Ciper denunció que Piñera compró empresas quebradas para evadir millones en impuestos

3

piñera wea 30

 

Por si no fuese suficente con comprar acciones de una pesquera peruana mientras era Presidente en pleno conflicto de La Haya, bajar un proyecto minero para subir otro donde era socio y tenía acciones y recibir sobornos de las empresas pesqueras, un investigación de Ciper Chile reveló un nuevo escándalo de corrupción de Sebastián Piñera, esta vez, comprando múltiples empresas quebradas para evadir el pago de impuestos, incluyendo una por la cual declaró pérdidas por 44.000 millones de pesos. Parte del artículo señala:

 

En los ’90, exitosas empresas chilenas declararon ante el SII grandes pérdidas. No estaban en crisis. Compraban firmas quebradas y usaban sus pérdidas para borrar utilidades y ahorrar impuestos. El SII investigó y descubrió que de esta estrategia se beneficiaron los Cueto, los socios de Penta, sociedades de controladores de Falabella y una firma de Piñera, entre otros. CIPER obtuvo documentos y escrituras que muestran cómo el ex presidente compró firmas de Manuel Cruzat que estuvieron años sin actividad y una de ellas la usó para que Inversiones Bancard Ltda. declarara pérdidas por $44 mil millones.

 

Para la mayoría de los chilenos una deuda es un problema que angustia de día y espanta el sueño por las noches. Para un súper rico, en cambio, una deuda puede ser una oportunidad; y una deuda enorme, un regalo del cielo. La razón: permite pagar menos impuestos o incluso recuperar los tributos pagados en años anteriores. Precisamente esa experta asesoría fue la que tuvieron 20 grandes y pujantes empresas chilenas, al declarar entre 1996 y 2004 enormes pérdidas ante Impuestos Internos (SII). Según documentos a los que accedió CIPER, entre esas firmas están: Inversiones Bancard Limitada, que en ese periodo era propiedad del ex presidente Sebastián Piñera y de sus hijos; Empresas Penta S.A. de Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano; Inversiones San Patricio S.A. e Inversiones Quitalmahue S.A., ambas vinculadas a los controladores de Falabella; e Inversora Costa Verde Limitada, que pertenecía a la familia Cueto, controladora de Latam

 

Las pérdidas que informaron esa veintena de empresas eran de tal magnitud que parecían el resultado de una profunda crisis económica. Por ejemplo, Inversiones Bancard Ltda., declaró una pérdida tributaria de $44 mil millones; San Patricio, $940 mil millones; Penta, $54 mil millones. Pero no había crisis. Lo que había, según la definición de un ex alto funcionario del SII, era “un duro y masivo ataque de las empresas contra las arcas fiscales”. El “ataque” –precisa el ex alto funcionario– partió a inicios de los ‘90 y tuvo su peak en los inicios del año 2000, cuando comenzaron a ser revividas empresas quebradas en la década de los ‘80, que en su mayor parte habían pertenecido a los grupos económicos liderados por Manuel Cruzat y Javier Vial. En el caso de Inversiones Bancard Ltda., según fuentes del SII, en virtud de la prescripción vigente, solo se le cuestionaron las declaraciones de los años 2002, 2003 y 2004, totalizando un impuesto adeudado de $261,96 millones. En síntesis, el argumento del SII fue: mientras Inversiones Bancard Ltda., aseguró haber tenido en esos años pérdidas por $980 millones, la autoridad detectó utilidades por $547 millones.

 

Para propiciar el pago sin que mediara un conflicto judicial, fuentes del SII aseguran que se le ofreció a Bancard Ltda. –y a las otras empresas en su misma situación– una condonación que es la estándar en estos casos: entre el 50 y 70 por ciento de los intereses y multas. Los representantes de Inversiones Bancard Ltda., aceptaron, rectificaron sus declaraciones de impuestos y pagaron. CIPER se comunicó con la oficina del ex presidente Sebastián Piñera el 6 de marzo. Le informamos a su encargado de prensa que estábamos haciendo una investigación sobre el uso de “empresas zombis” y queríamos su versión sobre el uso que Piñera hizo de al menos cuatro de ellas que habían pertenecido a Manuel Cruzat. Reiteramos nuestro pedido al menos en cinco oportunidades. No obtuvimos respuesta.

 

1) La delincuencia de Piñera ya no resiste análisis. Cualquier otro candidato presidencial habría sido bajado hace rato. Sin ir más lejos a Golborne lo bajaron por mucho menos

 

2) Evades 700 pesos en el Transantiago y te vas preso, evades impuestos por cientos de millones y no pasa nada ¿Entienden que toda la institucionalidad y legalidad está creada por ricos para favorecer a los ricos? El poder real es económico, no tiene sentido hablar de Democracia




Compartir.

3 comentarios

  1. Piraña vende patria on

    Ya nada sorprende de este vulgar y asqueroso delincuente. Pronto lo veremos nuevamente en la TV victimizandose y llorando como un marica y culpando al PC

    • Mientras la ciudadanía continúe votando por estos delincuentes… aciago futuro nos espera.
      Pero… los chilenos y chilenas son muy ignorantes y prejuiciosos.

      No sólo ya está probado que son unos ladrones mentirosos y corruptos, sino que se les nota lo sinvergüenzas que son de puro verlos.

      Algunos ejemplos UDI del carerrajismo nacional:

      Jacqueline Van Rysselberghe,
      Ena Von Baer
      Novino Novoa

      Por mencionar algunos al azar.

Dejan tu comentario