Mujer con discapacidad se suma a las críticas a la Teletón: «Es un show televisivo que no debería existir»

6

don francisco teleton fraude

 

 

Demostrando que al fin Chile está despertando y empezando a cuestionar las cosas, las críticas contra el fraude de la Teletón se multiplican, y a las certeras palabras de la ONU donde aseguraron que “promueve estereotipos de las personas con discapacidad como objetos de caridad y no como sujetos de derecho”, se están sumando críticas de las mismas personas en situación de discapacidad.

 

Carolina Perez, en una columa para Radio Universidad de Chile, desde su propia experiencia, aseguró que la Teletón no es nada más que un show televisivo destinado a lavar la imagen de las empresas y que la obra creada creada por Don Francisco en Dictadura, incluso juega en contra de los derechos de las personas con discapacidad. Parte de la columna señala:

 

Como ya es costumbre nos vemos bombardeados en televisión, prensa escrita, Internet, las calles se llenan de letreros, los autos pintan su vidrio trasero, y de un minuto a otro todo Chile se coloca la camiseta que dice: yo soy solidario. Se acerca en las próximas semanas el show televisivo y la vulneración de derechos de las personas en situación de discapacidad más grande que se ha conocido los medios de comunicación, la famosa teletón.

 

El show televisivo de estas 27 horas de amor es la visualización más asistencialista, dramática, compasiva e irrespetuosa que puede existir hacia las personas en situación de discapacidad. Todo el mundo se llena la boca con la palabra inclusión, que, por supuesto, ya está de moda. Analicemos la campaña televisiva antes mencionada:

 

En ninguna parte de las 27 horas existe la interpretación de la lengua de señas, que bajo la Ley 20.422 está escrito como: el lenguaje universal de la comunidad sorda. Tampoco tiene parámetro educativo, me refiero a mostrar en pantalla a un profesional de la institución ya sea Kinesiólogo, Terapeuta ocupacional, Fisiatra, que enseñe a esta población de 17 millones de personas de qué manera pueden ellos apoyar a una persona que esté en silla de ruedas en su traspaso ya sea a un auto, un sillón, o alguna necesidad especial que ésta requiera.

 

¿En qué parte de la campaña televisiva se ve a un testimonio conversando que las personas en situación de discapacidad tenemos vida sexual activa como cualquier otra persona? No somos seres asexuados. La inclusión tiene muchas áreas y una de ellas, sin duda, es la inclusión laboral en este país sólo el 1% de las personas en situación de discapacidad tiene contrato laboral, según la última encuesta desarrollada en el año 2004 ENDISC, el 78% de las personas con discapacidad NO trabaja.

 

Los empresarios ven la inclusión laboral “como un favor”. Si desde el año 1978 somos vistos como seres compasivos, en las cuales el país entero llora, aplaude, nos consideran “angelitos” y lo que es peor aún, piden a través de la pantalla que la gente “se coloque la mano en el corazón”. ¿Cómo los empresarios van a abrir puestos de trabajo si somos vistos como seres de caridad que prácticamente dependemos de la voluntad ajena?

 

Señoras y señores, para ustedes que están leyendo esta columna les cuento que yo soy persona en situación de discapacidad física, pasé por un período de rehabilitación durante más de un año y medio, por lo tanto, tengo toda la autoridad y el conocimiento para decir: La rehabilitación bajo la ley 20.422 que entró en vigencia el 10 de febrero del año 2010 que establece normas de igualdad e inclusión social para personas con discapacidad, dice en su párrafo dedicado a la rehabilitación: “La prevención y la rehabilitación es un deber del Estado”. Por lo tanto, este show televisivo, dramático y asistencialista no debería existir. Que el Estado se haga cargo de la rehabilitación no es un favor, es un deber.

 

Por favor, si tienen tiempo para revisar los diarios, Facebook, Twitter, ver televisión, también entérense de la manipulación emocional tremenda que se gesta a través de este espectáculo televisivo, el lavado de imagen de parte de las empresas es lo mejor que le puede suceder en estas 27 horas, me pregunto: ¿Qué porcentaje de personas en situación de discapacidad trabajan en todas las empresas que están asociadas a la Teletón? ¿Por qué no realizan las donaciones al Instituto de rehabilitación de manera anónima una vez al año y evitan este show farandulero?

 

 

 

 

POCAS COSAS SON TAN EVIDENTES QUE EL FRAUDE DE LA TELETÓN, MENOS MAL QUE LAS PERSONAS YA SE ESTÁ DANDO CUENTA

 

 

 

ACÁ PARA LEER LA COLUMNA COMPLETA

 

 

 

Compartir.

6 comentarios

  1. en mi ciudad llenaron de carteles de la teleton.
    Si la teleton quiere plata ¿por que la gastan en carteles?
    Los putos empresarios aparecen como solidarios, todo parece un freakshow.
    la teleton se solucionaria si en chile existiera el aborto, en algunos paises europeos no existen gente con sindrome de down y no existen minusvalidos de nacimiento.

    aqui un video viejo del amarillo culiao de gumucio cuando el era chistoso donde don francis ignora a una perosna y luego que la misma persona aparece con baston el guaton culiao al tiro se le hacerca para la foto y las camaras http://www.youtube.com/watch?v=tJiPfPdEAZA

    y los que dicen que no importa si igual ayudan a los niños , que la chupen , t(-___-t)

    • De verdad eres un enfermo mental, a ti deberían haberte abortado. Tu naciste discapacitado pero del cerebro. Ahora una persona viva debe ser abortada de nacer porque presenta una discapacidad o síndrome de down? Eres la persona más estúpida con el comentario más peyorativo y horrible que he leído en mi vida. Que «persona» te crió, o que tipo de valores tienes? Ninguno a simple vista.

  2. Es extremadamente difícil abrirles los ojos a los borregos: tragan y digieren todo lo que se les ponga en los medios masivos de acceso fácil.

    Tiene que educarse una generación completa con espíritu investigador, pluralista, libertario e inquisitivo para que estas iniciativas vuelvan al tacho de la basura, O SEA, NUNCA.

  3. Digo «No» a la Teletón porque es necesario entender a las personas con movilidad reducida o a cualquier otra, a los trabajadores y estudiantes, a las dueñas de casa que también son trabajadoras, a los pescadores artesanales, a los estivadores del puerto, a los mineros, a los comerciantes y a los pequeños emprendedores, etc., como sujetos con derechos y no como personas dignas de caridad o lástima.

    Digo «No» a la Teletón porque creo en los ciudadanos, no en el asistencialismo que convierte a sus «beneficiarios» en clientes del sector público y en rehenes de la buena voluntad del gobierno o de empresas que lucran con los dramas ajenos. Finalmente, digo «No» a la Teletón porque de esa manera otra vez se genera un gran negociado que se acompaña de un show mediático y televisivo denigrante, injurioso y oprobioso.

    • johann sebastian mastropiero on

      si tu hijo sufriera una enfermedad o accidente,por los cuales quedara discapacitado. y la Teleton pusiera a su disposición todos los medios tecnológicos y humanos ¿tambien dirias que no, al asistencialismo de la Teleton?

      en relación a sentirse objeto de lastima, esa es una opción individual, pues cada uno de nosotros puede elegir como sentirnos… somos dueños de nuestras emociones y no al revés; si nuestras emociones nos dominaran no seriamos seres racionales.
      ¿desde cuando la caridad es mala?… ¿cuando ayudar a otro desintresadamente se transformo en algo condenable?… si tu al ser ayudado por otro te sientes humillado, me prece que el problema esta en ti y no en quien presta la ayuda.

      Si estas tan en contra de la Teleton ¿que cosa creativa, original has hecho para audar a otros de manera eficiente?…

      Por ultimo en relacion a los empresarios la Teleton piede verse como el acto de un Robin Hood moderno, que toma de los que tienen mas y lo coloca en donde hay menos, sin violencia, pero si con mucha Psicologia y astucia para que el desprenderse sea un acto vountario (no niego que las intenciones de los empresarios no son de lo mas trasparente, pero almenos los hacen dar dinero con mucho menos alaraca que la actual reforma tributaria).

Dejan tu comentario