¿Merecen el perdón los abuelitos asesinos y torturadores de Punta Peuco?

17

pinochetistas-2

 

Damos por sentado que todos estamos de acuerdo en que una persona privada de libertad, enferma y de avanzada edad, merece morir en su casa con su familia. El problema con los militares encerrados en Punta Peuco es que no son presos comunes, no recibieron las penas que correspondían, y no están para nada en las mismas condiciones que el resto de los presos en Chile. Partamos de la base que Punta Peuco es un hotel. Hagan las campañas de lavado de imagen que quieran, pero Punta Peuco es un hotel 5 estrellas comparado con el hacinamiento de las cárceles en Chile. Aún más importante, es que los «abuelitos» que están encarcelados ahí no están precisamente por robar una tele o hacer un portonazo, están encerrados por crímenes de lesa humanidad. Para ejemplos prácticos, vámonos a Alemania, un país que no tiene nada de «comunista, resentido o bananero», donde este año enjuiciaron a un ex enfermero nazi de 95 años.

 

punta-peuco2

El hotel de Punta Peuco

 

El falso discurso de la venganza y el perdón unilateral

La campaña mediática que están realizando para que se liberen a estos militares asesinos, se basa en 2 premisas falsas. El discurso de que «no querer liberarlos es venganza» y que «ellos están arrepentidos de todo y están pidiendo perdón». Lo que ellos llaman venganza no es otra cosa que justicia. Como ya explicamos, ellos no son presos normales, están en un hotel y por crimenes de lesa humanidad. De hecho, liberarlos rompería varios tratados de Derecho Internacional. ¿Qué están enfermos? Que sean tratados en la cárcel como corresponde. Y si es algo más grave y urgente, que hagan como Lucía Hiriart que va al Hospital Militar cada vez que se le atraviesa un peo.

 

El discuso del perdón es aún más absurdo. Ellos pueden pedir el perdón que quieran, pero para que de verdad exista, la contraparte afectada tiene que perdonar. Esto no es un acto unilateral y no puedes obligar a nadie a perdonarte. Uno o dos personas tal vez lo hagan, pero muchos no lo harán y están en todo su derecho. Después de todo, estamos hablando de personas que hasta ahora no saben dónde están sus familiares, ya que estos «abuelitos enfermos» los hicieron desaparecer. Demás está decir que su perdón es completamente falso, ya que no están arrepentidos, y sólo lo hacen para obtener beneficios carcelarios para que los saquen de Punta Peuco.

 

abuelitos-dictadura

Esto hacían los «abuelitos» de Punta Peuco

 

Para finalizar, mención especial al sacerdote Fernando Montes MATTE, (resaltamos en mayúscula su segundo apellido porque explica muchas cosas), quien lleva semanas paseándose dando cuñas por todos los medios de comunciación masivos haciendo campaña para que liberen a los militares y torturadores asesinos de Punta Peuco. Primero que todo, el cura Montes tiene conocidos antecedentes fascistas. Segundo, porque habla de «piedad» siendo que en la toma de estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado lo que menos tuvo fue piedad, y fue parte de la expulsión de los estudiantes involucrados. Además, resulta curioso que su preocupación sean los presos de Punta Peuco y no los reos en general, quienes sí se encuentran en condiciones deplorables e indignas, pero para Montes ellos no existen. Volvemos a repetir, que sea parte de la familia Matte no es casualidad.

 

En resumen, cualquier debate sobre las condiciones carcelarias y el «sufrimiento» de los presos de Punta Peuco, se debe hacer primero con las miserables condiciones en las que se encuentran los presos comunes. Y los militares asesinos y torturadores pueden hacer todos los shows que quieran, pero estos «abuelitos» están presos por crímenes de lesa humanidad, gracias a la Concertación recibieron penas bajísimas, y más encima no están en cárceles comunes. Por lo tanto, no merecen bajo ningún punto entregarles la libertad. No es venganza, es justicia. Venganza hubiera sido torturarlos, aplicarles corriente, asesinarlos y desaparecerlos. Cosas que ellos si hicieron, incluso con niños y mujeres embarazadas.




Compartir.

17 comentarios

  1. Cuál perdón piden estos CDSM, si en todo momento negaron su responsabilidad en los delitos que se les imputan. Además, no han colaborado para NADA con la justicia…De qué estamos hablando y pa más recacha este curita pajero haciendo de vocero, si cuando su Universidad (U. Alberto Hurtado) se fue a paro, no tuvo conmiseración con los estudiantes en toma, siendo algunos expulsados y otros con duras sanciones…
    ME IMPORTA UNA SOBERANA RAJA LA IGLESIA Y SU HIPOCRESÍA…

  2. Ni piden perdón por los crímenes que cometieron ni entregan la información en su poder que revelaría el destino de la gente desaparecida, se resisitieron escondiéndose y mintiendo hasta el final, desconociendo los horrores de su accionar sobre gente común, amparados y financiados por un aparato de estado que les brindó impunidad. Sus parientes refuerzan el sentido de su accionar como una «liberación» del país, dando a entender que no aprendieron nada. NO FUERON «VALIENTES SOLDADOS».

    • PROLEACTIVISMO on

      Y ellos hablando de «guerra» jajajaja y ¡JA!…les recuerdo que una guerra es un enfrentamiento armado entre 2 ejércitos regulares y NO torturar hasta los límites de la vida y asesinar a hombres, mujeres (embarazadas incluidas) y niños completamente desarmados…¿Valientes soldados?, valientes son los hombres y mujeres que dijeron basta y empuñaron legítimamente las armas en defensa de nuestra clase oprimida, torturada y asesinada y se enfrentaron a aparatos represores además de estos soldaditos de papel para defenderse y derrocar al tirano-delincuente, eso sí que es realmente valentía!!!

      • Te cuento que para las FFAA las guerras pueden ser contra «enemigos internos o externos a la patria» por definición. Ahora, si investigas un poco te darás cuenta que esta manga de parasitos SOLO han triunfado en «guerras» contra su propio país, y muy en particular, contra trabajadores pobres de su propio país; Es desde aquí de donde aparece lo de «siempre vencedor y jamas vencido», mantra del cual se vanaglorian sin pudor alguno… es por eso que NO EXISTE en la cultura de de las FFAA el concepto de perdón o arrepentimiento, ya que son estas las batallas desde las cuales ellos construyen su «triunfal» historia.

        Parasitos y lacras vendepatria…no hay weones más traicioneros y vendidos que los milicos, perritos falderos del poder de turno.

      • PROLEACTIVISMO on

        Jorge Campos: El gran intelectual chupa-fusiles de derecha, me encanta su retórica y la contundencia en sus argumentaciones; y pensar que este tipo de “personas” con las mismas capacidades unineuronales fueron, son y serán los que están en la élite y poder. ¡Que vergüenza!

  3. PROLEACTIVISMO on

    Enemigos internos de las FF.AA. y de Orden de $$hile:
    – Genocidio de la Araucanía
    – Matanza en Huelga de Valparaíso año1903
    – Matanza Huelga de la carne en Stgo. 1905
    – Masacre en Antofagasta (Huelga de ferrocarriles) 1906
    – Matanza en escuela Sta. Marí de Iquique 1907
    – Matanza en Pto. Natales y Pto. Bories 1919
    – Matanza de la federación obrera de Magallanes 1920
    – Matanza de San Gregorio 1921
    – Masacre de Marusia 1925
    – Matanza de Coruña y Pontevedra 1925
    – Masacre de Ranquil 1924
    – Matanza del seguro obrero 1924 ( Más allá de la ideología que tuvieron esos jóvenes)
    – Masacre de la plaza Bulnes 1946
    – Matanza de Stgo. y Valparaíso 1957
    – Masacre población José María Caro 1962
    – Masacre en El Salvador 1966
    – Masacre de Puerto Montt 1969
    – Golpe de estado militar 1973-1989
    (Datos obtenidos de «Chile 200 años Patria asesina»)
    QUE ORGULLO NO?

      • PROLEACTIVISMO on

        Jorge Campos: El gran intelectual chupa-fusiles de derecha, me encanta su retórica y la contundencia en sus argumentaciones; y pensar que este tipo de «personas» con las mismas capacidades unineuronales fueron, son y serán los que están en la élite y poder. ¡Que vergüenza!

      • PROLEACTIVISMO on

        Jorge Campos: El gran intelectual chupa-fusiles de derecha, me encanta su retórica y la contundencia en sus argumentaciones; y pensar que este tipo de “personas” con las mismas capacidades unineuronales fueron, son y serán los que están en la élite y poder. ¡Que vergüenza!

Dejan tu comentario