banner header

Igual que en Dictadura: Comisión del Senado aprobó el regreso de la detención por sospecha

5

lechuga 2

 

 

 

 

Gracias a los votos clave del PPD Felipe Harboe y el independiente por la Nueva Mayoría Pedro Araya, (más el UDI Hernán Larraín y el RN Alberto Espina), siendo el socialista Alfonso de Urresti el único decente que se opuso, por cuatro votos contra uno se aprobó en la Comisión de Constitución del Senado el regreso de la detención de pobres por sospecha de la Dictadura, ahora disfrazado con el nombre de «control de identidad».

 

 

Esta nueva medida surge dentro de la oleada de legislación fascista promovida por la ultraderecha, respaldada por la Nueva Mayoría, que incluye que Carabineros pueda requisar cualquier fotografía que compruebe los abusos que cometen, y pena de cárcel para las personas que agredan a Carabineros «aunque la agresión no deje señales visibles de lesión”. Estas leyes, dignas de la dictadura, nada tienen que ver con «combatir la delincuencia», (para atacar ese problema son necesarias medidas de fondo y estructurales como combatir la desigualdad), si no que tienen como única finalidad criminalizar la pobreza, la protesta y la huelga.

 

 

 

 

 

 1) SIGAN PENSANDO QUE LA NUEVA MAYORÍA ES «DE IZQUIERDA» Y SIGAN VOTANDO POR ELLOS CREYENDO QUE TIENEN ALGUNA DIFERENCIA CON LA ULTRADERECHA

 

 

2) POR SUPUESTO, TODAS ESTAS MEDIDAS SÓLO AFECTARÁN A LOS POBRES, MEDIDAS PARA ENCARCELAR EMPRESARIOS Y POLÍTICOS CORRUPTOS NO TIENEN CABIDA EN EL CONGRESO

 

 

 

 

 

 

Compartir.

5 comentarios

  1. La dictadura plutocrática se está armando hasta los dientes desde el punto de vista legal para liquidar a sus detractores. Lo que me apesta de todo esto es que siempre se coluden los parásitos concertacionistas y los pulpos de derecha, pero cuando el barco lo comandan los parásitos rascas. La detención por sospecha, disfrazada de control de identidad, nos retrotrae a los peores tiempos de la dictadura. A medida que la Plutocracia pierde legitimidad se pone más rancia. Fíjense el caso de la TV abierta, ya sólo cumple el rol de domesticar y manipular por completo al chilensis corriente. Los temas noticiosos en todos los canales son iguales, con los mismos enfoques. Es como leer La Tercera, El Mercurio y La Segunda. Son una copia, con algunas frases hechas más o menos, pero simples panfletos de derecha integralmente. Hoy, incluso, están dedicados a descalificar y sembrar el odio a quienes pensamos en un país distinto.

Dejan tu comentario