Polémica por informes copiados de internet que Guillier pagó con dineros del Congreso

2

guillier triste 3

 

Una investigación de Radio Bío Bío reveló que el Senador Alejandro Guillier, actual candidato presidencial de la Nueva Mayoría, pagó varios millones de pesos, con recursos parlamentarios, una serie de informes que fueron sacados de internet. Parte del artículo señala:

 

Entre marzo de 2016 y julio de este año el senador y candidato presidencial oficialista ha pagado casi 47 millones de pesos en asesorías externas. Entre ellas figura solo una sociedad: Beltrán Asociados Spa, empresa creada una semana antes de comenzar a prestar servicios al parlamentario y que a la fecha ha recibido casi 19 millones de pesos. Entre marzo del año pasado y febrero de 2017, la firma del abogado Omar Beltrán Valle brindó a Guillier solo asesorías telefónicas y presenciales. Entre marzo y junio de este año elaboró, a petición del candidato, cuatro minutas a las que Radio Bío Bío tuvo acceso constatando que su contenido es copia íntegra de la información gratuita disponible en el sitio web del Congreso. Las asesorías se llevaron a cabo en el estudio del abogado, según la rendición de Guillier al Senado. Las coordenadas de Beltrán remiten a un departamento de propiedad de Harold Correa, PPD del G90 investigado por financiamiento irregular de la política en la precampaña de Michelle Bachelet. El departamento tiene, para el SII, carácter habitacional.

 

Las asesorías a diputados y senadores son financiadas con asignaciones parlamentarias; es decir, con recursos públicos que la Ley de Presupuestos otorga a la Cámara y al Senado -adicionales a la dieta- para solventar los gastos en los que incurren los congresistas en el ejercicio de su labor. Por ello, se enmarcan en una normativa y están sujetos a rendición. Desde septiembre de 2015, los legisladores tienen la obligación de informar a sus respectivas cámaras mensualmente y a través de un formulario el detalle de las asesorías que requirieron, adjuntando una copia de cada trabajo escrito confeccionado por la persona natural o jurídica contratada. Estas exigencias fueron instauradas como un mecanismo de control del uso de las asignaciones, ya que de otra manera el Congreso no tendría cómo saber en qué se gastan.

 

Beltrán Asociados Spa, en todo caso, es una sociedad relativamente joven y al parecer con buena suerte. Tanto así que comenzó a prestar servicios al senador y actual candidato presidencial el 1 de marzo de 2016, apenas siete días después de haber iniciado actividades como empresa en el Servicio de Impuestos Internos (SII). Desde ese entonces se ha adjudicado $1.111.111 mensuales -acumulando con ello casi $19 millones a julio de este año- pese a que su contrato precisa que “sus servicios no serán habituales, sino que tendrán por objeto responder, con carácter discontinuo o esporádico, a las necesidades extraordinarias u ocasionales que le formule el senador”. Los formularios oficiales indican que desde marzo del año pasado hasta febrero de este año solo brindó al senador asesorías “presenciales” y telefónicas, siendo las cuatro minutas en cuestión el único cuerpo escrito informado. De hecho, el pago de marzo se justificó solo con uno de estos informes.

 

Omar Beltrán Valle, el abogado detrás de la sociedad, además de haberla constituido opera como su administrador y representante legal. Su historial profesional público registra más de una treintena de recursos interpuestos contra alzas de planes de isapres y varios juicios laborales. Guillier no quiso responder personalmente las consultas de Radio Bío Bío sobre la cuestionada asesoría. Pero, de forma genérica, su gabinete envió un correo electrónico, visado por el senador, en el que se reconoce la existencia de las cuatro minutas de Beltrán. Según consignó El Mercurio a comienzos de agosto, Correa -miembro de la generación juvenil del PPD conocida como G-90 y parte del círculo de confianza del ex ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo- se unió al equipo de campaña de Guillier. Correa es socio de Harolds & Johns Business and Law, empresa vinculada al financiamiento político irregular en la precampaña presidencial de 2013, en el marco del caso SQM. Según un reportaje de Ciper, en su departamento de Bellas Artes también operó Comercial A y R, ligada a Cristian Riquelme, ex administrador de La Moneda.

 

«Asesorías Verbales»

El total de asesorías externas contratadas por Guillier entre marzo de 2016 y julio de este año le han costado a la Cámara Alta cerca de $47 millones ($46.693.391). Mensualmente, los senadores disponen de $3.239.525 para este ítem. En la nómina de labores para el senador financiadas por esta vía cuentan, además de Beltrán, Alejandra Pozo Cortez, Andrea Carrasco Pérez, Fernando Navarro Bustos y Natalia Alvina Díaz, quien a partir de julio de 2016 es parte de su personal de apoyo.De todos ellos, y en el período analizado, Beltrán es el único que solo registró asesorías presenciales y telefónicas de “análisis jurídico” y “análisis de contingencia” -sin entregar al Senado otros informes o minutas- por un año. Según los formularios de Guillier, cada mes Beltrán realizó un promedio de tres a seis asesorías telefónicas y la misma cantidad de asesorías presenciales.

 

Al ser difícilmente comprobables, las asesorías verbales han sido foco de preocupación del Consejo de Asignaciones Parlamentarias, que hace un tiempo resolvió restringirlas. “La normativa de asignaciones parlamentarias no permite la realización de asesorías parlamentarias verbales, por cuanto toda asesoría debe encontrarse respaldada, sea a través de los informes que se encuentren asociados a las mismas, o bien mediante el respectivo reporte en formulario en el que se detalle las actividades de asesoría efectuadas por el asesor, todo lo cual dependerá de lo estipulado en el contrato de trabajo o prestación de servicios”.

 

Además del millonario sueldo de los parlamentarios , (los que más ganan y menos trabajan de la OCDE), y de todos los privilegios como bencina y pasajes gratis, el verdadero saco sin fondo por donde roban como enfermos son las mal llamadas «asesorías parlamentarias». Por ahí es donde triangulan plata para ellos, sacan para financiar sus propias campañas y contratan a todos sus familiares y amigos. Por eso es que hay tanto vago queriendo ser parlamentario, las «vocación de servicio público» es una farsa, a la gran mayoría sólo les interesa hacerse millonarios




Compartir.

2 comentarios

  1. Un candidato comprometido con los problemas de la comunidad…si la gente le pidió en la calle que se presentara…no olvidar que septiembre es mes de los circos y ofertones!

Dejan tu comentario