, ni gente que reclama sus derechos.

    Y ese ladrón de autos era un niño de pecho al lado de Espina, Piñera, Chadwick, Matte, Vial, Said, Luksić, Paulmann, Lagos, Zaldívar, Walker, Aylwin, etc.