Fascistas fuera de control: Psicópata Gonzalo Fuenzalida quiere encarcelar a niños pobres asegurando que “no todos son blancas palomas”

10

gonzalo fuenzalida psicopata de mierda fascista reculiao

 

El diputado psicópata de RN Gonzalo Fuenzalida es el mejor ejemplo de la hipocresía de los fascistas y de que sólo promueven el populismo penal en contra de los pobres. Y es que mientras quiere encarcelar a niños  pobres señalando que “no son bancas palomas”, (tengan claro que jamás encarcelarán a niños cuicos), es amigo personal de delincuente de Carlos “Choclo” Delano el delincuente de Penta que sobornó políticos y cometió fraude tributario y defendió la evasión de impuestos de Piñera.

 

Según detalla El Dínamo, el parlamentario de RN, quien fue subsecretario de Prevención del Delito en el primer Gobierno de Piñera, comentó que en el caso de los menores de edad es necesario reforzar y ampliar el control de identidad, señalando que “no todos los menores de edad son blancas palomas”. Fuenzalida sostuvo además que los menores de edad también son responsables penalmente y que no hay que tener excepción respecto de ellos en relación a los mayores. “Creo que hay que perfeccionar el control de identidad, darle mayor atribución al carabinero en términos de registro y también poder controlar a través de los medios tecnológicos que hoy existen a los menores de edad”, indicó.

 

 

 




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

10 comentarios

  1. Su Excelencia on

    Que los delincuentes, ricos o pobres, se pudran en la cárcel. Empezando por los psicópatas de Punta Peuco y los participantes en la gran piñata de Pinochet.

    Pero no vamos a soltar a una horda de cogoteros (que a los que más joden es a los pobres) con la chiva de la justicia social.

    • claro que no se pueden soltar eso se comprende, pero tampoco es la solución meterlos a la cárcel o el sename para que sean violados sus ddhh, se debe implementar una política de rehabilitación e intervención comunitaria que sea ejecutada por psicólogos sociales, clínicos, del desarrollo con perspectiva neurocientífica ( y no por psicólogos postmodernos por favor) y por psiquiatras ( que entiendan la relación entre biología y ambiente y que no sean meros dispensadores de fármacos) pero todo eso cuesta caro y aquí solo hay voluntad para entregarle plata a empresarios que tienen embarradas medioambientales y sociales como los de las forestales.

  2. No hay evidencia a favor del control preventivo de identidad, eso debe zanjar el asunto. La delincuencia es un fenómeno multicausal que debe ser abordado por profesionales competentes entendiendo las interacciones entre los micro, meso y macrosistema y no por políticos mediocres, que por otra parte defienden a delincuentes que corrompen los sistemas democráticos por completo.

  3. Nos hace falta el perfil psicológico de un weón que dice que los menores de edad tienen todo el discernimiento del mundo, pero que el choclo Delano no.

  4. fachosenfermos on

    “Creo que hay que perfeccionar el control de identidad, darle mayor atribución al carabinero en términos de registro y también poder controlar a través de los medios tecnológicos que hoy existen a los menores de edad”, indicó.” Claro para que ahora las operaciones huracanes del futuro si les resulten y pueden comprar más equipo inútil con sobreprecio para que se sigan hundiendo en la corrupción, paradojalmente el narcotráfico a gran escala hace lo que quiere y nadie promueve un plan para su desarticulación total, todos nos podemos imaginar la causa.

  5. nota de gamba de agosto del 2018 “Según cifras publicadas por la Subsecretaría de Prevención del Delito, durante el primer semestre de este año, aumentaron los robos con intimidación (11%) los homicidios (10%) y las violaciones (18%) y también se incrementaron los hurtos, las lesiones menos graves y las lesiones leves.” por lo tanto las políticas de “prevención” de renovación nacional son un fracaso y son anticientíficas partamos por ahí

    El narcotráfico instalado en sectores urbanos pobres y medios empobrecidos (factor presente directamente o indirectamente en la mayoría de los delitos), cambia los reforzadores positivos, el insertarse en ese mundo ofrece recompensas rápidas pero riesgosas, por lo que también se aprovecha de la disposición natural por rasgos de personalidad de los adolescentes a la búsqueda de emociones intensas, en especial en hombres. La desesperanza aprendida en el contexto de un sistema educativo municipal paupérrimo, sumado a entornos inmundos llenos de basura y perros vagos, termina haciéndolos sentir que no pueden ser buenos para nada más, ademas está la inestabilidad económica de sus hogares en un creciente contexto de precariedad laboral y cesantía. El concepto de desesperanza aprendida proviene de las investigaciones en estrés postraumático, porque eso es lo que se tiene cuando los niños crecen entre enfrentamientos a balazos, sumado a la violencia intrafamiliar que recorre ambientes con gran cantidad de estresores psicosociales. Estos fenómenos deben estudiarse dentro de lo que se conoce como la interacción de micro, meso y macrosistema y no a través de frases estúpidas como “delincuentes se les acabó la fiesta” o “tiempos mejores”.

    La historia la conocemos se decidió por el populismo penal incluso contra los menores de edad y los delitos aumentan (los delitos mencionados en la nota siempre gravitan en torno al consumo y tráfico de drogas). Hay poblaciones intervenidas por décadas y lo único que tenemos es que las fuerzas de orden parecen haberse sumado al mismo tráfico más que impedirlo. Las penas endurecidas tampoco cambian esta tendencia porque el castigo, de acuerdo a la psicología conductual más básica, no previene la aparición de comportamientos, más bien se requiere reforzar la conducta que se quiere que se manifieste. Las cárceles por otra parte sobrepobladas son un monumento a la degradación humana, lo mismo que el sename, porque lo que deberían haber son centros especializados para los casos graves (tampoco queremos que criminales peligrosos sean mayores o menores de edad estén libres, pero si se requieren de centros especializados a todo nivel, ademas de re-inserción para ellos) y no que termine un vendedor de cd en estos recintos, por dar un ejemplo.

    Ni hablar de que los delitos cometidos por gente adinerada no son castigados, ya que ellos son los criminalizadores, los que hacen las leyes y tanto la criminología , como la psicología y la psiquiatría ha gastado más tiempo comprendiendo solo a los criminales y no a los criminalizadores cuya corrupción genera los entornos de pobreza descritos anteriormente, por ejemplo tenemos el perfil del violador o del asaltante pero no de los que viven del populismo penal.

    Para finalizar a pesar de todas estas condiciones cuando la gente de estos sectores pobres y medios empobrecidos tratan de organizarse a nivel comunitario, son nuevamente amedrentados por los narcotráficantes, sin que las fuerzas de orden hagan nada y la sospecha es más que válida sobre la razón, cuando aparecen haciendo mexicanas o prestando protección a narcos, son noticias de dominio público consultables por cualquiera. En este sentido muchos desde sus pulpitos progres, tratan de facho pobre a la gente y les reprochan no organizarse, a pesar del riesgo que implica, a la vez que les encanta también comprar droga y seguir alimentando el negocio desde sus lujosos bares del sector alto. El candidato Artés propuso pena de muerte para los grandes narcotraficantes y el silencio o el repudio de todos los sectores llama la atención en un país proclive al populismo penal y solo se explica porque la droga atravesó toda la institucionalidad y la sociedad, todavía recuerdo hace poco a parlamentarios cuestionados por visitar narcos en la cárcel.

    Como conclusión creo que es necesario invertir millones y millones en intervención social, psicológica, comunitaria, económica en estos sectores pobres y medios empobrecidos en todos sus sistemas de salud, educación ,etc de tal manera de revertir el cambio de reforzadores que ha generado el narcotrafico, eso a nivel de prevención y ademas centros realmente especializados con personal competente, si ese que cuesta caro, para menores que hayan delinquido, mantener las cárceles solo para criminales peligrosos y no por cualquier falta absurda, porque a esta altura ya no se sostiene la mentira de la puerta giratoria y finalmente la desarticulación decidida de todas las bandas de grandes narcos por todos los medios policiales y legales que existan, a menos que sean financistas de las campañas claro en realidad. Eso me parece que debería ser la agenda en este tema para una izquierda racional, positivista basada en la ciencia para este tema, hacer lo que no se ha hecho e invertir en serio en hacerlo.

  6. reoporlindo on

    ¿Tiene estudios científicos que avalen su postura? Evidentemente no, así que siga participando payaso del populismo penal.

  7. Las declaraciones del diputado Fuenzalida nos llegan gracias al auspicio del grupo Said, para que tengamos en cuenta si sus afirmaciones tienen una base racional y científica o son simplemente la voluntad de un grupo de empresarios bastante poderosos.

  8. Piñera payaso on

    A todo esto, cuál sería el aporte de los “honorables”, y si se justifica el tremendo sueldo?. En Finlandia, cuando los políticos no cumplen, tienen la decencia de renunciar a sus cargos…

  9. los pobres en las carceles son una carga, gastan recursos sin generar beneficios, deberian ponerlos a trabajar, si no trabaja no come, y si se pone choro un tiro.

Dejan tu comentario