Hackeo a Carabineros reveló que nunca existieron “grupos extranjeros quemando las estaciones del Metro”, todo fue una mentira de Piñera

3

piñera chadwick 1

 

El hackeo que sufrió Carabineros estas semanas, además de revelar que durante el estallido social se dedicaron a vigilar organizaciones sociales, activistas medioambientales, sindicatos, profesores y feministas, algo que es de extrema gravedad, también expuso que los dichos de Piñera de que habían “poderosos grupos extranjeros quemando las estaciones del Metro” siempre fue una mentira, ya que simplemente jamás existieron. Un artículo de Ciper detalla:

 

El general director de Carabineros, Mario Rozas, dijo este martes 29 de octubre en La Moneda que su institución no está sobrepasada. Pero a esa misma hora la página web de la policía uniformada estaba caída. Y lo está hace muchas horas. Desde que un grupo de hackers accedió a su sistema interno para extraer y exponer en internet miles de documentos, entre ellos archivos reservados de inteligencia. CIPER revisó parte del material que quedó expuesto en la noche de este lunes 28 de octubre y pudo comprobar que muchos de estos documentos contienen información sensible, como el armamento con que cuentan algunas unidades, “blancos de interés” para la inteligencia policial y datos sobre el resguardo de autoridades. Esta fue la tercera filtración realizada por los hackers.

 

La primera filtración tuvo lugar el viernes 25 de octubre, cuando los atacantes hicieron pública su acción, al subir a internet una base de datos con los nombres, RUT, sexo, zona y comisarías, de todos los funcionarios de Carabineros de Chile. Esa base la acompañaron con passwords para ingresar a la plataforma de documentación electrónica de la institución (DOE), la que desde ese día también está caída. Un día después, el sábado 26 de octubre, los hackers concretaron una segunda filtración. Los nuevos archivos expuestos venían con un comunicado adjunto: “¿Así piensan proteger al país? ¿Dónde está la Dirección de Inteligencia (DIPOLCAR)?“, dice parte de ese mensaje. El comunicado llevaba una imagen donde se muestra que los hackers habrían accedido a la base de datos policial que registra la situación procesal de los ciudadanos del país, con lo que habría quedado expuesta información sensible de las personas.

 

Ese mismo sábado 26 el hackeo fue confirmado por la institución al diario La Tercera, el que junto a T13 realizó un chequeo para comprobar si la información sobre la intromisión en las bases de datos de Carabineros –que ya circulaba en redes sociales– era cierta. Fuentes de la institución señalaron al diario que ya se había estampado una denuncia en la Fiscalía por “sabotaje informático”. La segunda filtración, efectuada en la noche del 26 de octubre, incluyó el código fuente de la plataforma de documentación electrónica DOE, lo que eventualmente permitiría a usuarios avanzados de internet ingresar a los archivos internos de la policía uniformada. Eso explica por qué la web institucional y la plataforma DOE han sido bajadas.

 

La noche del lunes 28 de octubre el grupo hacker subió una tercera filtración. Esta es, hasta el momento, la más grave: expuso memos internos de la institución y 10.515 archivos adjuntos. CIPER revisó una parte de esos documentos y comprobó que entre ellos hay material de inteligencia y otros antecedentes sensibles. En la tarde del martes 29, Carabineros informó oficialmente a CIPER que ya hizo la denuncia al Ministerio Público y que en ese proceso investigativo participa su departamento OS9. Una parte importante de los documentos expuestos en la tercera filtración son archivos de texto desencriptados, que muestran algunos de los movimientos internos de Carabineros en medio de la revuelta social que comenzó el viernes 18 de octubre. Uno de los más relevantes es el que ordena el resguardo de residencias de altas autoridades. Las coordenadas de esos inmuebles han quedado al alcance de cualquiera. También el número de celular de un comandante encargado de las tareas de resguardo de esas autoridades.

 

Otros archivos de texto del mismo tipo alertan sobre movilizaciones de trabajadores portuarios; ordenan vigilancia especial de sectores estratégicos de Tarapacá; remiten un informe de inteligencia sobre el conflicto socio-ambiental en Quintero y Puchuncaví; piden informar el consumo de disuasivos químicos (lacrimógenas) en una comisaría cercana a un local comercial que habría sido atacado por encapuchados; información sobre paro de actividades de la Confusam en una región del norte y el anuncio de un plan de operaciones ante las evasiones masivas en el Metro convocadas para el viernes 18 de octubre, que dieron origen a las protestas masivas que aún continúan. Entre los documentos que alcanzó a revisar CIPER –que son solo una parte de todo lo expuesto– no había información sobre atentados incendiarios a las estaciones del Metro, ni sobre grupos organizados que estuvieran coordinando las protestas violentas.

 

 




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

3 comentarios

  1. chamilo@herrrryyyyyy45.com on

    TAL VEZ LOS GRINGOS ESTAN APROVECHANDO LAS PROTESTAS PARA METER A CHILE EN MEDIO DE SU GUERRA CONTRA RUSIA Y CHINA. SON UNOS COBARDES, USAN DE ESCUDOS Y PORTAVOZ A OTROS PAISES QUE DOMINAN PARA ENFRENTAR A SUS ENEMIGOS, VAYAN USTEDES MISMOS COBARDES A CHINA Y RUSIA A PELEAR NO PONGAN A UN PAIS POBRE Y DESDICHADO PARA QUE LOS DEFIENDAN.

  2. ALEJANDRO ROBINSON SOTO GARNICA on

    Estoy preocupado por lo que ocurre por chile , creo que hay que dejar políticos en la cárcel y hacer un juicio bien investigado que dure unos diez años pero con ellos detenidos si que puedan alterar nada y retener toda la riqueza historia mal traída.

  3. Y toda esta información, ha sido entregada a fiscalía, PDI, ( que quieren comerse con papas fritas a los pacos), Poder Judicial, DDHH internacional y otras organizaciones?????

Dejan tu comentario