El fraude de la meritocracia: Empresario chileno está involucrado en una mafia de sobornos para apitutar a su hija tonta en universidades de prestigio en EE.UU

10

empresario chileno mafia pitutos 3

 

Una investigación del New York Times reveló una verdadera mafia que existía para que millonarios apitutaran a sus hijos tontos en universidades de prestigio. La empresa falsificaba los resultados del examen de admisión, inflaban las notas, sobornaban a los empleados de las universidades, y adulteraban los perfiles de presentación de los alumnos deportistas, incluso fotoshopeando fotos de sus cuerpos para que se vieran más atléticos. En Estados Unidos esto es un escándalo y está dejando la crema. Pues bien, de manera que no sorprende, hay un empresario chileno involucrado ya que quería apitutar a su hija en estas universidades. Una nota de CNN detalla:

 

El empresario chileno Agustín Francisco Huneeus Jr. figura en la lista de las 50 personas acusadas de sobornar a universidades de elite de Estados Unidos para la admisión de sus hijos, según reveló este martes el New York Times. El empresario es hijo de Agustín Huneeus, un personaje destacado en la escena mundial del vino en los años 60, como copropietario y gerente de Concha y Toro. Tiene 53 años y actualmente está radicado en San Francisco, California, donde preside la compañía Huneeus Vintners.

 

Al igual que otros ejecutivos, familias millonarias y dos conocidas actrices de Hollywood, el empresario vitivinícola es indagado por el Departamento de Justicia por participar del fraude para el acceso de sus hijos a prestigiosas casas de estudios, como Yale, Georgetown o Stanford. En concreto, la Fiscalía de Boston asegura que Huneeus “participó tanto en el esquema de trampas del examen de ingreso a la universidad (de California del Sur) como en el plan de reclutamiento universitario para su hija. Las indagatorias dan cuenta de una grabación donde Huneeus le pregunta a su contacto: “¿hay algún riesgo que esto me explote en la cara?”, lo que juicio de los fiscales demostraría su intervención fraudulenta.

 

Además, según Laura Smith, agente de la unidad de Delitos Económicos del FBI, el chileno pagó 50 mil dólares a la persona que ayudó a que su hija aprobara el SAT, un examen estandarizado que se usa para la admisión universitaria en Estados Unidos. La joven habría estado durante varios días bajo la supervisión de esta persona, quien “corrigió sus respuestas después de que ella lo completó”. Las indagatorias también detallan que el empresario chileno se quejó del puntaje alcanzado por su hija: 1.380 de un máximo posible de 1.600. El testigo de la justicia norteamericana declaró que le advirtió a Huneeus que el puntaje propuesto “se habría investigado a ciencia cierta con base en sus calificaciones”.

 

Los documentos también inculpan a Huneeus de photoshopear una foto de su hija, con el objetivo de fingir que era una estrella de waterpolo en la escuela secundaria y, de esa forma, obtuviera más puntos a la hora de postular. Además, se lo acusa de pagarle a Donna Heinel, la directora atlética asociada de la Universidad del Sur de California, y a Jovan Vavic, el entrenador de waterpolo de la casa de estudios, para que otorgaran más puntaje en la admisión de la joven.

 

 




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

10 comentarios

  1. FACHO POBRE on

    ojalá se investigue, las universidades chilenas, porque con el alto nivel de ignorancia y torpeza de piraña algo debe haber también acá.

  2. “Una persona pobre puede ser inteligente, talentosa y romperse la espalda trabajando pero jamás llegará a nada porque el sistema está construido para aplastarlo. En cambio un cuico puede ser un completo retrasado mental que no se esfuerza por nada y aún así tendrá los mejores trabajos sólo por su red de privilegios.”

    Una gran frase y yo le agregaría un grupo intermedio el de los chupapico estilo Matías del Río, que andan a la cola de los profes aunque sea para llevarle los lapices o los papeles.

    Si bien una persona talentosa y esforzada tal vez no llegue más allá, pero aún así conserva una dignidad inalienable, por eso es tan importante también evitar la propagación de la cultura del victimismo sobre la que publicaban una reflexión el otro día.

  3. reoporlindo on

    “Los documentos también inculpan a Huneeus de photoshopear una foto de su hija” Están enfermos estos weones con razón terminan con tantos tics como Piñera.

  4. Su Excelencia on

    Estos son oligarcas de segunda, y los pillaron por huevones.

    Los oligarcas de primera tienen yate o caballo de polo, así el hijito puede entrar “legitimamente” como “deportista top”. Fácil ser top cuando el 99.99% de la población no puede acceder a esos deportes.
    Los oligarcas de primera pueden donar millones (no miles) de dólares a la Universidad, deducibles de impuestos, para que admitan a sus hijos “sin hacer trampa”.

    La solución es examen de ingreso meritocrático a rajatabla.

  5. Qué rascas son; tantas ínfulas y pretensión, pero con todo lo que tienen y todo lo que hacen, no se les quita la mentalidad rasquienta.

  6. Chadwick del Barrio on

    Curioso que muchos de los que se han adjudicado Becas Chile sean hijos de politicos. Revisen las nominas y mas de algun apellido conocido se van a encontrar. Ahh, pero se me olvido que estamos en Chile, aca eso se llama “esfuerzo”.

  7. Piñera payaso on

    Y hay gente que se endeuda a través de préstamos bancarios, créditos y otros y terminan siendo rematados sus bienes…
    La meritocracia existe solo para los dueños del capital…

Dejan tu comentario