Incendios fuera de control: Las miserables colaciones que reciben los brigadistas de la CONAF

17

brigadistas conaf 3

 

Un artículo de Publimetro denunció las deplorables condiciones en las que trabajan los Brigadistas de la CONAF que se encuentran combatiendo los incendios que están fuera de control en el sur de Chile, donde se juntan largas jornadas de trabajo, sueldos miserables y colaciones vergonzosas. Todo esto recordemos, mientras Piñera dejó Chile botado para ir a webear a Venezuelale regaló millones a EE.UU para financiar el Golpe de Estado y 150 brigadistas se fueron a huelga demandando la nula ayuda del Gobierno. Parte de la nota señala:

 

colaciones brigadistas conaf

LAS MISERABLES COLACIONES DE LA CONAF

 

Una hallulla con pasta de cerdo, un jugo néctar en caja y una mini barra de chocolate. Esa fue la colación que generó indignación en Twitter cuando un brigadista de Conaf publicó la colación que recibió luego de 12 horas combatiendo las llamas en el sur de Chile durante el fin de semana. En efecto, se trataba de la ración destinada para «recargar energías», luego de una extensa jornada que no es más que otra dentro de las largas semanas que tienen a gran parte del sur, especialmente a La Araucanía y Aysén, de rodillas contra las llamas.

 

En Chile, la fuerza terrestre para combatir incendios de la Conaf se reduce a unas 2.800 personas, cuerpo coordinado regionalmente según la contingencia lo amerita. Y gran parte no está conforme. El fin de semana, de hecho, unos 150 brigadistas de La Araucanía iniciaron la llamada «huelga de brazos caídos», para exigir a las autoridades regionales de Conaf una mejora en las «precarias e indignantes condiciones laborales».

 

Pablo, seudónimo que usa un brigadista que este lunes combatió la alerta roja en Cañete, La Araucanía, sabe de eso. Por temor a no ser recontratado en la próxima temporada, prefiere mantener el anonimato. ¿Su labor? maniobrar la motosierra. «Mi trabajo es peligroso porque debemos ser la punta de lanza de la cuadrilla cuando enfrenta un incendio. Debemos abrirnos paso y definir el mejor lugar para ingresar al bosque», cuenta el joven. Se trata de su novena temporada como brigadista, de las cuales una la pasó como combatiente tradicional, otra como jefe de cuadrilla y siete como motosierrista. «Me anoté en la postulación de octubre y en noviembre me fui al cuartel para combatir incendios», dice, agregando que su contrato debiera finalizar en marzo.

 

Se trata de la condición transitoria de los combatientes, que, al llegar la época estival, se convierten en una especie de temporeros del fuego. Pablo relata que, con incendios desatados en su región, las jornadas llegan fácilmente a las 12 horas continuas. «Primero entré por la plata, que tampoco es tanta. Pero ahora lo hago porque le tomé cariño, tengo mis amigos y me gusta colaborar cuando llega la temporada de incendios», relata. Pese a que su labor consiste en deambular peligrosamente por las llamas y abrir paso en el bosque para su cuadrilla, el joven de La Araucanía relata que recién el pasado jueves recibió los pantalones de su uniforme, siendo que el equipo debió estar plenamente disponible en octubre. Algo similar le ocurre a su otro compañero, dupla en la motosierra que recibió sus botas hace dos semanas.

 

«Nos hemos enterado por nuestros colegas en Magallanes, Octava y Novena región, que a los trabajadores aún les están facilitando uniformes reciclados. Se seleccionan algunos, los meten a la lavadora y se los vuelven a entregar a los brigadistas. Esos uniformes ya no tienen la misma resistencia ni las propiedades ignífuga que tenían en un inicio», advierte Felipe Peña, socio y gerente de la Cooperativa de Brigadistas Forestales (Coopebrif)

 

El dirigente fue uno de los precursores de los reclamos en el Congreso en 2015, situación que dice «jamás fue atendida». «El problema de las raciones alimenticias persiste. Conaf carece completamente de una logística, un Plan Nacional de alimentación, tanto en base como en terreno. Si piensa que un pan con paté y un par de chocolates es alimento de un brigadista, estamos pésimo», sostiene. De eso da fe Pablo. «En el cuartel tenemos hora de colación, y comemos alimento al estilo militar, que no siempre es la mejor en variedad y sabor», dice. Eso sí, lo peor se da cuando combaten incendios:»Allí se da una colación cada 12 horas, la rec, como le llaman. Son dos barras de cereales, una gatorade chica, maní salado chico y dos galletas pequeñas», relata·.

 

«Venimos detallando los problemas hace años. En este gobierno, el director ejecutivo de Conaf nunca nos ha querido recibir. Cuando se sentó a conversar con los colegas de La Araucanía fue porque el gobierno central se lo exigió. (José Manuel) Rebolledo no es el liderazgo que necesitamos. La Conaf está carcomida por los conflictos internos que el mismo Rebolledo ha protagonizado», señala por su parte Peña. Tanto la cooperativa, como el sindicato autónomo de brigadista, instarán estas semanas en las comisiones de Trabajo del Congreso para que se discuta con urgencia un nuevo plan estratégico para las temporadas de incendios, y que incluya a los combatientes terrestres.

 

Entre sueldo base, bono por movilización y horas extra, un brigadista hace unos 380 mil, según cuenta Felipe Peña, socio y gerente de la Cooperativa de Brigadistas Forestales (Coopebrif). Los dirigentes gremiales consideran la cifra como cifra como deficiente, considerando el alto riesgo del oficio. Y eso que las horas extraordinarias, dicen los brigadistas, no son ningún incentivo: apenas se pagan $1.600 por hora extra. «Algo que nos perturba, es que cada vez que los brigadistas alzan la voz, la gente tiende a criticar nuestra vocación.

 

Es molesto cuando la gente nos compara con bomberos porque ellos así lo eligieron, nosotros somos trabajadores del Estado con remuneración. Nosotros nos internamos en el bosque, lidiamos directamente con las llamas y jamás pararíamos si hay una casa en peligro», afirma Peña. Hay tres niveles entre los propios brigadistas: los combatientes, los motosierristas y los jefes de brigada -únicos trabajadores fijos-. Pablo, que combate en La Araucanía, es del segundo lote. Haciendo todas las horas extra que puede, dice que recibe unos 420 mil líquidos al final del mes. Eso sí, aclaran, ninguno se salva de dormir en colchonetas, jornadas extenuantes de trabajo y pequeñas raciones de alimento.

 

Pablo, el brigadista que combate en Cañete, decidió usar un seudónimo para evitar problemas al postular el próximo año. Eso, según Felipe Peña, representante del gremio, es una práctica habitual de Conaf. «El brigadista no tiene seguridad laboral, no por el hecho de ser transitorio, sino por el hecho de que cualquiera que efectúe una denuncia o queja, firma su sentencia de muerte», dice.

 

Para entrar, dependiendo de cada región, se debe postular a las convocatorias de septiembre y octubre. Luego viene el examen psicológico, la entrevista personal y el control físico. De ser aprobados, su ingreso al combate se hace de manera escalonada, según la contingencia. «Si tienes diferencias con las jefaturas, van a utilizar criterios de exámenes psicológicos, que los manipula la Corporación, exámenes físicos o su hoja de vida para negar el reingreso al próximo año. No resulta extraño que un trabajador estuvo 10 temporadas apto para trabajar y misteriosamente al próximo año la hoja de ingreso desaparece», agrega Peña

 

Hay algo que ni hasta el más facho puede desmentir: Piñera dejó botado Chile mientras se incendia sólo para cumplir las órdenes de Donald Trump en Venezuela… Si tuviéramos una Oposición con más de dos neuronas le habría ocasionado una crisis terminal a un gobierno que se cae a pedazos, por suerte para La Derecha y desgracia nuestra, la oposición chilena no existe y la «izquierda» pólítico son una tropa de imbéciles




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

17 comentarios

  1. fachosenfermos on

    Conaf es un símbolo de corrupción, una corporación de derecho privado que administra dudosamente fondos públicos, uno de los mejores ejemplos de lo horrible que puede hacer una gestión un particular en vez del estado. Los recursos millonarios destinados a los militares inútiles y ladrones deberían ser destinados en su totalidad a la creación de una fuerza profesional totalmente preparada e implementada con la más alta tecnología para enfrentar todo tipo de catástrofes que pueden recrudecer con el cambio climático que ha desatado el sistema capitalista.

  2. Con el presupuesto botado de la forma más inútil durante décadas en las fuerzas armadas y carabineros, se debería financiar un equipo estatal de bomberos profesionales para todo tipo de desastres, no se puede seguir improvisando en pleno cambio climático y menos cuando las actividades locales que más lo propician son dueñas de la política como es el caso de mineras y forestales.

  3. Ahí tenemos a Piñera defendiendo el desastre de la megaindustria forestal, dejando abandonado a los brigadistas y a la gente pobre, porque el cambio climático los golpea especialmente y a él solo le interesa moverle su cola al demente de Donald Trump que cree que Latinoamérica le pertenece y que el cambio climático no existe, a pesar del recrudecimiento de inundaciones e incendios. Les comparto la reflexión de un científico que responsabiliza de la profundización de esta crisis a la desigualdad social:

    “En La vida en la cuerda floja, Eldredge afirma que actualmente se está desarrollando la sexta gran extinción como consecuencia de la destrucción de los hábitats naturales provocada por la sobreexplotación del hombre. El impacto negativo comenzó, sostiene, cuando los humanos se dispersaron por el mundo hace unos 100 mil años. La invención de la agricultura hace 10 mil años significó “nuestra virtual y concomitante declaración de guerra a los ecosistemas locales”. Las consecuencias se profundizaron con la revolución industrial, el desaforado crecimiento demográfico y “la desigual distribución de la riqueza y de las pautas de consumo”. “Niles Eldredge . Paleontólogo estadounidense, curador del Departamento de Invertebrados del museo de historia natural en Nueva York, uno de los más destacados especialistas mundiales en la teoría darwiniana de la evolución de las especies. Autor, junto con Stephen Jay Gould, de la teoría del equilibrio puntuado (1972) ”

  4. No es posible seguir engañandose no hay salida a la crisis dentro del capitalismo, ni con líderes locales que son mascotas de potencias imperialistas. La izquierda debe tomar las banderas de la ciencia para afrontar el cambio climático-colapso ecológico, las banderas del humanismo para rechazar la desigualdad social y tener cojones para dejar de tranzar con los neoliberales en forma pusilánime. Concuerdo también en que se debería reducir drásticamente el gasto militar y transferirlo a un cuerpo profesional y estatal de rescate para emergencias.

    Los científicos advierten: el capitalismo es inviable :

    “Un informe desarrollado por un grupo de científicos finlandeses a petición de Naciones Unidas asegura, en un borrador que será publicado el año próximo, que la muerte del capitalismo está próxima y que nos esperan años turbulentos.

    Añade que el cambio impulsado por el calentamiento global, alejado de los combustibles fósiles, significa que la economía mundial tendrá que cambiar. Sugiere que debemos considerar seriamente la posibilidad de hacer cambios drásticos en nuestros sistemas económicos, que están en el origen de la crisis planetaria actual.

    El informe destaca que el cambio climático y la extinción de especies se están acelerando, al mismo tiempo que las sociedades humanas experimentan una creciente desigualdad social, altos niveles de paro, lento crecimiento económico, elevados niveles de deuda y gobiernos incapaces de resolver este conjunto de problemas: no tienen las herramientas de gestión que demandan los nuevos tiempos.

    En transición

    Los autores de este informe señalan asimismo que la presente situación señala el inicio de una transición a una nueva era económica, alejada de la producción ineficiente de combustibles fósiles y de los drásticos efectos del cambio climático.

    Para estos científicos, el pensamiento económico capitalista no puede explicar, predecir o resolver los problemas de la economía global en la nueva era en la que estamos. Destacan al respecto que es la primera vez en la historia humana que las economías capitalistas están cambiando a fuentes de energía menos eficientes, ya que las sociedades deben abandonar los combustibles fósiles debido a su impacto en el clima del planeta.

    El informe señala también que la transición hacia las economías renovables, si bien ayudará a resolver el desafío climático, no generará los mismos niveles de energía que el petróleo convencional barato.

    Por este motivo, si queremos atender nuestras necesidades energéticas, básicas y no básicas, tendremos que realizar un esfuerzo mayor que lo que supone en la actualidad atender nuestras demandas de energía. Estas demandas crecen sin parar conduciéndonos a un callejón sin salida: el mayor consumo genera más impacto ambiental y más residuos, lo que requiere mayores inversiones y agrava la crisis.

    “Las economías mundiales han agotado ya la capacidad de los ecosistemas planetarios de gestionar los residuos generados por el uso de la energía y los materiales”, sentencia el informe.

    Nuevo orden geopolítico

    El informe profundiza en el problema del pensamiento económico actual. Destaca que no es suficiente gravar las emisiones de carbono para contener el calentamiento global y plantea la necesidad de un compromiso político más profundo y una gestión proactiva de la transición energética para superar la situación actual.

    Denuncia también que la idea básica que sustenta todo el pensamiento económico, según la cual vivimos en un mundo con recursos infinitos, ha quedado totalmente obsoleta, ya que la evidencia científica plantea que vivimos en un mundo con recursos limitados que además se deteriora por la presión del desarrollo económico, tal como está planteado.

    Insisten los autores en que hasta la fecha no se han desarrollado modelos económicos válidos para la era venidera, sino que se está paliando la crisis ambiental con medidas que lo único que consiguen es aliviar la carga de la acción humana sobre los recursos naturales.

    Destacan que los mercados, la base del credo liberal que hoy rige la economía global, no pueden llevar a cabo la transición porque la política que se requiere para atender el desafío climático está en contradicción con los intereses privados y tributarios. Y concluyen: “los modelos económicos convencionales ignoran casi por completo las dimensiones energética y material de la economía.”

    Evocan como ejemplo el caso del programa espacial norteamericano Apolo, que pudo llevarse a cabo gracias a una política proactiva del Gobierno que definió con claridad la misión y obtuvo los recursos. De la misma forma, no podemos esperar hoy a que los mercados resuelvan la crisis climática.

    Clamor científico, social y técnico

    El informe, denominado Global Sustainable Development Report 2019 drafted by the Group of independent scientists, está siendo elaborado por un grupo independiente de 15 científicos designados por el secretario general de la ONU.

    La versión final no se publicará hasta el 2019, pero lo que ha trascendido de su desarrollo (el capítulo sobre la transición económica aportado por los académicos finlandeses) constituye una nueva advertencia científica sobre la deriva de nuestra civilización, que se suma a los sucesivos avisos sobre los minutos que faltan para el fin del mundo.

    También está en la misma línea que los diversos llamamientos firmados por miles de científicos apelando a la responsabilidad humana para detener la carrera hacia el abismo. Un nuevo llamamiento está gestando en estos círculos científicos, según ha sabido Tendencias21.

    Por último, este fin de semana, más de 700 científicos franceses, con motivo de las marchas por el clima que movilizaron a miles de personas en diferentes ciudades de 100 países, han firmado otro manifiesto en Libération, en el que advierten que la Tierra ya ha entrado en el futuro climático y piden a los políticos pasar de los discursos a la acción para alcanzar la profunda transformación social que demanda el desafío climático.

    También comienza hoy en San Francisco la Cumbre Mundial de Acción Climática, organizada por el gobernador de California en respuesta a las políticas de Donald Trump, en la que participan líderes políticos, sociales y empresariales de todo el planeta con la finalidad de denunicar la inacción política ante la urgente necesidad de limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

    El círculo se está cerrando en torno a la urgente necesidad de acometer la transición energética: según señalan los expertos de Carbon Tracker en un informe publicado ayer, el principio del fin de la producción de energías fósiles comenzará en 2023.

    Atendiendo a toda esta inquietud sobre el cambio climático, el Club Nuevo Mundo, que reúne a un grupo de científicos, profesionales y expertos en diferentes especialidades, publica este mes el I Informe sobre el Impacto Antrópico, que recoge 34 medidas para mitigar la huella ecológica de municipios, comarcas y regiones.”

    Fuente: Global Sustainable Development Report 2019 drafted by the Group of independent scientistsInvited background document on economic transformation, 2018

  5. fachodeinternet on

    BAZTA DE KRTICA AHL PREZIENTE DE THO LHO SHILENO HEL DEVE EZTAR AONDE DIGHA TRUNP PA EZO LO ELEJIMO NO PA ACERZE KARGO DE KHUENTO COMUNASHO DE KALHENTAMIENTO GLOVAL DIKTAURA MADURRO MALA LIZTA DE HEZPERA DE ZALUD EN SHILE VUENA DIOZ PATHRIA FAMHILIA BIBA LA DEZIGUALDA I HEL CONZUMO DEJHEN DE OMOZEXUALIZA JUERZA HARMADA, BAMO SHILENO VIEN NAZIDO KE AI ARTO BIDEO ENJUTUBE Y CAENAS DE VASAP Q ASER.

Dejan tu comentario