La ONU también pidió aumentarle los impuestos a los más ricos: “Necesitamos un nuevo contrato social para un desarrollo sostenible”

1

 

No hace falta ser un experto para darse cuenta que no existe democracia en el mundo que pueda sobrevivir si un puñado de ricos acumula fortunas obscenas mientras la gran mayoría apenas tiene para comer. En Chile por ejemplo, mientras los grandes empresarios aumentaron sus fortunas en un 73% durante la pandemia, 2,3 millones de personas de Clase Media pasaron a ser pobres, lo que es simplemente insostenible y urge tomar medidas al respecto. Una nota de CNN Chile detalla:

 

El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió a los gobiernos que establezcan un impuesto para los ricos que se han beneficiado económicamente durante la pandemia con el fin de reducir las desigualdades. Esto luego de que Forbes diera a conocer la lista de millonarios aumentaron su fortuna. “Los últimos informes indican que ha habido un aumento de US$5 billones en la riqueza de los más ricos del mundo en el pasado año”, señaló Guterres en un discurso durante la apertura de un foro sobre financiación del desarrollo.

 

Guterres también reiteró la importancia de que haya más medidas para dar respuesta a las crisis de deuda, ofreciendo a los países que lo necesitan suspensiones, alivio o liquidez. En ese sentido, dio la bienvenida al apoyo del G20 a extender hasta el final de este año la moratoria de los pagos de la deuda para los países más pobres del mundo, pero urgió a ampliarla a 2022. Además, volvió a pedir que ese tipo de medidas se amplíen a los países de ingresos medios, una reclamación que Naciones Unidas hace desde hace meses. Según el jefe de la ONU, es necesario también ir más allá de estas acciones de alivio inmediato y reformar toda la arquitectura de deuda internacional para acabar con “los mortales ciclos” de deuda, crisis y “décadas perdidas”.

 

“Incluso en 2019, antes de la pandemia, 25 países gastaban más en pagos de deuda que en educación, sanidad y protección social juntas”, subrayó, asegurando que ahora hay muchos gobiernos que se enfrentan a la “decisión imposible” entre cumplir con esos compromisos y salvar vidas. Ante la crisis generada por el COVID-19, Guterres insistió en la importancia de una mayor solidaridad entre países y de “invertir en las personas”. “Necesitamos un nuevo contrato social, basado en la solidaridad, e inversiones en educación, trabajos decentes y verdes, protección social y sistemas sanitarios. Esta es la base para un desarrollo sostenible e inclusivo”




SIGAN NUESTRO NUEVO FACEBOOK

Compartir.

1 comentario

Dejan tu comentario