Miles de mujeres se tomaron las calles para oponerse al candidato ultraderechista Jair Bolsonaro, el José Antonio Kast brasileño

4

bolsonaro marcha mujeres 3

 

Bajo el lema  de “Él no”, cientos de miles de mujeres en diversas ciudades de Brasil salieron a las calles para expresar su rechazo hacia el ultraderechista Jair Bolsonaro. El abanderado del Partido Social Liberal (PSL), un reconocido fanático religioso, racista, xenófobo, homofóbico y misógino, está al frente de la carrera electoral con un 28% de intención de votos de cara a los comicios del 7 de octubre Sin embargo, también es el candidato con mayor rechazo entre los electores, donde un 46 % de los brasileños asegura que no votaría en Bolsonaro en ninguna circunstancia, oposición que llega al 52 % entre las mujeres. Notas de El Diario y El País detallan:

 

“Como abogada he visto un retroceso en la democracia brasileña y esta manifestación es un espacio para afirmar que el pueblo brasileño no va a aceptar ningún retroceso en las libertadas democráticas en nuestro país, que fueron muy caras, muchos fueron presos y otros están todavía desaparecidos”, señaló a Efe la abogada Ana Luzia Marchiori, quien participó en la marcha de Sao Paulo. “Estoy aquí por un bien mayor, contra un candidato totalmente homofóbico, fascista, racista”, agregó la joven Camila Palmeira, de 23 años. El elevado rechazo de las mujeres hacia Bolsonaro podría ser clave en estos comicios.

 

En pocas semanas, lo que empezó como un modesto grupo de Facebook para mujeres ha logrado nombrar, galvanizar y catapultar un sentimiento, el rechazo a Bolsonaro, que hasta entonces estaba disperso. Sin líderes ni jerarquías, sino por células y de forma espontánea, docenas de minorías raciales, sexuales, religiosas y políticas se han ido valiendo de la infraestructura creada en redes sociales por la página Mulheres Unidas contra Bolsonaro. Si han podido hacerlo es porque esa infraestructura no era pequeña: en cuestión de una semana,  la página tenía un millón de miembros. Ahora son tres millones. Y, a ocho días de la votación de la primera vuelta, todos están llamados a salir a la calle para frenar a un candidato presidencial populista y militarista.

 

Nunca se pensó que la página llegaría a convertirse en un arma política de semejante envergadura. Al menos nunca lo pensó su creadora, una publicista autónoma del Estado de Bahía, Ludimilla Teixeira, de 36 años. “Vi que había un clima de indignación individual contra este personaje y su discurso de odio. Es un peligro lo cerca que está de ser presidente, para la población, pero sobre todo para mí como mujer. Un día estaba hablando por Facebook con una amiga sobre cómo toda esta indignación debería movilizarse, porque las ideas en las redes pueden ser de alcance muy limitado si se usan de forma individual. Y pensamos: ‘Vamos a abrir un grupo y convocar una manifestación’. Era 29 de agosto por la noche. Mi amiga, que es más reflexiva que yo, dijo que lo pensásemos. A las 6.30 de la mañana del 30 de agosto yo estaba creando el grupo. En 48 horas teníamos 6.000 miembros. Me conmoví y sentí esperanza”.

 

bolsonaro marcha mujeres 5

 

Otros colectivos más tradicionales, como intelectuales o sindicatos, publicaron también sus manifiestos contra Bolsonaro. Pero ninguno tuvo el recorrido que han tenido las mujeres y su #EleNão. En parte, sin duda, porque ellas han sido el blanco de las peores barbaridades que el ultraderechista ha soltado a lo largo de 30 años de vida política. La única vez que ha sido multado por insultar a alguien fue por decirle, en 2003, a una diputada: “Yo a ti no te violo porque no te lo mereces”. También describió así a su familia: “Tengo cinco hijos. Cuatro varones y en la última ya tuve un momento de debilidad y salió niña”.

 

“Él encarna al patriarcado. ¿Has visto cómo se refiere a su propia hija? ‘Fue una debilidad”, se lamenta desde Bahía Maíra Motta, profesora de Filosofía de 40 años y una de las primeras moderadoras que tuvo el grupo antes de que su crecimiento se disparase. “Nosotras no somos debilidades, eso es lo que le estamos respondiendo ahora. Mira cuántas mujeres, cuántas débiles, nos estamos uniendo y mostrando que él es la imagen del fascismo en Brasil. Cuando vieron el grupo quisieron estar en él, ser escuchadas, tener voz. No podemos quedar a merced de un tío así”.

 

 

 




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

4 comentarios

  1. Mas publicidad le estan dando. Es algo que funciona de amnera similar al efecto streissand donde la censura termina siendo la mejor publicidad

  2. “La lengua va por donde la muela duele”, creo que este dicho se aplica a este señor Bolsonaro, al parecer, es un odiador de mujeres, o sea ¿será un homosexual encubierto y no asumido?

Dejan tu comentario