Diputado esloveno renunció a su cargo por robar un sandwich, Piñera se robó 800 metros de playa y sigue siendo presidente

4

pinera-corrupto-y-ladron

 

Un miembro del parlamento esloveno renunció a su cargo tras robar un sandwich de una tienda en la capital Liubliana. Según publica Radio ADN, el político de 54 años, llamado Darij Krajčič, justificó su acto asegurando que tras pasar más de tres minutos sin ser atendido en el local decidió “probar la seguridad del recinto”. Krajčič pidió disculpas y aseguró arrepentirse de su “experimento social”. El jefe de bancada del su partido, Brane Golubovic, aseguró que “él tomó responsabilidad por sus actos y renunció por decisión propia, en línea con nuestros altos estándares éticos”… ¿A qué vamos con esta noticia? A que Piñera lleva más de 30 años estafando, se hizo millonario tras robarse el Banco de Talca y sigue siendo Presidente. Ni hablar que la semana pasada, una investigación denunció que en su primer gobierno se robó 800 metros de playa del Lago Caburgua. Parte del artículo señala:

 

Si bien en la legislación chilena no se puede negar el acceso a las orillas del mar, lagos o ríos, sí existen mecanismos para que privados -sin fines productivos- puedan acceder al uso de esos espacios y hacerse de una especie de “playa privada” a través de una concesión marítima.  Así lo hizo el propio Presidente Sebastián Piñera, quien tiene a su disposición más de 800 metros cuadrados de playa en el Lago Caburgua, Región de La Araucanía. Tramitación que inició -y que sorteó los pasos claves para lograr un resultado positivo- durante su primer gobierno.

 

 

El 19 de abril de 2011, a poco más de un año de iniciar su primer periodo en La Moneda, Piñera presentó una solicitud de concesión marítima en el “Sector Renahue Km. 2.4, Lago Caburgua” con el objeto de “dar apoyo náutico a una propiedad mediante la regularización y uso de mejoras fiscales consistentes en 2 rampas, un hangar, una cancha de tenis, un muro, acceso a la playa, vereda, terraza, una losa (con quincho) y muros, con una vigencia de 10 años”. Además, en el “anteproyecto valorizado de la obras”, se argumenta que “las obras a mejorar realzan el encanto natural del sector, esto nace de la iniciativa por parte del solicitante de regularizar las instalaciones existentes”. Y si bien en la petición se lee de manera textual que se había ocupado de forma “ilegal” el espacio desde 2001, según un informe técnico las primeras construcciones se habrían instalado de forma irregular ya en 1990.

 

Entre quienes estudiaron la solicitud del Presidente se cuenta la Capitanía de Puerto Villarrica, autoridad marítima que evacuó dos informes técnicos que aprobaron la petición, y que contaron con la opinión de la gobernación marítima y la Dirección de Intereses Marítimos y Medio Ambiente Acuático (Dirinmar). Todo, bajo la coordinación de Departamento de Asuntos Marítimos dependiente del Ministerio de Defensa Nacional. Ambos informes, determinantes para el proceso de solicitud, fueron emitidos el 24 de junio y el 8 de julio de 2011, mientras Piñera era Presidente y el actual senador RN, Andrés Allamand, ejercía como ministro de Defensa.

 

En el proceso, también se requirió del visto bueno de autoridades locales. Uno que dio su venia fue el en ese entonces Seremi de Obras Públicas de La Araucanía, Ernst Rendel, quien incluso otorgó el permiso antes que Piñera realizara la solicitud oficial de concesión, el 26 de enero de 2011. Así mismo lo hizo el por esos días el director regional de Turismo, Sebastián Álvarez, quien emitió su voto favorable el 3 de enero de 2011. Con dichos antecedentes, a los que se suman la tasación del SII, la concesión marítima solicitada por Piñera ya estaba en condiciones de ser aprobada. Sin embargo, el decreto supremo solo fue emitido en junio de 2017, durante el Gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet, documento al cual El Dínamo accedió a través de Ley de Transparencia.

 

En total, el espacio entregado al Presidente estipula 879,61 m2 de playa, considerando 13 sectores en los que se incluye la cancha de tenis, el quincho y las diferentes construcciones instaladas entre las aguas mínimas y máximas que, en relación a la variación de las aguas, determina cuál el límite entre la propiedad privada y la de uso público. Dicho mapa descriptivo sobre los límites de la propiedad del Presidente fue ingresado al portal de concesiones marítimas el 16 de marzo de 2011, poco antes de oficializar la solicitud.

 

Patricio Herman, presidente de las fundación Defendamos Ciudad, tiene una mirada crítica: “Aquí alguien le otorgó al Presidente una concesión para que use a sus anchas un bien nacional de uso público. Eso es un abuso de poder, nada más que eso. Las concesiones son para explotaciones comerciales, no para usos privados. Además, por muchos años estuvo ocupando de forma ilegal este espacio y para salir de eso, lo regulariza a través de una concesión. Pero estas no son para disfrutar del lago con traje de baño. El Estado concesiona autopistas, hospitales, cárceles… actividades mercantiles, no para pasarla bien a la orilla de los lagos”.

 

¿Con qué cara después los fachos piden “mano dura” contra la delincuencia si literalmente tenemos un presidente que es un delincuente rematado? En cualquier otro país que un presidente se robara una playa sería un escándalo nacional. Mejor aún, si Bachelet se la hubiera robado todos los medios tradicionales le estarían pidiendo la renuncia. Ahí es cuando nos damos cuenta del monopolio ideológico de los medios en Chile




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

4 comentarios

  1. PIÑERA PAYASO on

    El pichón, nos sigue metiendo el pico en el ojo, con su apoyo a los venefachos que lloran por la “supuesta” escasez de alimentos, mientras en $hile, el norte se inunda, el sur se quema y para remate, aprobando leyes truchas, para cagar a los trabajadores…

    • Lo estamos degradando de pichón de Pinochet a mascota de Trump, aunque también puede mantener ambos títulos es cuestión de crear una asamblea de comentaristas que vote.

Dejan tu comentario