Excelencia: Piñera financió campañas políticas a través de sociedad que estaba en fideicomiso ciego

7

piñera ctm 4

 

 

 

A su participación en los Casos Penta, SQM y Cascadas, que triangulaba plata con CHV, que emitió millonarias facturas sin respaldo en periodo electoral y que más encima tenía hasta a sus hijos boleteando para SQM, una investigación de Ciper descubrió que más encima, financió campañas políticas antes y durante su presidencia, utilizando incluso una sociedad supuestamente entregada a fideicomiso ciego. Parte de la investigación señala:

 

 

Tanto en privado como en público, una frustrada Matthei dejaba ver su angustia por la falta de fondos para hacer campaña. Las cifras oficiales del Servel le dan la razón en que Bachelet gastó mucho más en su campaña presidencial: $5.300 millones versus $3.400 millones de Matthei. Pero no así respecto de los montos de los aportes reservados que recibió cada una: $1.400 millones para Bachelet y $2.300 millones para Matthei.

 

Matthei se sentía en desventaja. Sus pedidos de auxilio llegaron a lo más alto: al Presidente de la República. “Hablé con Piñera varias veces, unas cuatro o cinco”, le explicó la ex candidata al autor de esta investigación. “No le pedí directamente que me donara ni le pedí un monto específico. Sí le dije que estábamos súper complicados y que no había plata para nada. Hubo un momento en que ya no se podía seguir con la campaña”. Y Sebastián Piñera actuó. Según información recabada para esta investigación, el aporte se concretó por la vía legal de los aportes reservados canalizados por el Servel. Inversiones Santa Cecilia, la sociedad que es uno de los vehículos de inversión preferidos de Piñera, fue la elegida para materializar la donación del Presidente a la candidata.  -No sabía que la donación se había concretado. Tampoco sé si fue poco o mucho. Pero me alegro de que me haya donado -dice hoy Evelyn Matthei.

 

Durante esa campaña parlamentaria y presidencial cuesta arriba para la derecha, Inversiones Santa Cecilia se convirtió en una caja chica para ayudar a candidatos en problemas. No era la primera vez. Según el listado de empresas que pidieron franquicias tributarias por donaciones políticas, obtenido para esta investigación mediante una solicitud por Ley de Transparencia, Santa Cecilia hizo aportes secretos en 2008 y 2012 (elecciones municipales), 2011 (año no electoral), y 2013 (parlamentarias y presidenciales). En los tres últimos casos, se trata del período en que Sebastián Piñera ejercía la Presidencia de la República, e Inversiones Santa Cecilia estaba bajo la administración de un fideicomiso ciego.

 

Distintas fuentes de la Alianza confirman que en las campañas de 2012 y 2013 era una práctica habitual pedir financiamiento al Presidente de la República, y que esas solicitudes se canalizaban a través de sus colaboradores más cercanos, especialmente los ministros del Interior, Andrés Chadwick (además, primo hermano de Piñera), y el secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, militantes ambos de la UDI.

 

De esta información surgen varias dudas, más allá de que el aporte sea legal: ¿qué candidatos y partidos fueron beneficiados por los aportes de Piñera? ¿Corresponde que un Presidente de la República financie ciertas campañas electorales bajo secreto, sin transparentarlo a la ciudadanía, y que se beneficie de una franquicia tributaria por ese dinero? Consultados para esta investigación, desde el entorno del ex presidente se excusaron de entregar detalles, aduciendo que tienen el deber legal de resguardar la reserva de los aportes vía Servel.

 

Además de Bancard y Santa Cecilia, Sebastián Piñera usó una tercera vía para financiar la política: Chilevisión. El canal de televisión fue comprado por Piñera a Claxson Interactive Group, a través de Bancard, en abril de 2005. Lo mantuvo hasta agosto de 2010, cuando ya siendo Presidente, lo vendió al grupo estadounidense Turner Broadcasting System. Chilevisión no entregó aportes reservados a campañas ni con Claxson ni con Turner, pero sí lo hizo durante el período en que Piñera fue propietario, específicamente en 2008 y en 2009. En este último año, el propio Piñera fue candidato presidencial, en la campaña que lo llevó a La Moneda.

 

Los aportes de Chilevisión son un hecho inédito. En el listado de más de mil empresas no aparece ningún otro medio de comunicación entregando donaciones políticas. ¿Quién decidió que un canal de televisión, obligado por la ley del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) a respetar el principio del pluralismo, debía involucrarse en la entrega de dinero a ciertos políticos?  El aporte a la política de Chilevisión abre otra interrogante: ¿Entregó Piñera aportes a su propia campaña presidencial, aprovechando la franquicia tributaria en 2009?

 

 

 

 

POCAS COSAS REFLEJAN MEJOR LA MISERIA DE NUESTRO PAÍS QUE ESTE DELINCUENTE HAYA SIDO PRESIDENTE

 

 

 

 

 

 

Compartir.

7 comentarios

Responder a GUACHO DEFORME UPELIENTO Cancelar Respuesta