Vocación de servirse al público: Diputados pagaron 788 líneas telefónicas con cargo al Fisco

3

Iván Fuentes declaró 27 líneas de celular (por 11 millones de pesos) y sólo tenía 5 asesores…

 

Un reportaje de Radio Bío Bío, reveló que de acuerdo a diversos oficios obtenidos vía Ley de Transparencia, en el año 2016 los diputados declararon un total de 788 líneas de celulares e internet móvil con cargo a la asignación parlamentaria. Esto significó un desembolso de más de $389 millones al Fisco, suma que entre enero y marzo de este año, ya superó los $100 millones, con unas 690 líneas activas. Todo esto recordemos, considerando que los Parlamentarios chilenos son los que más ganan y menos trabajan de la OCDE. Parte del reportaje señala:

 

Iván Fuentes, independiente por Aysén y ligado a la Democracia Cristiana (DC), lidera el ránking en cuanto a número de líneas. El registro de la Cámara indica que en 2015 rindió 21 celulares por un total de $15.391.915. El año pasado, en tanto, subió a 27 líneas, totalizando gastos por casi $11 millones, mientras que entre enero y marzo de este año ha declarado 23 líneas activas. Fuentes tuvo cinco asesores en 2016 y este año redujo su equipo a cuatro personas. Radio Bío Bío intentó contactarlo mediante diversas vías, pero el diputado por Aysén no respondió. En una de sus 23 líneas, sin embargo, contestó una persona que se identificó como su familiar, sin entregar mayores antecedentes. Sus asesores, en tanto, tampoco estuvieron disponibles para dar comentarios.

 

La segunda diputada con más celulares es Karol Cariola, del Partido Comunista (PC). La parlamentaria rindió 16 líneas móviles en 2016 y mantiene 14 activas en lo que va de este año. Cariola aclara que todos sus asesores (a marzo de este año contabiliza nueve) tienen teléfonos y agrega que cuenta con otros aparatos para quienes se integran a su equipo de manera itinerante y voluntaria. La tercera diputada con más líneas en 2016 fue Cristina Girardi, del Partido por la Democracia (PPD). Ese año el equipo de asesores de la parlamentaria fluctuó entre 10 y 12 personas, para 15 líneas activas. Situación distinta es la diputada Marcela Hernando, del Partido Radical Social Demócrata (PRSD), quien junto a Fuentes presenta una de las mayores brechas entre el número de celulares que reportó la Cámara (10 este año) y sus asesores (cuatro en 2017).

 

Después de Girardi, Daniel Farcas (PPD) y Gustavo Hasbún, de la Unión Demócrata Independiente (UDI), son los que más líneas registraron en 2016, con 14 y 13 móviles, respectivamente. La nómina de la Cámara indica que el año pasado el mayor gasto por una sola línea lo generó la diputada Clemira Pacheco, del PS, con $2.341.398. Entre enero y marzo de este año la línea más cara es una del diputado Joaquín Tuma (PPD), con $1.555.519. Mensualmente, y adicional a la dieta de $ 6.657.000, cada legislador dispone de una asignación destinada a financiar los gastos necesarios para su labor. Esta considera $6.261.780 para personal de apoyo, $ 2.399.648 para asesorías externas y $ 5.939.128 para gastos operacionales como oficinas, traslación, correspondencia, difusión, actividad distrital y telefonía.

 

Tienen sueldos millonarios, chofer y gasolina gratis, se atienden en la salud privada, sus hijos van a colegios cuicos y les financiamos hasta el celular de la sobrina… ¿Cómo mierda creen que estos mismos nos van a representar a nosotros si viven en un mundo paralelo? ¿Creen que van a tener la urgencia de hacer los cambios que la clase trabajadora necesita? A esto nos referimos cuando decimos que la Democracia Representativa es un fraude




Compartir.

3 comentarios

  1. que pasa con el control acá? Sin justificar, cero medidas de control interno, no se aplican los mecanismos necesarios para que éstos patudos no se aprovechen, cosa que creo que es cultural, Situaciones de este tipo pasan en todas las canchas, hablando también desde lo privado. Control y aplicar control es lo que hace falta. porque pedir un cambio cultural son palabras mayores, Me cuesta creer.

Dejan tu comentario