Ciper revela que Daniel Jadue no será presidente debido al alto nivel de rechazo que genera

24

Si quiere ser presidente Jadue tiene que ponerse a amarillear como loco, sin embargo sigue cometiendo errores torpes como pedirle un estatuto de garantía a la DC y las FF.AA

 

Cuando escribimos que Yasna Provoste debía ser la candidata presidencial de la centro izquierda, lo hicimos por una razón que Ciper acaba de confirmar: Daniel Jadue no le gana a Joaquín Lavín en una segunda vuelta debido al alto rechazo que genera. Y ojo, no estamos hablando sólo de la clase alta, estamos hablando de un rechazo transversal.

 

Más allá del anticomunismo, acá entra a jugar la personalidad de patrón de fundo de Daniel Jadue que va en contra de los liderazgos que se necesitan en estos tiempos. A modo de ejemplo, tengan por seguro que Camila Vallejo e Irací Hassler, ambas militantes comunistas, tendrían mucho menos rechazo. Parte del artículo de Ciper detalla:

 

Si bien es cierto que el proceso eleccionario de fin de año sigue estando muy abierto, las encuestas muestran que un escenario bastante probable es que la segunda vuelta presidencial sea entre Joaquín Lavín por la derecha y Daniel Jadue por la izquierda. Las elecciones primarias que se realizarán a mediados de julio seguramente darán por vencedores a cada uno de estos candidatos para sus respectivos bloques, lo cual facilitará que vayan ganando terreno sobre los demás candidatos que seguirán intentando posicionarse en las encuestas. De ser cierto este diagnóstico, cabe preguntarse quién tiene mejores chances de conquistar el poder ejecutivo: ¿Joaquín Lavín o Daniel Jadue?

 

Para responder esta pregunta es crucial tomar en consideración las identidades políticas negativas. Últimamente las investigaciones en política comparada han venido enfatizando que cada vez menos votantes se identifican con los partidos políticos, pero un número importante de electores sí genera identidades negativas hacia determinados partidos políticos. Este argumento es particularmente válido en contextos marcados por alta fragmentación electoral y sistemas políticos con balotaje. A modo de ejemplo, cabe recordar lo que sucedió en las elecciones presidenciales francesas en 2017. Para la primera vuelta electoral cuatro candidatos obtuvieron números cercanos al 20%, logrando pasar a la segunda vuelta Emmanuel Macron y Marine Le Pen. El balotaje dio como claro ganador al primero, quien obtuvo 66,1% de los votos. Sin embargo, el apoyo masivo a Macron se explica antes que nada por el rechazo a Le Pen. Aun cuando Marine Le Pen invirtió mucha energía en una estrategia que buscaba mejorar (dédiabolisation) la imagen de su partido político, no le fue posible romper el estigma antidemocrático y xenófobo que dicha formación política tiene a nivel de la ciudadanía.

 

Tal como lo indica Carlos Meléndez, en este tipo de contextos, gran parte del electorado suele terminar votando por “el mal menor”, es decir, no por aquel candidato que mejor refleja las ideas e intereses del votante, sino que más bien por aquel candidato que bloquea la posibilidad de que quien uno teme y reprueba logre acceder al poder. Basta pensar en las recientes elecciones en Perú, en donde alguien como Álvaro Vargas Llosa – un acérrimo opositor del Fujimorismo – declaró estar a favor de Keiko Fujimori en la segunda vuelta electoral, para así impedir la llegada al poder de Pedro Castillo, quien a juicio de Vargas Llosa representa un riesgo mayúsculo para el sistema democrático. Otro ejemplo es el reciente resultado en la segunda vuelta de las elecciones para gobernador en la región Metropolitana, donde el DC Claudio Orrego logró vencer a Karina Oliva del FA, en gran medida gracias al apoyo de votantes de derecha que ven a Orrego como “el mal menor” en comparación a Oliva.

 

Lamentablemente existen muy pocas mediciones empíricas sobre identidades negativas para el caso de Chile, ya que las empresas a cargo de encuestas (y quienes encargan estudios) siguen pensando que lo relevante es medir la identificación positiva antes que la identificación negativa. Sin embargo, existe un dato relevante a considerar. Se trata de la siguiente pregunta que se incluyó en la Encuesta de Mundial de Valores de los años 1996, 2000 y 2006 para el caso de Chile: “De los siguientes partidos políticos que se presentan en esta tarjeta: ¿por cuál de ellos Usted no votaría nunca? Por favor escoja solo uno”. Esta misma pregunta la incluí en una encuesta cara a cara financiada por el proyecto FONDECYT 1180020, la cual es representativa de la población urbana del país y que fue llevada a cabo por la empresa DATAVOZ justo después del plebiscito constitucional de octubre del año pasado. Gracias a esto, es posible elaborar el siguiente gráfico que nos muestra evidencia empírica respecto a la evolución de las identidades políticas negativas en el país.

 

Evolución de las identidades políticas negativas en Chile, 1996-2020 (en porcentaje)

 

Como se puede observar en este gráfico, los partidos políticos que tienen mayores niveles de identificación negativa son los que se posicionan en los extremos del eje izquierda-derecha, es decir, la UDI y el PC. De alguna manera, se trata de un resultado esperable, ya que esto refleja que aquellos partidos que toman posturas ideológicas más radicales son los que generan mayor rechazo por parte del electorado. A su vez, los datos también indican que el PC ha logrado disminuir levemente su identidad negativa para la última medición disponible, pero está casi empatado con la UDI. Ambos partidos son rechazados por aproximadamente un quinto del electorado hoy en día (20.1% en el caso de la UDI y 18.4% en el caso del PC).

 

En base a estas cifras, se podría pensar que Joaquín Lavín y Daniel Jadue son igual de competitivos para la segunda vuelta electoral, ya que cada uno de ellos milita en y proviene de formaciones políticas que tienen los mayores niveles de identificación negativa en Chile. No obstante, existe una gran diferencia entre Lavín y Jadue: mientras el primero ha hecho gran parte de su carrera política desmarcándose de la derecha en general y de la UDI en particular, el segundo tiene una trayectoria opuesta, caracterizada por su clara filiación con el PC y voluntad de defender ideas de izquierda sin tapujos.

 

Tal como lo demostramos en una investigación elaborada junto a Aldo Madariaga, Joaquín Lavín ha sido una pieza clave en el proceso de moderación programática que la derecha chilena ha experimentado desde fines de la década de los 1990 en adelante y que permitió hacer a la derecha más competitiva en términos electorales. Por el contrario, Daniel Jadue siempre ha mantenido una clara adhesión a la línea programática del PC, sin distanciarse de atavismos como el saludo oficial del partido para el cumpleaños Kim Jong-un en Corea del Norte y la proclamación de Cuba y Venezuela como países democráticos. No en vano, la mordaz pluma de Daniel Matamala ha catalogado al PC chileno como un ejemplo paradigmático de “negacionismo” y, por lo tanto, no debiese extrañarnos que mientras más avance Jadue en las encuestas, mayor presión tendrá que enfrentar para hacerse cargo de acusaciones respecto al extremismo del PC.

 

Al igual como Marine Le Pen en Francia, Jadue solo podrá volverse más competitivo si es que elabora una estrategia que busque mejorar la imagen de su partido político (dédiabolisation). El problema es que Joaquín Lavín le lleva la delantera, ya que el éxito de su carrera política ha sido justamente gracias a una efectiva estrategia de desmarcarse de la UDI y de la derecha.

 

Para reforzar este argumento resulta importante presentar una evidencia adicional: la identidad negativa hacia la UDI y el PC según nivel socioeconómico de los encuestados. Este dato es relevante porque permite examinar si acaso existe un “sesgo de clase” al momento de evaluar negativamente a estos dos partidos (lo cual parece ser que sí existió en el voto a favor de Orrego y en contra de Oliva en las comunas pudientes de la Región Metropolitana para la segunda vuelta electoral de las elecciones de gobernadores).

 

El gráfico revela que el segmento socioeconómico alto rechaza mayoritariamente al PC (aprox. 50%) y solo mínimamente está en contra de la UDI (aprox. 10%), lo cual demostraría que la identidad negativa hacia estos partidos estaría determinada por el nivel socioeconómico del electorado. Sin embargo, al considerar los demás estratos sociales, queda en evidencia que la realidad es bastante más compleja. Por un lado, el rechazo hacia la UDI es más fuerte en los sectores más acomodados (C2 y C3) y menor en los sectores más populares (D y E). Por otro lado, la identidad negativa hacia el PC es mayor en el segmento más pobre (E) y esto refleja que probablemente existe un sentimiento anticomunista a nivel popular que eventualmente podría ser movilizado por la derecha.

 

Identidad política negativa hacia la UDI y el PC según nivel socioeconómico, año 2020 (en porcentaje)

 

 

A modo de cierre, cabe señalar que el diagnóstico que acá se ofrece depende de varios factores que son poco predecibles al día de hoy. Dejo planteado tres de estos factores. En primer lugar, no es del todo claro qué va a suceder con la DC y si acaso este partido va a terminar levantando la candidatura de Yasna Provoste, quien eventualmente podría despegar en las encuestas al presentarse como una figura que busca remediar la polarización que generan figuras como Lavín y Jadue.

 

En segundo lugar, José Antonio Kast ya anunció que va a competir en la elección presidencial y todo indica que no podrá pasar a la segunda vuelta, pero no es del todo claro si esta vez hará un llamado a votar por la “derecha light” para el balotaje. Es poco probable que lo haga, ya que el proyecto de José Antonio Kast busca justamente diferenciarse de la moderación programática de la derecha que persiguen Lavín y quienes están detrás de su campaña. En tercer lugar, mucho depende también del rol que otros actores de izquierda (Boric, RD, el PS, etc.) jueguen al momento de lograr o no que el liderazgo de Jadue sea visto como positivo por el electorado. En efecto, quienes más pueden ayudar a mejorar la imagen de Jadue son sus competidores ideológicos más cercanos. Sin embargo, hasta ahora el PC y Jadue han mostrado poco interés en formar una alianza más amplia similar a los llamados “Frentes Populares”. Para hacer esto, es crucial entrar en la discusión programática. Algo que hasta ahora ha estado muy ausente en el debate político de la izquierda, la cual sigue inmersa en rencillas personales antes que en debates de contenido.

 

Por cierto, toda esta problemática sería radicalmente diferente si es que el país tuviese un régimen parlamentario, ya que entonces ningún candidato podría acceder a la presidencia por sí solo. De hecho, el resultado de la recientemente electa convención constitucional refleja que existe una alta fragmentación del espacio político y, por tanto, para poder gobernar resultará clave poder establecer amplios acuerdos. En un sistema parlamentario, la elección de un primer ministro o una primera ministra exige que los partidos políticos negocien un programa en común y en base a ello apoyan a un líder que se compromete a ejecutar dicho programa. De tal manera, este líder trabaja bajo el escrutinio del parlamento, el cual puede hacer una moción de censura para destituirlo en caso de que éste haya perdido su respaldo en el congreso. No es casualidad que parte del debate constitucional que se abre ahora incluye la pregunta por el régimen político. En todo caso, las reglas actuales – sistema presidencial y balotaje – exigirán a muchos votantes a tomar una decisión respecto a cuál candidato representa “el mal menor” en la segunda vuelta electoral. Frente a este dilema, el desmarque de la UDI de Joaquín Lavín lo transforma en un candidato mucho más competitivo que Daniel Jadue, quien mantiene un fiel apego a la doctrina del PC.




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

24 comentarios

  1. DIEGO VALENZUELA on

    ¡¡¡EN EL AÑO VERDE !!¡¡¡¡¡¡SON UNOS MENTIROROSOS DE MIERDA!!!!… LA UDI, UN PARTIDO DE LA EXTREMA DERECHA Y PINOCHETISTA, TIENE MENOS RECHAZO QUE EL PC??? SAAAAA..ANDA A LAAAAR..!!!.. LAS ENCUESTAS, TODAS HECHAS POR GENTUZA COMPROMETIDA DE DERECHA!!! JjJAJAJJAJJAJAJAJJA!!!!

    • janz cueyar on

      gamba mocito de los empresarios kakjakjkj

      cuellar tiene miedo que le expropien la pagina de internet y el computador
      cuellar deja de dar pena, si no sale jadue, mejor, mas facil va a ser que venga otro estallido

  2. MONO QLIAO… AWEONAO TRATANDO DE ESCARBAR EN LO MAS OCULTO PARA JUSTIFICAR SU WEONERA….

    TONTO WEON…. APRENDE RECONOCER QUE LA CAGASTE PAO QLIAO.

    QUE WEA VAI A INVENTAR CUANDO EN UN O DOS AÑOS MAS SE SEPA QUE LA PLANDEMIA ERA UN FARZA.

    MONO POCO HOMBRE…. PONE EL PECHO MONO MARICON

  3. sudamerican rocker on

    Lo de Ciper es una foto de hoy. Hartas cosas pueden pasar hasta la presidencial.- ¿Gamba? Tendencioso. Y eso que sabe que la pelea pasa por la primaria Jadue -Boric y luego la presidencial. Esto ni comienza. Gamba, estás pal circo.

  4. Ni Peru ni Francia han sido laboratorios neoliberales como lo ha sido Chile. Dice que el PC es de extrema izquierda, me pregunto que queda para el Mir o el FPMR, o la lista del pueblo? El programa del PC no es radical, es antineoliberal. El autor acusa al PC de extremista por tener relaciones con Venezuela y Cuba, cayendo en el mismo maniqueísmo que explota la derecha y sus socios para estigamtizar al PC. En la dédiabolisation, el autor dice que Lavin lleva la delantera, aún cuando esta campaña es su 3era aventura presidencial, cosa que no se refleja en las encuestas algo mas serias como Activa. Sin embargo, el autor no dice como Lavin cargará con la mochila de piñera (4%). Esta parte del analisis « electoral » evacua completamente los desaciertos del regimen (violaciones DDHH, miseria, represión, pésimo manejo del Covid, etc). También el analisis evacua la lucha ideologica que se dá en el campo politico (neoliberalismo versus antineoliberalismo) que define de otro modo la correlacion de fuerzas. Ahi el PC, está en mayor sintonía con lo que estallido social reclama : mas jsuticia social, fin a los abusos y privilegios de los tenantes del modelo. Ademas, el autor hace analogías entre la UDI y el PC (il faut le faire!) sin tener en cuenta que la acción política y de alianzas del PC son antetodo antineoliberal, la cuál encaja perfectamente con los motivos y demandas que tuvo el movimiento popular en el estallido social. No así la UDI, que es el reflejo fiel del fracaso de Piñera, pero también de los partidos de la concertación que han defendido el módelo heredado de la dictadura. En conclusión, el caracter competitivo de Lavin es mas que nada una vision antojadiza y superlativa del autor que se ampara en conceptos no definidos como el de « identidad negativa », « competitividad », o « dédiabolisation ». Demás está en remarcar que el analisis del autor carece de una metodología clara para objetivar el « enjeu » en cuestión del punto de vista epistémologico (vigilancia) y de sus « disposiciones » que afloran en sus analisis.

  5. Presidente jadue on

    JAJAJAJAJAA LA CAMPAÑA DEL TERROR, JAJAJJAA MONO GAMBA, YA DAS PENA.

    SI ESTA CAMPAÑA DEL TERROR ES ASI DE AWEONADA Y GRANDE HASTA EL PUNTO DE COMPRAR HASTA LOS PASQUINES MAS RASCAS, ES PORQUE REALMENTE SABEN QUE JADUE TIENE TODAS LAS DE GANAR.

    JADUE PRESIDENTE DE CHILE.

    • Diego Valenzuela on

      Los chilenos somos capitalistas, nos gusta la plata, comprar mierdas y por ende NO va a ganar Jadue
      saludos

      • jadue presidente on

        la revolucion cultural capitalista que hizo pinochet, donde lo unico que importa es tener plata, comprar weas y no tener identidad nacional es lo q tanto defienden pinochetistas, pronazis, prosionistas y la concertacion-dc
        ahora gamba se suma
        wena

          • facho reculiao aweonao ignorante on

            chile líder en desarrollo y creación en tecnología de punta. Exporta computadores, automóviles, celulares.
            chile es sede de las grandes transnacionales
            chile potencia industrial, científica y militar porque es capitalista

  6. Y dale con perder la dignidad apoyando a la traidora Yasnacona Probosta

    Más simple macaco: hay menos distancia entre KKKast a Probosta, que de Probosta a Jadue

    Han Solo te estás quedando, pero es tarde, ya eres el bufón de la política nacional => tinyurl.com/mono-yasna

    • sudamerican rocker on

      Oye Gamba, ya eres famoso, ya te agarró pal webeo Mala Imagen. Para la otra te imita Kramer. Para de cagar fuera del tiesto un rato.

  7. Estaba muy contento de ser parte lectora de GAMBA, pero desde hoy día CHAO GAMBA, no soy comunista pero ya empezó la campaña sucia. Promover a Yasna Provoste es volver al tiempo de la elites, la cocina, los hijos de, los primos de, etc.
    CHAO GAMBA

  8. Alvaro Becerra on

    Mono ,cada día más vendido a la Concertraición ,no soy comunista soy viejo independiente de izquierda y he visto todas las jugadas sucias de la DC y concertacionistas voté en el pasado por ellos (mal menor) . Ahora vamos con Jadue , algo duro , pero clarito, franco y de cara al pueblo , a los explotados y cansados de ver arreglines . Nunca más la derecha ni la Concerta .!!!! Ojo, aquí no hay letra chica.

  9. GERARDO BAS on

    a loh logoh logoh poh logoh soy akratah okupah tiejoohh palh jalehh y el tokornal y el périhgoh logohh pajahh eh perigoh la metanfetaminah logoh pa pegahmeh unoh sakeh queah entero detonaoh pah ir a la plajah dijjnihahh con loh compah eh pienjja penjjah quemah el metroh a lo logoh logoOoOhHhHh

Dejan tu comentario