Robándole a los pobres: Lanzan campaña para financiar la visita del Papa que costará 4 mil millones

6

papa 3

 

En un nuevo capítulo de «el negocio de la fe«, este miércoles fue lanzada la campaña «Papa Francisco, yo lo invito», con la que se buscan recaudar los 4.000 millones de pesos que costará su visita al país entre el 15 y 18 de enero del 2018. Como detalla Cooperativa, la campaña se realizará desde el 14 y 15 de octubre en parroquias y colegios del país y se podrá donar a través de cuentas en los bancos Santander, Banco de Chile, BCI y BancoEstado. El coordinador nacional de la visita, Javier Peralta, explicó:

 

«Es una campaña que va a partir el 14 y 15 de octubre en las parroquías y que se va a desarrollar durante el resto de octubre y el mes de noviembre en los colegios. ‘¿Qué es lo que busca esta campaña? Que todas las personas que puedan o quieran participar en la visita del papa lo puedan hacer. La visita apostólica del papa es financiada por la Iglesia Católica chilena, tenemos que salir a buscar los recursos»

 

  • Ni resucitar a Freddie Mercury para que te cante al oído sale tan caro

 




Compartir.

6 comentarios

  1. tarquino paspala on

    Todas las religiones son un negocio, la jerarquía católica de chile lo puede confirmar, porque maneja millones de dolares traducidos en propiedades, colegios, santuarios y servicios muy rentables. Ademá, de muchos privilegios públicos como privados como subvenciones directas y exenciones de impuestos millonarios.

  2. que financien la visita de este personaje….los milicos, los empresarios y los politicos……a ellos le sirve su visita…….a nosotros no……que le pidan plata a las afp…..sobre todo a la afp capital…..en vez de gastarse la plata de los jubilados en carretes en el caribe…..alli tienen una causa, digo yo……..

  3. que cagada de este viejo pedofilo, deberian enrostrarle la vez que dijo que eran zurdos los que no querian a su obispo degenerado en osorno. malnacido protector de demonios. y todavia hay que pagarle 6 millones de dolares su estadia.

  4. Bueno, así como los fans pagan millones de dólares para traer a Bruno Mars, los católicos tienen la libertad de desperdiciar sus millones para traer a su propio rockstar, mientras no se gaste un peso del erario, ni tenga incumbencia en la vida política y social, tal como cuando viene un artista a entretener a sus seguidores.

Dejan tu comentario