Como tonta pal billete: Natalia Compagnon tenía otro negocio con Luksic a través de CCU

5

compagnon_173632-L0x0-600x380

 

 

Al conocido negocio de Caval que terminó con la salida de Sebastián Dávalos de La Moneda, y a la reciente compra de terrenos en la 4ta región que le reportaría millonarias ganancias de aprobarse un proyecto minero, Revista Qué Pasa dio cuentas del desconocido negocio que tenía Natalia Compagnon con Luksic a través de CCU. Parte del artículo señala:

 

Tres semanas después de esa primera reunión, el 29 de noviembre de 2013, Natalia Compagnon llegó hasta las oficinas de CCU en Vitacura para reunirse con Luksic y con el recién asumido gerente de Ingeniería de la cervecera, Francisco Rodríguez (…) En ese entonces CCU afrontaba dos grande desafíos. Por una parte, la nueva planta que intentaban levantar en Paine enfrentaba la resistencia de la comunidad (el proyecto fue rechazado finalmente el 20 de mayo del 2014 por la Comisión de Evaluación Ambiental). Por otro lado, la empresa buscaba trasladar el edificio corporativo de la cervecera a Quilicura, donde se encuentra su planta de producción.

 

La relación de Compagnon con la firma siguió tan fluida como hasta entonces. En diciembre de 2013, CCU se comprometió a realizar un Estudio de Impacto sobre el Sistema de Transporte Urbano (EISTU) con la Municipalidad de Quilicura para que, de esa manera, ésta aprobara el permiso de edificación del nuevo plan, que contempla cuatro edificios en 10 mil m2, y pudiera así concretar la recepción final del nuevo edificio.

 

Compagnon recomendó para ese trabajo a la sociedad, SCR, de propiedad de Marcelo Carreño, entonces gerente de Administración y Finanzas de Caval, empresa de la que ella es dueña en partes iguales con Mauricio Valero. Carreño fue uno de los empleados de Caval que gestionaron el crédito con el Banco de Chile. De hecho, existen emails entre él y Juan Francisco Figueroa, ejecutivo del banco, con quien en primera instancia, la empresa de Compagnon intentó obtener los recursos.

 

SCR se había constituido en noviembre de 2012. No tiene página web y el único otro socio que figura en el Diario Oficial es la mujer de Carreño. La empresa recomendada por Compagnon fue la que ganó la licitación para el EISTU en Quilicura. El 10 de enero se emitió la primera orden de compra a esa sociedad por 890 UF. En el proceso también concursaron la firma Ingeniar, que cobraba 635 UF por el trabajo; e ITransporte, cuya tarifa era de 925 UF.

 

 

 

 

SEGURO QUE EL APOYO DE LUKSIC ERA «DESINTERESADO» Y NO TIENE QUE VER CON LA HISTÓRICA RELACIÓN QUE SIEMPRE HA TENIDO CON LA NUEVA MAYORÍA

 

 

Y A USTED MIENTRAS TANTO, LE DICEN QUE SI «TRABAJA MUCHO» PODRÁ SER MILLONARIO

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.

5 comentarios

Dejan tu comentario