Durante la Dictadura Cívico-Militar se robaron 725 empresas del Estado

4

jaime guzman pinochet

 

A propósito del debate generado por el precandidato presidencial del Frente Amplio, Alberto Mayol, quién el día de ayer habló de expropiar empresas claves robadas al Estado durante la Dictadura Cívico-Militar, recordaremos que después del Golpe de Estado, la burguesía chilena se apropió de 725 empresas. Un artículo de Radio U de Chile detalla:

 

En los últimos años de la dictadura chilena, decenas de las empresas públicas más significativas en el desarrollo nacional de la segunda mitad del siglo XX fueron traspasadas a grupos privados, en un proceso caracterizado por su ambigüedad. Como detalla María Olivia Mönckeberg, Premio Nacional de Periodismo y directora del Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, en su libro “El saqueo de los grupos económicos al Estado de Chile”, entre 1985 y 1990 fueron privatizadas entre otras la Empresa Nacional de Electricidad (Endesa), la Compañía de Acero del Pacífico (CAP), la Industria Azucarera Nacional (Iansa), la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), la Línea Aérea Nacional (Lan Chile), Laboratorios Chile y la Sociedad Química y Minera de Chile (Soquimich), que quedó en manos de Julio Ponce Lerou, ex yerno del propio dictador.

 

“Detrás de cada una de ellas y de las otras privatizaciones y normalizaciones de entonces existe una historia que se tejió a espaldas de la ciudadanía, que no estaba informada sobre lo que estaba ocurriendo”, denuncia la periodista sobre lo que califica como un proceso caracterizado por la falta de transparencia y señales equívocas. El año 2004, una comisión parlamentaria presidida por el entonces diputado socialista Carlos Montes investigó el tema de las privatizaciones entre los años 1973 y 1990, y concluyó que 725 empresas que estaban en manos del Estado fueron vendidas a grupos económicos que surgieron y se consolidaron durante la dictadura.

 

Sin embargo, según el economista Andrés Solimano, “no ha habido una investigación que haya conducido a nada: a quiénes se le entregaron las empresas, si hubo concursos públicos, si se conocen bien los precios de venta, por qué algunos fueron adjudicados a propiedades del Estado y a otros no, todos esos temas que son muy fundamentales en la discusión del derecho de propiedad hoy día están bajo la alfombra”.  Para el doctor en Economía del MIT, durante los últimos años de la dictadura de Augusto Pinochet “sabían que se iban a ir y empezaron a repartirse las empresas del Estado entre los amigos del régimen”. A su juicio, gran parte de la concentración de poder económico actual es consecuencia de esas privatizaciones.

 

“Esta es una realidad que hay que observar con detención, sobre todo ahora que está toda la discusión sobre el derecho de propiedad que se toma como un derecho sagrado. Yo creo que está bien el derecho de propiedad de las casas y de los bienes de cada uno, pero cuando se le saca la propiedad al Estado, se despoja al Estado de sus activos para privatizarlos y transformarlos en particulares y después eso se transforma en sacrosanto, esa es una cosa muy distinta”, señala.

 

Andrés Solimano critica además que el derecho a la propiedad se ponga muchas veces por sobre otros derechos fundamentales, pese a que no existe claridad sobre cómo esas propiedades fueron adquiridas: “se dice ‘el derecho a la propiedad es sagrado’. Perfecto, pero cuénteme, ¿cómo obtuvo el derecho a propiedad su empresa? Entiendo que era una empresa del Estado, de todos los chilenos, que se privatizó y usted la compró. ¿Por qué la compró usted y no su vecino? ¿Qué precio pagó? ¿Por qué usted pudo adquirir esa propiedad y otro no? Esas son preguntas centrales”.

 

En Chile unos pocos se robaron el país completo y ahora nos dicen que no se puede expropiar… Recuperar lo que nos robaron en Dictadura es prioridad absoluta si nos queremos jactar de que estamos en Democracia




Compartir.

4 comentarios

  1. Una sola cosa esta clara, durante los 17 años de la Dictadura mas brutal de nuestra Historia, este pais paso a manos de unos pocos huevones salteadores vivarachos, que crearon Leyes aprobadas solo por ellos, para que los que quisieran, podrian ser dueños del agua, de la energia, de los mares, de las minas y de todo el pais. Desaparecieron la Educacion, destrozada minuciosamente para que solamente los hijos de los ricos siguieran siendo los capaces de estudiar, Inventaron su sistema de salud que tambien solo podia y puede ser usada por ellos, metieron el famoso sistema de Privatizacion a todo lo que se movia, el FF CC del Estado, desaparecio y con eso la congestion de vehiculos en las carreteras se multiplico exponelcialmente ya que un convoy puede mover hasta 50 carros en una carretera de 2 o 3 metros de ancho y un largo de kilometros que si sacan la cuenta pueden mover mucha mas carga que 20 0 30 camiones en una carretera. Por algo en Europa, USA Inglaterra, aun continuan con este noble transporte y hay una lista mas grande de la embarrada que dejaron para la mayoria en beneficio de la minoria y TODA su descendencia y un parrafo aparte es lo que hicieron y siguen haciendo con las minas de nuestro Norte, que mejor hubiera quedado en poder de los bolivianos, por lo mal mirado que sigue siendo a tal extremo que los “Huev…” no pueden tener la cabeza de la Gerencia en nuestras Regiones, sino TODO debe quedar en Santiago y tienen trabajando a cientos de huevones que no son necesarios, pero en Regiones…..Nada, al reves de lo que eran los gringos, que vivian en las faenas donde trabajaban y no a 1.500 kilometros, son TODOS unos ambiciosos podridos y sin patria.

    • clap clap clap

      excelentes palabras loco, te aplaudo.

      Tal como dices es lo que fue, que otros se hagan los sacoweas y no lo vean ese ya es otro problema y se llama sacoweismo.

      Saludos

  2. SE VIENE FACHISTÁN on

    Y aún así, existen weones que defienden a estos “valientes” soldados, que sólo llegaron al poder para saquear al ESTADO, imponiendo un modelo brutal y quitando derechos básicos tales como: salud, vivienda, educación, privatizando los recursos naturales como el agua, la minería, los bosques, sólo para beneficiar a los grupos económicos.
    P.D Si el sistema de AFP era tan fantástico, según sus creadores, ¿por qué las FF.AA (parásitos del ESTADO), no están adscritos a éste ?

Dejan tu comentario