Jaime Guzmán jamás defendió la Democracia, estaba a favor de continuar con la Dictadura y de la manera más perversa posible

4

jaime guzman 9

 

Cuando se habla de la Dictadura que arrasó con el pueblo, y que permitió a sus promotores enriquecerse de manera obscena desfalcando al Estado, convenientemente han dejado de lado a los cómplices civiles de la misma, (acá para conocer a 20 de estos personajes), uno de ellos fue el siniestro de Jaime Guzmán, ideólogo intelectual de la Dictadura, que jamás fue el “defensor de la Democracia” que nos quiere vender a UDI. Un artículo de Memoria Viva nos recuerda quién fue de verdad Jaime Guzmán:

 

Jaime Guzmán fue de los primeros civiles en ponerse a disposición de los militares. No ejerció cargo de autoridad en el gobierno, pero operó en las sombras; al principio, como principal asesor y consejero de la Junta Militar y de Pinochet -a quien incluso le escribía sus discursos- y, tiempo después, como miembro de la Comisión de Estudios de la Nueva Constitución y luego de la Comisión de Estudios de Leyes Orgánicas Constitucionales, que dieron sustento jurídico al régimen.

 

Sólo días después del golpe de Estado, en una de sus primeras minutas a la Junta, Guzmán marcaba la pauta de la brutalidad con que actuaron los servicios de seguridad: “El éxito de la Junta está directamente ligado a su dureza y energía, que el país espera y aplaude. Todo complejo o vacilación a este propósito será nefasto. El país sabe que afronta una dictadura y lo acepta… Transformar la dictadura en dicta-blanda sería un error de consecuencias imprevisibles”.

 

El fundador del gremialismo y miembro de Patria y Libertad (entre 1970 y 1972), tenía en mente desde los inicios del régimen la creación del movimiento que en 1983 se convirtió en la UDI, un partido a la medida del régimen. De hecho él mismo lo definió como “un nuevo movimiento cívico-militar que respalde a la Junta y dé prolongación fecunda y duradera a su gestión”, cuando propuso su creación, en otro memorando a la Junta fechado en octubre de 1973. Tiempo después, en 1978, los gremialistas se declararon abiertamente pinochetistas.

 

Fue así que el gremialismo -y UDI después- se levantó como el principal grupo de poder de la dictadura. La historia se encarga de confirmarlo. Los nueve senadores de la UDI en ejercicio fueron funcionarios de Pinochet y la mayoría de sus diputados fueron alcaldes designados o directivos de la Secretaría Nacional de la Juventud. Todos los presidentes que la UDI ha tenido fueron también funcionarios del régimen: Julio Dittborn fue director de Pro Chile, director de la Refinería de Con Con y subdirector de Odeplan, Jovino Novoa fue subsecretario de Gobierno y Pablo Longueira fue asesor del ministerio de Vivienda y Urbanismo.

 

Jaime Guzmán está lejos de ser el “martir de la democracia” que nos quiere vender la UDI, fue un tipo perverso que de “demócrata” no tenía nada. Su único interés fue aplastar a pueblo para beneficiar a unos pocos




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

4 comentarios

Dejan tu comentario