El Ejército lo hace otra vez: Ciper reveló imágenes de militares siguiendo y espiando a la jueza Rutherford

2

Los “valientes soldados” nuevamente espiando a civiles que denuncian la corrupción en el Ejército

 

A estas alturas, que los militares consideren como “enemigos” a los chilenos que denuncian la corrupción en sus filas no son hechos aislados, y más bien constituyente una práctica habitual heredada de la Dictadura destinada a perseguir opositores. Lo que por supuesto, es algo gravísimo y no puede ser aceptado en Democracia. Un artículo de Ciper detalla:

 

El hombre de chaqueta oscura que figura en la foto inicial de este artículo, y en el video que acompaña este texto, es César Neira Medina, sargento primero que presta servicios para la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE). Las imágenes son de septiembre de 2019. El suboficial Neira se encontraba junto a otro sujeto –aún no identificado– en Morandé con Compañía, frente a la oficina de la ministra de la Corte de Apelaciones, Romy Rutherford, quien investiga millonarios fraudes en el Ejército. La grabación  ya está en manos del Ministerio Público, donde se desarrollan indagatorias en el marco de una denuncia por espionaje a la magistrada. Días antes de la grabación, y en esa misma esquina, el sargento  Neira se topó con un antiguo camarada que lo reconoció. Era el ex sargento segundo Juan Pablo Díaz, quien también trabajó en el área de Inteligencia.

 

El diálogo, según la versión que Díaz entregó a CIPER, fue esclarecedor:

-¿Qué haces aquí?-, le preguntó a César Neira.

-Vigilando a los arrepentidos.

Juan Pablo Díaz es, precisamente, uno de los militares “arrepentidos”. Él fue blanco de la Operación Topógrafo, que consistió en interceptaciones telefónicas realizadas por el Ejército a los denunciantes de corrupción castrense. Por eso Díaz concurría a declarar al despacho de la ministra Rutherford. Pero el sargento Neira, al parecer, aún no lo sabía.

 

Díaz dijo a CIPER que, al darse cuenta de que la oficina de la jueza era vigilada por la DINE para identificar a quienes concurrían a declarar, de inmediato le avisó a su abogado, Cristián Cruz. Luego, con ayuda de algunos amigos organizó la grabación subrepticia de César Neira y su acompañante mientras hacían el “punto fijo”. Agregó que ambos agentes fueron vistos en ese mismo lugar en distintos días de agosto y septiembre de 2019. El abogado Cruz señaló que las imágenes, junto a una declaración de su cliente, fueron entregadas el pasado 3 de febrero a la jueza.  En el siguiente video puede ver parte de la grabación captada en septiembre de 2019:

 

El autor de este reportaje ubicó al sargento César Neira Medina en su domicilio, en la comuna de La Reina, y comprobó que se trata de la misma persona que aparece en las imágenes. Sorprendido, Neira admitió que es funcionario activo del Ejército. También  dijo que desconocía la denuncia que lo involucra y que no ha sido llamado a declarar por este episodio. No respondió otras consultas. El Ejército informó a CIPER que, a septiembre de 2019, César Neira estaba destinado al Regimiento N° 1 de Inteligencia “Soberanía”, situación que se mantiene hasta hoy.

 

DOS AGENTES EN FUGA

Esta no es la primera vez que se conocen antecedentes que apuntan a un operativo de espionaje militar sobre el despacho de la ministra Romy Rutherford. El pasado 5 de enero, La Tercera publicó una nota en la que informó que el 28 de agosto de 2020 Carabineros intentó controlar a dos sujetos en actitud sospechosa frente a la ventana de la oficina de la magistrada. Ambos escaparon corriendo, pero Carabineros pudo detener a uno de ellos y lo sometió a un control de identidad: era Aníbal Simón Fernández Gajardo, de 35 años, funcionario de la Dirección de Inteligencia del Ejército (vea acá el artículo de La Tercera).

 

La nota de La Tercera informó que pocos minutos después del control de detención la jueza se contactó con el comandante en Jefe del Ejército, general Ricardo Martínez. Según esta versión, el jefe de la DINE, general Pedro Varela Sabando, concurrió a dar explicaciones a la magistrada. El Poder Judicial informó a La Tercera que la ministra comunicó la situación al presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva. La explicación que entonces entregó el Ejército a La Tercera es que los funcionarios de la DINE estaban resguardando a otros militares citados por tribunales: “Realizaban labores de seguridad a los efectivos de la institución que se encontraban cumpliendo diligencias en dichos tribunales, producto de algunas amenazas que se habían recibido a través de redes sociales”.

 

El ex sargento segundo Juan Pablo Díaz desestima esa explicación: “Si los agentes hubieran estado haciendo una vigilancia y protegiendo a los que van a declarar, no tenían por qué haber arrancado. Se hubiesen identificado, bajo perfil, y no hubiese pasado nada. Pero arrancaron y eso significa que no estaban haciendo seguridad”. Fue precisamente la nota publicada por La Tercera a inicios de este año, dice Díaz, lo que terminó de convencerlo de entregar los antecedentes  y las imágenes a la jueza.

 

La jueza Romy Rutherford

 

“UNA MEDIDA DE AMEDRENTAMIENTO”

El abogado Cristián Cruz señaló que el fiscal Jaime Retamal ya tiene en sus manos la denuncia, las imágenes y una declaración del testigo Juan Pablo Díaz, donde identifica a uno de los individuos grabados como el funcionario de la DINE César Neira Medina. Cruz sostiene que este episodio es parte de una sucesión de eventos que responden a una cultura instalada en el Ejército para tratar de frenar las investigaciones que afectan a los mandos castrenses: -Estas actuaciones tienden a inhibir las denuncias, el conocimiento y la oportuna investigación de delitos-, dijo.

 

El abogado agregó que la grabación corresponde a “labores que nos parecen clara e inequívocamente de espionaje a las afueras del tribunal”. Para Cruz esta no puede ser una decisión aislada de un sargento. Y tampoco una actuación puntual, ya que la información que él maneja indica que los agentes fueron vistos en distintas ocasiones en estas funciones. Juan Pablo Díaz estima que esto no tiene relación con temas de seguridad nacional, que es el argumento legal que permite operaciones de este tipo: -Esto es simplemente para que los generales sepan lo que está pasando, quién va a declarar a la oficina de la ministra. Y una medida de amedrentamiento con respecto a los que están citados ahí, para que sepan que los están vigilando.

 

Algunas de las investigaciones de la jueza Rutherford involucran a oficiales que ocupan o han ocupado los más altos cargos de la pirámide militar. La indagatoria sobre gastos irregulares con cargo a viajes al extranjero, por ejemplo, incluye el periodo del actual comandante en Jefe, general Martínez. La magistrada también ha dictado procesamientos contra los ex comandantes en Jefe Humberto Oviedo (2014-2018) y Juan Miguel Fuente-Alba (2010-2014), por malversación de gastos reservados y delito reiterado de falsedad de documento público.

 




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

2 comentarios

  1. juan Antonio meme on

    Mientras tanto, científico de la universidad Harvard experto en epidemias hace pico a piñera hxxps://mobile.twitter.com/DrEricDing/status/1377029757578149892

    (Reemplacen la XX por tt)
    Jajajaja liderazgo internacional de paris y el tragamonedas xd

Dejan tu comentario