Más hundidos que el Titanic: Desempleo en el país alcanzó un 7,2%, cesantía en Santiago del 8,4% está por sobre el promedio de los últimos 10 años

8

piñera renuncia 128

 

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer este viernes la Encuesta Nacional de Empleo (ENE). Según detalla Radio Bío Bío, la tasa de desocupación nacional en el trimestre móvil mayo-julio de 2019 alcanzó un 7,2%, la cifra más alta en lo que va del año. En el anterior trimestre, abril-junio, fue de 7,1%. En marzo-mayo, también fue de 7,1% y en el previo, de enero a marzo, fue de 6,9%.

 

Cesantía del 8,4% en el Gran Santiago está por sobre el promedio de los últimos 10 años

Mientras tanto, la tasa de desempleo en el Gran Santiago durante el Gobierno de Piñera alcanzó un histórico 8,4% durante el mes de junio. Un alza respecto del 7,8% de marzo y del 7,0 % registrado en junio de 2018, de acuerdo con el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile. Esto significa que hay 280.267 personas desocupadas, el número más alto desde diciembre de 2017. Para empeorar este desastre, el 8,4 % se ubica por sobre el promedio de desempleo de los últimos diez años (7,7 %).

 

EL GOBIERNO DE LOS CIERRES DE EMPRESAS Y DESPIDOS MASIVOS

A continuación, algunas grandes empresas y entidades que han realizado Despidos Masivos durante el Gobierno de los “Tiempos Mejores”: Radio Rock & PopTelefónica, Unilever, Calzados Albano, Shoes&Shoesla Municipalidad de Maipúla Municipalidad de ProvidenciaGrupo CopesaLATAMLa PolarCanal 13, MegaTVNBanco BCIBanco SantanderABCDIN, Hush PuppiesENAP, Teatro MunicipalViña Concha y ToroDAEM de Los AngelesIansaDijonSupermercados UnimarcPastelería SauréQuick BissGrifería NibsaFalabellala empresa MaerskConstructora CIALFCABDiario La HoraPastas Suazo, Revista Cosas, EntelBesalcoel Sector Público, Fensa, Mademsa, Anglo American, Sabú, Mistral, ECR GroupCalzados GuanteFarmacias Ahumada.

 

Entonces para resumir: El Gobierno que “se supone” iba a potenciar la economía y traer más empleo frenó la economía y aumentó el desempleo… ¿En serio esperaban que un Gobierno al servicio de los grandes empresarios iba a beneficar en algo a los trabajadores? Porque no es que las empresas despidan trabajadores y se queden así, despiden para contratar a otros por menos sueldo y menos derechos laborales, que es precisamente lo que está fomentando esta mierda de gobierno… Ahí tienen a su cagada de “Tiempos Mejores”… Para no creer nunca más en las mentiras y campañas del terror de la Derecha Empobrecedora




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

8 comentarios

  1. fachosenfermos on

    Sorprendente el mercado no se regula solo y el gobierno tuvo que incrementar el gasto público no más, a ver si esto ya también anima a ponerle controles estatales a la especulación en el sector vivienda.

  2. Desde la dictadura de Pinochet que estamos con empleos de emergencia y que el empresariado es incapaz de proporcionar el desarrollo que el país necesita, definitivamente necesitamos un programa de derechos sociales que reestructure la economía y la matriz productiva

  3. A propósito de que el otro día sacaron a colación a Wallerstein: Esto es el sistema mundo-capitalista y no esa estupidez conspiranoica del “globalismo”. Nuestra posición es periférica dentro de este sistema que tiene estas características:

    El sistema-mundo, según Wallerstein viene definido por cuatro características temporales:

    Ciclos cortos que representan las fluctuaciones de la economía, y
    Ciclos largos que indican tendencias más profundas y duraderas representando el desarrollo económico y su posterior declive.
    Contradicción, término que indica un problema irresoluble en el propio sistema, generalmente referente a los intereses a corto plazo frente al largo plazo. Por ejemplo el problema de la caída del consumo, derivado de la bajada de salarios que en principio aumenta el beneficio de las élites capitalistas a corto plazo, pero que a largo plazo esa disminución de salarios tiene un efecto negativo reduciendo la demanda para el producto y por tanto los beneficios.
    Crisis. La última característica temporal es la crisis, que tarde o temprano se produce cuando se dan una serie de circunstancias que rompen la estructura del sistema.

    “Para Wallerstein el origen del capitalismo se encuentra en el siglo XVI, momento en que comienza a darse un desequilibrio comercial que propiciaba la acumulación y el enriquecimiento de unas naciones en detrimento de otras. De este modo, a lo largo de los últimos cinco siglos, el capitalismo ha ido ignorando cualquier frontera, conectando cada palmo del mundo (ya sea desde una perspectiva productora, comercial o consumidora) y estableciendo como única meta la consecución de mayores beneficios. Es decir, desde el siglo XVI, según se iban extendiendo las relaciones económicas, se ha ido configurando un sistema global donde, según las posibilidades de intervención de las naciones, se han formado distintas zonas de influencia: las regiones periféricas, las semiperiféricas y las centrales.

    Las regiones periféricas carecen de poder de influencia, su economía no es industrializada y subsisten en tanto que proporciona al resto de regiones materias primas y mano de obra a bajo precio. Las semiperiféricas disfrutan de cierta autonomía y diversidad económica, pero disponen de niveles medios de riqueza. Finalmente, la zona central dispone de una economía industrializada y dominan el sistema-mundo. Cuanto más al centro del sistema, mejor acceso y posibilidades de mantener una situación favorable, mientras que cuanto más periférico, mayores dificultades de desarrollo. Se configura, de este modo, el sistema-mundo donde las naciones del centro se disputan la hegemonía; los semiperiféricos, el acceso al centro; y los periféricos, la salida de la peor posición de influencia.

    Según este enfoque de perspectiva histórica y global, nada es ajeno: cada evento explica dialécticamente los siguientes. Las disputas comerciales, las guerras (de cualquier índole), los movimientos demográficos, progresos técnicos, revueltas y movimientos sociales… todo condiciona y modifica las tensiones en el sistema-mundo. La transformación del modo de producción feudal y la división del trabajo, la conquista de América, las innovaciones en las embarcaciones, las guerras europeas, la Revolución industrial inglesa, las revoluciones de independencia, la descolonización de los distintos países que estaban subyugados a las potencias europeas, la Revolución francesa… cada elemento es clave para comprender el desarrollo, el fortalecimiento y la consolidación del sistema capitalista a escala mundial en el que cada vez se condensa el poder económico en menos manos.”

  4. Lo estaba leyendo justo ahora en rebelion .org
    “ÓRDENES Y JERARQUÍAS

    Wallerstein detalla varios principios de funcionamiento del sistema mundial. Subraya la permanente ampliación de ese circuito, mediante la incorporación de áreas externas a una estructura segmentada entre países centrales y proveedores de materias primas. A medida que la economía-mundo se expande, todas las regiones del planeta quedan incorporadas a ese dispositivo (Wallerstein, 1979: 426-502) .

    América fue absorbida durante la conquista española y Europa Oriental cuando consolidó su exportación de alimentos. La India, el Imperio Otomano, Rusia y África Occidental ingresaron al quedar sometidas a las exigencias de la división internacional del trabajo.

    Esa subordinación afianzó las especializaciones laborales y productivas de cada zona. La temprana industrialización de Inglaterra, Francia y los Países Bajos determinó la primacía del trabajo libre. En América del Norte prevaleció la esclavitud para asegurar la provisión de insumos al Viejo Continente. En Europa Oriental se impuso la servidumbre para garantizar el abastecimiento de granos y en zonas intermedias -como Italia- predominaron mixturas de trabajo asalariado y forzado (Wallerstein, 1979: 93-177) .

    Con ese enfoque se considera que el capitalismo debutó como un sistema mundializado y se afianzó con la inclusión de países en la cúspide, el medio y la parte inferior de su estructura. La ubicación central, periférica o semiperiférica de cada país determinó el tipo de explotación laboral prevaleciente.

    También el producto exportado fue definitorio. Quienes se insertaron en forma subordinada aportaron los bienes requeridos para la fabricación de mercancías más elaboradas. Cuando concretaron esa integración, sustituyeron su viejo rol de vendedores de bienes secundarios (o suntuarios) por un nuevo papel de proveedores de insumos específicos (Wallerstein, 1999a: 183-207).

    Esa mutación determinó la especialización del subcontinente indio en la producción de índigo, seda, opio o algodón y la transformación del Imperio Otomano en exportador de cereales. África Occidental afianzó su elaboración de aceite de palma y cacahuates y Rusia consolidó sus ventas de cáñamo, lino y trigo.

    Estas incorporaciones al sistema-mundo provocaron, a su vez, la destrucción de las viejas manufacturas locales. En la India quedó demolida la producción textil, en el Imperio Otomano se desmoronaron los centros productivos de Anatolia, Siria y Egipto. En África fueron pulverizadas las embrionarias modalidades fabriles. Sólo Rusia pudo resistir el embate por la relativa fortaleza de su ejército (Wallerstein, 1999a: 207-212).

    El teórico de los sistemas entiende que las ubicaciones y jerarquías de cada región se reproducen a través de una cadena de productos, que ensambla a todos los participantes en un mismo circuito mundial. Mediante el intercambio desigual y el flujo polarizado del comercio, esa conexión refuerza el predominio de ciertas zonas centrales. El sistema incluye, por lo tanto, una constante recreación del subdesarrollo.

    La misma jerarquía global se reproduce también con transformaciones industriales que modifican la localización de las distintas ramas. La presencia de la industria textil retrataba en el siglo XVI a una economía central. Pero esa misma actividad era representativa en el siglo XIX de un país semiperiférico y se tornó característica de una periferia a fines del siglo XX. La cadena de productos se ajusta a la periódica reorganización de la jerarquía estable del capitalismo mundial (Wallerstein, 1986).

    En este análisis también se considera que el sistema-mundo funciona mediante una estructura política, que reafirma la ubicación central, periférica o semiperiférica de cada país en la jerarquía global. Ese encasillamiento se amolda a la preeminencia de estados fuertes, débiles e intermedios. Las distintas formaciones estatales coexisten a través de reconocimientos mutuos, que aseguran la legitimidad internacional de cada país (Wallerstein, 2004: cap 18-19) .

    Esos estados son indispensables para mercantilizar la fuerza de trabajo, asegurar el cobro de impuestos, garantizar la ganancia y socializar el riesgo . E l capitalismo necesita jurisdicciones territoriales y fronteras definidas para externalizar los costos de las grandes inversiones y sostener políticas de protección o liberalización comercial ( Wallerstein, 1988: 36-48) .

    La gravitación decisiva que el teórico estadounidense asigna al estado contrasta con el papel secundario que atribuye a la nación. Considera que estas últimas entidades se conformaron como simples derivaciones de los estados y han servido para cohesionar a los individuos en torno al patriotismo, el sistema escolar y el servicio militar (Wallerstein, 2005: c ap 3). (ESTA PARTE ES IMPORTANTE PARA ENTENDER LA RAZÓN POR LA QUE LOS MOVIMIENTOS CONSPIRANOICOS NACIONALISTAS O ANTIGLOBALISTAS AL FINAL SON FUNCIONALES AL CAPITALISMO)

    Con un razonamiento semejante, se plantea que la raza emergió como una entidad adaptada al lugar que ocupa cada agrupamiento humano, en la división internacional del trabajo.

  5. Tiempos Peores s on

    Supongo que las verdaderas cifras deben ser mayores , si fuera el gobierno de la chanchelet ya los fachos dirian que estamos en crisis economica , pero aca es como normal.
    Pero bueno ,estos son los resultados de no haber tenido una politica de desarollo tecnologico – cientifico y solo exportar fruta, madera y piedras como en el siglo 19.
    Con la automatizacion,la inmigracion descontrolada en un pais chico ,las universidades que regalan titulos sin haber fuentes laborales y los jovenes cesantes ilustrados ,la cesantia va a seguir creciendo .
    Si vender super 8 y hacer ubers no va a solucionar el empleo.Este pais se va a la chucha.

Dejan tu comentario