Paul Fontaine, que está en contra de los cinturones de seguridad, ahora aseguró que no dejarlo manejar con copete es un “atentado a su libertad”

6

paul fontaine retraso endogamia

 

¿Recuerdan al cuico liberal que está en contra de usar salvavidas y cinturones de seguridad? ¿El que todavía sospechamos que es la mejor cuenta parodia jamás creada ya que nadie puede ser tan absurdamente aweonao? Bueno, resulta que Paul Fontaine, el mismo día en que se rebeló que murieron 36 personas por accidentes de tráfico en Fiestas Patrias producto del consumo irresponsable de alcohol, no sólo propuso aumentar los límites de velocidad, además aseguró que no dejarlo manejar con copete en el cuerpo “atenta contra su libertad”

 

paul fontaine 21

fontaine retrasado 1

fontaine retrasado 2

 

  • Imaginen la burbuja de privilegio en la que viven los cuicos de mierda que su concepto de libertad es que los dejen manejar sin cinturón y copeteados… 

 

  • Como personas decentes, tenemos la obligación moral de no dejar manejar jamás a los “liberales de derecha”. Son más peligrosos que cura de colegio cuico




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

6 comentarios

  1. Pronto encontrará que la ley de la gravedad es opresiva y actuará la selección natural en forma implacable, solo esperemos lo inevitable.

    El postmodernismo como lógica cultural del capitalismo en su fase neoliberal se puede entender como el reflejo superestructural, que se expresa en esa idea delirante de que el mercado se regula solo como arte de magia, de ahí que las regulaciones sociales más elementales le parezcan coerciones innecesarias que entorpecen su vida, confunden racionalidad con opresión, ser directivo con autoritarismo, planificación con control inflexible y así hasta que hacen mierda los países con sus políticas.

  2. Esa es una de las muchas cosas que me irritan de los así llamados libertarios. La idea de que sus libetades y derechos son ad infinitum. No, no lo son. Sus derechos y libertades limitan con los derechos y libertades de otros. Esa es una de las bases de toda convivencia democrática. Eso y que todos somos iguals en libertad, dignidad y derechos. Se sabe que no es así, pero el ideal sigue en pie, y quiero creer que algún día, ese ideal será realidad.