Reportaje al colegio Nido de Águilas expone la putrefacción moral de los cuicos

9

nido de aguilas 1

 

Un reportaje de The Clinic enumeró todas las situaciones que gatillaron el suicidio de Katherine Winter hace algunos meses. Cyberbullying, amenazas, acoso, machismo, violencia de género, difusión de pornografía no consentida, cultura de violación, padres cómplices discriminadores y un colegio ausente, el Nido de Águilas, que se supone ofrece una “alta calidad moral” a sus estudiantes, quienes hasta ahora no sólo no asumen ninguna responsabilidad, incluso hicieron todo lo posible para que este reportaje no se publicara ya que “podía dañar su imagen”. Parte del artículo señala:

 

En mayo, la alumna del Nido de Águilas Katherine Winter se suicidó en el baño de un Starbucks, un día después de ser el blanco de una serie de mensajes agresivos en un grupo de Facebook de alumnos del colegio. Este reportaje, confeccionado a base de testimonios de compañeros de curso, amigos y apoderados —que por primera vez se atreven a contar los detalles del caso—, narra el calvario que vivió Katherine en sus últimos meses, en los que incluso llegó a presentar en clases un cuento sobre una adolescente suicida. También describe las dinámicas de acoso y ciberbullying en el colegio que su muerte sacó a la luz.

 

La historia la cuenta E., un alumno del curso de Katherine. A pedido de su madre, en este artículo no se identificará su nombre ni su género. Es la primera vez que habla del tema, luego de varias semanas de terapia, en que le diagnosticaron depresión. Está sentado en un sillón y mira al piso, mientras su madre lo escucha reconstruir la historia que preferiría no saber. Mientras lo hace, E. juega con su smartphone; lo va pasando de una mano a la otra. En él, ha visto mensajes de gente anónima culpándolo de la muerte de su compañera. Varios alumnos del colegio han recibido ese tipo de comentarios, por Instagram y por Facebook.

 

A E. no le sorprendió lo que narró Katherine en su cuento suicida. Aunque sus amigos la consideraban una joven alegre y risueña, su vida comenzó a oscurecerse en noviembre del año pasado, luego de intentar terminar, en varias ocasiones, una relación tóxica. Una de las cosas que más la angustiaban, asegura E. y también otros amigos, era que había recibido amenazas de que sus packs serían subidos a Instagram. Packs es el término en clave que ocupan los adolescentes para intercambiarse fotos con poca ropa, y no ser detectados por adultos.

 

En febrero, Katherine intentó salirse de las redes sociales, pero solo aguantó un par de semanas: la mayoría de las interacciones sociales en su colegio —como en todos los demás— eran a través de Instagram, Snapchat y Facebook. Allí recibían los alumnos las invitaciones a las fiestas, y publicaban las confesiones anónimas sobre las cosas que pasaban en ellas. El grupo de Facebook que manejaban los alumnos de su colegio tenía un nombre secreto, Millard Forso, para que ningún padre o directivo pudiera detectarlo. La foto de perfil era el logo del colegio. Manejado por alumnos seniors —como se les llama en el Nido de Águilas a los de cuarto medio—, se posteaban en él, entre otras cosas, mensajes de alumnos jactándose de sus conquistas, comentarios sobre los cuerpos de las freshies —alumnas de primero medio—, o situaciones de carácter sexual que habían ocurrido en las fiestas durante el fin de semana. No era el primer grupo así en el colegio: en Facebook e Instagram aún están online otros seis de generaciones anteriores, con dinámicas similares a las que existían en Millard Forso.

 

Del grupo “Confesiones Nido de Águilas MS”, activo en 2013:

Confesión 30. Confesamos que la XX es una suelta de mierda que se come a wnes en todas las fiestas #puta

-la cagó, verda?

Confesión 24. Confieso que la XX está enamorada del XX sólo que ella no lo quiere admitir porque piensa que su “reputación” se va a joder.

-de q reputación me estay hablando??? tiene???

Del grupo “Confesiones Colegio Nido de Águilas”, activo en 2015:

#367 estoy necesitado, freshie mas facil?

Del grupo “Confesiones Nido de Águilas 2015”:

#106 Confieso haberme aprovechado de una freshie incociente en mi cumpleaños. Hehehee

#412 Fuck XX she is a slut, us seniors don’t want her to hang with us
#615 Confieso que vi una foto del trip de Rugby donde la XX tenía cara de caliente y un niple afuera #queascodemina

 

La dinámica, que se repite en otros grupos similares en colegios y universidades de todo el país, es siempre la misma: los alumnos envían sus confesiones a la página, y los moderadores del grupo se encargan de publicarlas de forma anónima, agregando a veces algún comentario. Una de las últimas cosas que vio Katherine en su vida fueron las confesiones sobre ella. La tarde del sábado 19 de mayo, Katherine estaba muy entusiasmada. Llevaba dos semanas esperando esa noche, cuenta E., en la que habría un cumpleaños de dos alumnas seniors en Mokaii Club, una discoteca en la Plaza San Enrique.

 

Un Mokaii es lo mejor. Es el lugar donde hay bar abierto, donde pasa de todo. Se arrienda la disco, se hace una lista y hay que llevar una ID falsa para entrar. Miles de personas los hacen en el colegio. Es como una tradición que los seniors van por las freshies, las nuevas. El evento en Facebook de la fiesta lo advertía claramente: “Lleven ID de 18. Si usan un nombre diferente en su ID, avísennos así lo cambiamos en la lista”. Esa noche, Katherine ingresó a Mokaii cerca de las 10.40 PM, con un ID que se consiguió en el colegio. Según una persona que compartió con ella en la fiesta, con ese ID consumió vodka con Sprite. Luego se puso a bailar con un alumno senior con el que, meses antes, había salido durante un tiempo, pero que había dejado luego de que en el colegio corrieran chismes sexuales sobre ellos.

 

Aún entre sus amigos, hay versiones distintas sobre lo que pasó en esa fiesta. La mayoría dice que solo se besaron, y que Katherine no sabía que él estaba saliendo con otra alumna del colegio. Lo que todos dicen que sucedió fue que la hermana mayor de esa alumna les pegó una cachetada a ambos, en el medio de la pista. A partir de ese momento, empezaron a crecer los rumores que perseguirían a Katherine los últimos cuatro días de su vida. Al día siguiente, Katherine le escribió por Snapchat a un estudiante que también estuvo en Mokaii esa noche, para decirle que estaba muy deprimida por lo que había pasado. —Se sentía muy mal, demasiado mal por eso. Me decía que no tenía idea, que el tipo le había dicho que había terminado. Yo le dije que le pidiera disculpas a la otra chica. Al final le escribió —dice, y lee el mensaje que le reenvió Katherine esa tarde-: “Hola, te quería hablar sobre lo que pasó anoche. Tengo mucha pena y te pido perdón porque no sabía que estabas con XX y menos que tenías una relación. En verdad, me siento muy mal”.

 

Esas conversaciones fueron durante la tarde del domingo, cuando el grupo de Facebook Millard Forso todavía estaba en silencio. Las “confesiones” sobre Katherine comenzaron a publicarse recién durante la noche. Según alumnos que las vieron, las primeras eran suaves y hubo mensajes en su defensa. Pero con el paso de las horas se volvieron más agresivas. Dice un estudiante del Nido de Águilas que también era parte del grupo Millard Forso: —Cuando aparecieron, Katy me dijo que se lo veía venir. Me dio pena eso… Recuerdo que uno decía: “La Katy se pasa pa mentirosa, diciendo cosas que no son. Es una puta”. —¿Era común en ese grupo que trataran a alumnas de “putas”? —Sí, era común. Y pucha, me da lata pensar que yo fui una parte, porque lo vi y nunca lo reporté. La gente escribe confesiones y otros las pueden likear. Si le ponen like da pena…

 

Hasta ese momento, el acoso contra Katherine era uno más entre varios que, según exmiembros del grupo, existieron en Millard Forso. Otro fue el de M., una ex alumna que fue agredida al punto de que dejó de asistir a clases y comenzó un tratamiento psicológico. Muy angustiada por hablar del tema, por momentos temblorosa, cuenta a través de una videollamada: —En el Nido el bullying es sustancialmente hacia las mujeres. Tiene que ver con la palabra slutshaming, que es cuando a las mujeres las tratan de putas, por internet. Son generaciones chicas, donde, por más que no parezca, una página web puede formarte una reputación que no es la tuya, y la gente te trata mal en base a ello. Yo muchas veces quedaba destruida porque siempre había rumores de que me había acostado con tal persona.

 

Enterarse de lo que sucedió con Katherine, cuenta M., fue como volver a vivir exactamente lo que ella había vivido, porque también tuvo pensamientos suicidas. Dice, también, que conoce a varias niñas que han vivido lo mismo, y que en diciembre ella le advirtió a las autoridades del colegio de la existencia del grupo y las cosas que en él se escribían. —Yo le dije al Principal del High School. Le di el link de la página y la persona que la manejaba, y me dijo que estaba exagerando —dice M., con rabia—. En el Nido está la cultura de que los grandes hacen fiestas e invitan a las chicas, con bar abierto, para que tomen mucho mucho y así hagan cosas que no se dan cuenta que están haciendo. Una amiga terminó y encontraron divertido burlarse de eso y decirle que ahora estaba suelta. La página de internet está siempre abierta y está siempre ahí. Es todo el rato la misma idea: eres una puta, devuélvete al puterío donde naciste.

 

Alertado por su esposa, Emanuel intentó rastrear desde su trabajo, a través de la herramienta Find My iPhone, la ubicación del teléfono de Katherine, pero no pudo acceder por no tener su contraseña. Luego se subió al auto y fue hasta su casa, pensando que podría hacerlo desde el computador de ella. Cuando subió a su pieza, encontró la pantalla del notebook abierta. Una carta subida a Google Docs comenzaba con la frase Read this when I’m dead. Desesperado, buscó rápidamente alguna dirección, una serie de indicaciones del sitio donde debían encontrarla, pero no encontró nada. Entonces, se detuvo a leer: —La carta decía: tengo que hacer esto porque me aburrí de ser siempre la culpable por cosas que no he hecho. Y también decía: “¿Qué pasó? Vean la página Millard Forso”. Entonces vi que dejó abierta en su computador la página de Facebook… —¿Qué viste en esa página? —Era una página que tenía números y confesiones anónimas. Me acuerdo de tres. Una que decía que la Katy y el otro niño eran unos assholes, otra que decía que la Katy ahora iba a componer una canción para mostrarse como víctima, y otra que decía “La Katy es una perra”. Esas fueron las que vi. También tenían likes.

 

Cuando las autoridades del Nido de Águilas se enteraron de que Katherine había desaparecido, por el mensaje que le envió al alumno que besó en la fiesta, ya era cerca del mediodía y su rastro era difícil de seguir. Alrededor de las cinco de la tarde, intentaron acceder a la página Millard Forso, pero los alumnos ya la habían borrado. No pudieron ver los mensajes, ni los han visto hasta hoy. Días después, reportaron en Facebook las páginas de confesiones que todavía permanecen online, pero la red social no las dio de baja. Tampoco lo hizo Instagram.

 

El martes 10 de julio, tanto el Business Manager como la Directora del Plan Nacional del Nido de Águilas dieron una entrevista de dos horas para este reportaje. Sin embargo, una vez realizada, el colegio decidió llevar adelante una serie de diligencias destinadas a evitar su publicación. Estas incluyeron insinuaciones telefónicas sobre la existencia de un supuesto desorden alimenticio en el historial de Katherine y solicitar a una psiquiatra que redactara un documento para desaconsejar la publicación del reportaje. El colegio también contactó a algunos apoderados que fueron entrevistados para pedirles que reflexionaran sobre “la conveniencia” de que sus hijos hablaran en este reportaje. Por último, informó al autor que no podría usar el contenido de la entrevista que ya se había realizado.

 

El día del funeral, cuatro alumnas se acercaron a pedirle perdón a Evanyely, desconsoladas. Luego de eso, dice Emanuel, ningún padre se les ha acercado a pedirles disculpas en nombre de sus hijos. También dicen sentirse abandonados por el colegio: la última interacción formal que tuvieron con el Nido de Águilas fue cuando recibieron, a través de su Business Manager, las conclusiones que arrojó la investigación interna de la institución. —Sentimos frustración por el nivel de defensa corporativa, que podría entender de un banco, pero no de un servicio que trata con personas —dice Emanuel—. Katy en su carta de despedida dice “el colegio ahora es un lugar que me aterroriza”. Lo dice literalmente. La PDI nos dijo que (el abogado) Ciro Colombara está defendiendo al colegio y nosotros dijimos: ¿por qué a ese nivel? Después de que se fue Katy nos cortaron todo tipo de comunicación, sin avisarnos. El único email que recibimos de ellos era uno que decía que nos iban a devolver la matrícula y el mes pagado. Después de eso, ninguna otra persona del colegio nos ha vuelto a contactar. Gente que considerábamos cercana, incluso un profesor de Katy, no nos responden los whatsapps.

 

El informe de la investigación realizada por el Nido de Águilas, fechado el 12 de julio y entregado tanto a los padres de Katherine como a la Superintendencia de Educación, incluye diez conclusiones sobre el caso. En ellas, los pasajes subrayados señalan que Katherine sólo llegó a ingresar esa mañana a los estacionamientos del colegio; que sus padres no habían configurado el sistema informático Power School para recibir alertas sobre inasistencias; que ni Katherine ni sus padres denunciaron situaciones de bullying o ciberbullying en todos sus años en el Nido de Águilas; que la definición de bullying según la LGE implica agresión o hostigamiento reiterado, cosa que no habría sucedido durante el paso de Katherine por el establecimiento; y que no se pudo identificar la identidad de los alumnos que escribieron los mensajes contra Katherine ni de quienes administraban Millard Forso. El informe también señala que en la carta que dejó Katherine, a la cual tuvieron acceso por sus padres, “se observan elementos depresivos que parecen tener ya un tiempo”, entre otros “factores de riesgo” que no habrían sido detectados, como el término de una relación sentimental con dinámicas tóxicas y “la posible influencia de la serie 13 Reasons Why” en la trágica decisión que tomó el 22 de mayo.

 

Nosotros perdonamos a los niños que le hicieron eso a Katy, porque no sabían que estaban haciendo. Yo los perdono. Lo que me da miedo que se esconda debajo de la alfombra, que lo único que pase fue que Katy Winter se suicidó. Ahí la explicación es fácil: por culpa de que tenían una familia disfuncional, porque vivían con su padrastro y no con su papá… Les duelen ese tipo de comentarios, que también, dicen, han corrido por los grupos de WhatsApp de apoderados.

 

 




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

9 comentarios

  1. como todavía son niños, a pesar de lo triste de la nota ojalá puedan aprender algo de esta frase: “La filosofía moral según la cual debemos buscar lo bueno para nosotros mismos y para los demás. Su postulado máximo: “Disfruta la vida y ayuda a vivir una vida agradable.” Este principio combina el egoísmo con el altruismo. El agatonismo postula, además, que los derechos y los deberes van aparejados, que las acciones deben justificarse moralmente y que los principios morales deben evaluarse por sus consecuencias” Mario Bunge, diccionario de filosofía.

  2. LAS PELICULAS NORTEAMERICANAS

    LAS PELICULAS DE HOLLYWOOD MOSTRARON TODO ESTO HACE RATO

    LUEGO LAS SERIES MINI SERIES DE TV SIGLO 21 EL NETFLIX Y MÁS

    HOY ESTE CHILE 2018 LERDO LENTO COPIÓN LO REPRODUCE A NIVEL SUDACA

    PODREDUMBRE

    PODREDUMBRE

    PODREDUMBRE

    PODREDUMBRE

  3. Tuve compañeras que habían salido del nido en los 90 y ya era así. Desafortunadamente se creían el centro del universo y miraban en menos al resto de la humanidad. Yo tengo una personalidad muy fuerte y no me deje pasar a llevar, pero me odiaban más por eso. Consejo: no pescar. Yo nunca lo hice y les di lecciones de vida. Creo que al final terminaron admirándome justamente por no darles la atención que buscaban

  4. concepcion barrales. on

    Tengo mi Gallinero en Orden…Mis pollos siempre BAJO mis Alas.. fijarse una meta Clara..la conversáh Dominguera con mi FAMILIA, era sin discusión,, La Carga es agotadora..pero al FIN!! a punta de BECAS (por deprte, asistencia, etc etc..) (y ojo a las reun de Padres).. ORGULLOsa con su CARTON de PROFESORES!!!!! . Vivo en ÑUÑOA.. la sra Argandoña era mi veci mis 3 hijos ingresaron Al LiceoSan Agustín y a fuerza de puro Ñeque ELLAconsiguió lo que quería.. Mis respetos y como No!!?? Ambas somos SAGITARIO…

  5. Tal cual, próximos líderes y jamás por capacidades, pero ya los niños vulnerables no son como los de antes, con padres que les entregan valores y conscientes de que el conocimiento, valores y la máxima preparación, los hará libres, porque ya pasamos por los que sobran por las nulas oportunidades… Ahora a seguir preparándolos para derrocar esta herencia maldita de los poderosos misóginos, discrimadores, clasistas, racistas.

Dejan tu comentario